sábado, 20 julio, 2024
10.6 C
Rawson
InicioSociedadNi las iglesias se salvan de los ladrones: tres robos, incluido el...

Ni las iglesias se salvan de los ladrones: tres robos, incluido el de la campana del padre Oberlin

Tres iglesias católicas sufrieron robos y actos de vandalismo en los últimos días en la ciudad de Córdoba.

Rossi sobre la Iglesia en un rol opositor a Milei: “hay veces que confunden a propósito”

Campana

Ladrones robaron el fin de semana largo pasado la campana de la parroquia Crucifixión del Señor de barrio Müller, donde cumple su tarea pastoral el sacerdote Mariano Oberlin.

“Muchas veces nos han robado cosas. A veces se me meten al patio, sacan lo que encuentran a mano. Pero nunca nos imaginamos que pudieran robar la campana. Lo más triste es que esto ha sido entre el sábado a la noche y el domingo a la mañana. Más o menos sabemos quién ha sido. Gente conocida me ha dicho que lo han visto con plata al chango que sabemos que lo ha robado”, contó días atrás el cura.

Insólito robo en Córdoba: se llevaron la campana de la iglesia del padre Mariano Oberlin

“A mí me preocupa lo que está pasando en el barrio, me preocupa lo que pasa con los chicos, en la mayoría de los casos roban para consumir”, agregó en declaraciones a El Doce.

“Pero más me preocupa que hayan cuatro o cinco chatarreros que compran a las cuatro de la mañana y no se los puede identificar, no se puede hacer nada con eso”, sostuvo Oberlin.

Parroquia San Juan Bautista

Otro de los episodios delictivos ocurrió en la madrugada del sábado 8 de junio en la parroquia San Juan Bautista de barrio Los Plátanos, en la zona oeste de la capital cordobesa.

Héctor Sayago, colaborador del templo, dijo que los ladrones destruyeron el baño ubicado en el sector del atrio de la parroquia.

Llevaron el inodoro, los pies de las piletas y una puerta. Lo que no pudieron llevar lo rompieron”, precisó a Canal 10.

Otro robo

Esta mañana se conoció que una situación similar se viene registrando en la capilla Nuestra Señora del Rosario del Milagro, ubicada en avenida Malvinas kilómetro 6 y medio.

”Hace más de un año que nos vienen robando, robando y rompiendo todo acá. Atamos las ventanas porque las rompieron y no pudimos comprar nuevas”, contó una de las integrantes de la comunidad.

“Están todas atadas (con cadenas) y la última que hará como 20 días quisieron entrar, tuvimos que sacarla y taparla”, añadió en declaraciones a El Doce.

Además indicó que “el portón tiene rejas, tiene dos candados, tiene llave y tiene una traba también”, y que “lo han querido aflojar pero no han podido”.

En este templo también “se robaron el tanque de agua”. “Con la presión que hay fuerte del agua se rompieron las cañerías de los baños”, concluyó la feligresa.

Más noticias
Noticias Relacionadas