10.7 C
Rawson
InicioSociedadEsteban Meloni: Tenemos que defender la cultura

Esteban Meloni: Tenemos que defender la cultura

No es casualidad que en esta entrevista recuerde con cariño a Hugo Arana y a María Onetto. Hay actores que son queridos no solo por el público sino también por sus pares y Esteban Meloni, como Hugo o María, es uno de ellos. Pertenece a ese invalorable grupo alejado del divismo, estudioso  versátil, conocedor y generoso con la pasión.

Pocos actores de su generación pueden decir que hicieron clásicos como “Agosto”, “Todos eran mis hijos”, “Recordando con Ira”, “Otelo”, “El jardín de los cerezos”, o “La gata sobre el tejado de Zinc Caliente”. Tampoco hay tantos que hayan compartido proyectos con Helena Tritek, Claudio Tolcachir, Daniel Veronese, Norma Aleandro y ahora Luis Brandoni, quien lo dirige en la nueva puesta de un clásico contemporáneo como “Made in Lanús” de Nelly Fernández Tiscornia. Allí comparte elenco con un dream team del que forman parte Alberto Ajaka, Cecilia Dopazo y Malena Solda.

Tuvo personajes memorables en novelas que fueron sucesos como “Vidas robadas” y también en películas como “La chancha”, así llegó a estar en la mira de una industria a la que cuesta entusiasmarse con los actores de oficio. Pero Meloni no para, por estos días también está dirigiendo “Femme Bot” en la encantadora la Sala Polonia. Ese teatro de 35 butacas con un barcito donde se reúne la nueva bohemia del off, fue el lugar elegido para  festejar su cumpleaños. Toda una declaración de principios.

Noticias: “Made in Lanús” transcurre en 1985, pero el tema de los que se van, los que se quedan y los que fantasean con otra vida en un lugar distinto está más vigente que nunca. ¿Ese fue uno de los motivos para participar de esta puesta?

Esteban Meloni: Sí, por supuesto. Es un tema que está más vigente que nunca en nuestro país y además en lo personal porque yo vengo de vivir dos años en España. Hice “Express”, una serie que se alargó más de lo que pensaba. Fui a filmar una sola temporada durante la pandemia, cuando acá estaba todo cerrado, por lo cual ese trabajo fue una especie de milagro salvador. Al final me terminé quedando todo el 2021 y 2022, después volví a España en 2023 para cumplir con otros compromisos, hacer teatro… yo siempre iba y venía, pero nunca había estado dos años afuera. Así que cuando me llamaron para hacer esta obra, de la que había visto la película, automáticamente dije: “¡Qué buena idea!”. Además texto de una autora argentina como Nelly Fernández Tiscornia, en calle Corrientes y en este momento tan particular, es como una carta de amor a la Argentina.

Noticias: ¿A nivel personal cómo vivió esos dos años en España? Hoy muchos actores sueñan con una carrera internacional, pero también implica poner en pausa el trabajo a nivel local

Meloni: Realmente lo agradezco, me pareció algo inesperado que me salvó de la situación que pasábamos, porque aquí no se activaban los trabajos audiovisuales ni teatrales, pero también fue muy duro. A veces nos parece muy lejano todo lo que pasamos, pero teníamos que hisoparnos todo el tiempo con terror al contagio en cualquier rodaje porque todavía no había vacunas, era muy raro laburar de esa manera. Yo tenía mucha ilusión de hacer mi primera serie en Europa, pero el tema era que nadie podía viajar, era imposible que mi familia fuera a visitarme ni yo podía volver. Mis padres son grandes y fue bastante traumático, sumado a la distancia y a extrañar. Pero terminó siendo una feliz experiencia una vez que pasaron esos primeros tiempos porque hice teatro, televisión y coseché muchos amigos. 

Noticias: ¿Y en España se cruzó con Claudio Tolcachir que lo dirigió en “Agosto” junto a Norma Aleandro y Mercedes Morán? Cambió mucho la oferta del teatro comercial, hoy sería casi impensada esa puesta.

Meloni: Sí, también compartimos “Todos eran mis hijos”. Es verdad que hoy la apuesta del teatro comercial en general pasa por otro lado. Con Claudio nos vimos mucho en Madrid porque él ahora vive allá. Fui al teatro Infanta Isabel donde estaba haciendo “Rabia” de Sergio Bizzio, que va a tener algunas funciones acá en Timbre 4. Es un monólogo, él está dos horas solo en el escenario y es espectacular lo que hace, “Tolca” es un actor muy valiente.

Noticias: Hablando de actores y directores emblemáticos, ahora lo dirige Beto Brandoni como también lo han hecho Daniel Veronese, Javier Daulte y Helena Titrek. ¿Hay un peso extra a la hora de actuar para esos monstruos sagrados ?

Meloni: El caso de Helena Tritek es especial porque es mi maestra, mi mentora y mi amiga, pero ser dirigido por todas las personas que nombraste es un privilegio. También tuve el honor y la suerte de trabajar con gente como Hugo Arana, Norma Aleandro, Lito Cruz, Ana María Picchio, Federico Luppi y ahora con Beto. La verdad que compartir profesionalmente con todas esas personas que admiré siempre y que de golpe sean tus compañeros es algo bastante increíble. En general siempre tuve experiencias muy positivas, de familia incluso. Con Hugo Arana compartimos una gira preciosa por todo el país, era como un padre, como un hermano. Pudimos construir vínculos fraternales con gente que había admirado y admiraré siempre. La profesión tiene eso, si sos perseverante y trabajás, en algún momento empezás a laburar con tus ídolos. 

Noticias: Cuando uno entrevista a un actor y después lo ve en una ficción hay una sensación es medio rara porque ya hubo un trato personal. ¿Sucede algo extraño cuando hay que subirse al escenario con un ídolo ?

Meloni: Es muy loco. Me sigo acordando de personas que son referentes para mí como Cristina Banegas. No sé, por un lado es como: ¡Guau, qué fuerte!, pero después es todo tan normal. Porque somos gente común con vidas como las de cualquiera aunque tengamos un trabajo poco habitual. El teatro tiene esa cosa cotidiana porque te ves todos los días, es como una familia con la que te encontrás un rato antes de la función o te vas de gira y empezás a compartir cosas de todos los días, como que alguien se sienta mal, esté cabreado o te haga un té cuando lo necesitás. Todo eso se va transformando en un vínculo y particularmente en mi caso he tenido experiencias muy lindas porque todos estamos compartiendo el trabajo. Al final del día somos gente de teatro y realmente aprendí muchísimo de cada uno de ellos.

Noticias: Usted tuvo un gran destaque como protagonista de “La chancha” junto al Puma Goity, la película de Franco Verdoia por la que ganó el premio Cóndor de Plata. ¿Qué significó ese personaje de un hombre adulto que se cruzaba en unas vacaciones familiares con el tipo que lo había abusado de chico?

Meloni: Esa película para mí es lo más importante que hice porque es un protagónico, pero sobre todo un recorrido del personaje, a ese hombre en poco tiempo le pasan cosas muy fuertes y trata un tema que a mí me tomó por completo por diversas cuestiones. Es una peli chiquita que se hizo con mucho esfuerzo y que después se volvió muy grande. A mí me convocaron  de España para hacer la serie “Express” gracias a que me vio su director de casting en “La chancha”, además de lo que pasó con el público, los premios y los festivales. No le podemos pedir más a la vida, a “La chancha” y a la profesión  (se ríe).

Noticias: En la película anterior de Verdoia, “La vida después”, trabajó con María Onetto, todavía parece mentira su muerte. ¿Cómo la recuerda?

Meloni: Sí, con María trabajamos varias veces, incluso íbamos a repetir en “Bodas de sangre” en el San Martín, pero yo al final no pude porque estaba en España. Hubiéramos hecho de madre e hijo, re loco porque nos llevábamos pocos años. Siempre me reía mucho con ella, tenía un humor muy particular y era una enorme actriz, fuera de serie. Hacía textos dificilísimos y en la mitad de esos dramas su humor siempre aparecía, nos tentábamos mucho laburando, había una gran complicidad. La voy a extrañar siempre, era una de las mejores, fue única, no hay nadie que se le parezca ni lo habrá jamás.

Noticias: Mientras estamos haciendo esta entrevista el futuro del INCAA ,y por lo tanto del cine nacional, es incierto. Lo mismo pasa con el Instituto Nacional de Teatro. ¿Qué opina al respecto?

Meloni: Mirá, el cine nacional viene castigado desde hace años y creo que ahora tenemos que estar muy atentos porque el peligro es inminente y mucho mayor. Yo tengo fe en este país, en la comunidad audiovisual y en la cultura. Pero no en la cultura como un concepto lejano sino en la gente que hace cultura, en los trabajadores del cine, del teatro y de la televisión. Creo que somos tantos y tan potentes que tengo la esperanza de resistir, pelear y lograr que las cosas no terminen siendo tan terribles como pintan. No nos queda otra que pensar que eso es posible, hay que  evitar relajarnos ni por un segundo. Necesitamos estar firmes para que no toquen lo nuestro, que es de todos. Es defender la identidad, la única forma de vernos y preguntarnos quiénes somos, entretenernos con nuestro humor, con nuestra idiosincrasia, eso nunca te lo va a dar una obra o una película de afuera. Necesitamos contar historias propias, reflexionar sobre el pasado y sobre el futuro, no podemos permitir que avancen contra eso.

También te puede interesar

Galería de imágenes

. | Foto:José Tolomei

En esta Nota

Más noticias
Noticias Relacionadas