20.4 C
Rawson
InicioSociedadEl Córdoba Futsal, mejor que nunca: invicto y en su mejor arranque...

El Córdoba Futsal, mejor que nunca: invicto y en su mejor arranque histórico

Al Córdoba Futsal le están saliendo los planes. El curso 23-24, el quinto consecutivo en Primera División, se planteaba como un examen de alto calado para la entidad que preside José García Román. En el décimo aniversario de su fundación, el club tenía una lista de tareas prioritarias en su agenda con subrayado en tres asuntos cruciales. A saber: mantener la plaza en la élite sin quebrar económicamente, relanzar el proyecto deportivo después de una temporada frustrante y recuperar la alianza con la afición de Vista Alegre. Y, hasta el momento, progresa adecuadamente en todos esos aspectos.

El Córdoba Futsal – Alzira de Primera División, en imágenes FRANCISCO GONZÁLEZ

«Cuando el equipo y la afición van de la mano, somos mucho mejores», expresó un emocionado Josan González tras la victoria rotunda ante el Alzira (4-1), con casi dos mil almas en las gradas en un horario -la sobremesa del domingo- que se prestaba a buenos augurios. La presencia de la hinchada y, principalmente, su actitud volcada en los momentos clave resultó fundamental para que el Córdoba resolviera el duelo con la primera victoria casera, que es la segunda de la temporada -venció en Noia- y que, añadida al empate en la jornada inaugural ante el Viña Albali Valdepeñas, deja un registro excelente: tres jornadas invicto y siete puntos recabados. Su mejor inicio histórico en cinco temporadas en Primera División.

Cohesión y carácter en el grupo

El Córdoba Futsal está prolongando en la Liga las impresiones que dejó durante los ensayos de pretemporada. En el verano coleccionó victorias -muchas de ellas en los instantes finales- en las que se pudo atisbar el carácter competitivo de un grupo reformado a fondo, con muchos jugadores extranjeros y un puñado de supervivientes de la decepción pasada con deseos indisimulados de reivindicación.

En la Liga, los blanquiverdes se han revelado como una formación cohesionada, de firmes convicciones y con una idea clara sobre el valor de la colectividad. No tiene estrellas -no al menos con el sesgo de divismo que suele acompañarlas-, pero sí un puñado de profesionales que ennoblecen el oficio. Y eso, en Córdoba, suele enganchar emocionalmente a la grada.

El Córdoba Futsal – Alzira de Primera División, en imágenes FRANCISCO GONZÁLEZ

«Cuando nos tocó sufrir, la gente estuvo con nosotros», resaltó Josan González, que valoró a todo el grupo -«todos suman: los que juegan y los que no»- y reiteró el objetivo escalonado del club. «Lo único que prometimos es esfuerzo y eso seguro que no va a faltar en toda la temporada», subrayó. El equipo está invicto, tercero en la clasificación empatado a puntos con el Barça, y con solo dos por delante: el Mallorca Palma Futsal y ElPozo Murcia. Al cuadro charcutero lo visitará el próximo viernes a las 19.30 en la cuarta jornada.

Zequi y Víctor, en el foco

Dos jugadores brillaron de modo singular en el partido ante el Alzira, que los anfitriones resolvieron con un marcador amplio pero gestionando bien algunos minutos de tensión en el tramo final. El gaditano Zequi, que marcó tres goles, fue imparable para el cuadro levantino. Con sus tres dianas, el jugador con más tiempo de permanencia en la entidad -fue uno de los primeros fichajes para la 19-20, justo tras el ascenso- se encarama al ranking de anotadores de la máxima categoría, que lidera el iraní Tayeb (Palma Futsal), con cuatro.

El Córdoba Futsal – Alzira de Primera División, en imágenes FRANCISCO GONZÁLEZ

Uno de los jugadores con más impacto en el último partido fue el guardameta Víctor Areales, que se proyectado desde el filial y se ha convertido en una pieza de relevancia para Josan. «Estuvo sobresaliente, tanto con los pies como bajo palos», dijo sobre él Josan González. El meta cordobés, que se alternó en su puesto con el veterano internacional Fabio Alvira, sorprendió con sus subidas al ataque y sus disparos a puerta contraria. Para Josan, su presencia es importante porque, más allá de su aportación en la cancha, mantienen «el ADN del club» y estimulan a los jugadores que llegan de la cantera. Ahí, en las bases, está la semilla de su porvenir.

Más noticias
Noticias Relacionadas