7.1 C
Rawson
InicioEconomíaQué es el crawling peg y cómo funciona

Qué es el crawling peg y cómo funciona

En diciembre, el ministro de Economía Luis Caputo anunció una devaluación del dólar oficial, el cual tenía una brecha superior al 100% con respecto a los tipos de cambios libre, llevando el valor de la divisa a $800. Asimismo, el BCRA anunció, en ese entonces, que de ahí en adelante el tipo de cambio se ajustaría mediante un crawling peg del 2% mensual, generando dudas sobre el funcionamiento de este sistema, por lo que desde iProfesional respondemos a ese interrogante.

¿Qué es el crawling peg?

El crawling peg (en español, «anclaje móvil») es un sistema utilizado por los bancos centrales para gestionar de manera ordenada la tasa de cambio de una moneda en relación con otras.

Este mecanismo difiere de los sistemas cambiaros de tipo de cambio fijo, como fue en su momento la convertibilidad, pero es mucho más gradual que el tipo de cambio «flotante» donde el valor se mueve en función de los movimientos del mercado o entre «bandas cambiarias«.

De esta forma, el ajuste gradual se realiza de forma automática o periódica, según criterios definidos, proporcionándole cierta flexibilidad al sistema. En el caso del esquema planteado por Luis Caputo, el dólar se actualiza todos los meses en un 2%.

En otras palabras, este concepto parte de la necesidad de equilibrar el valor de una moneda extranjera, permitiendo cierta flexibilidad para hacer ajustes. De esta forma, se evitan cambios o fluctuaciones bruscas.

a

El crawling peg «gradúa» el tipo de cambio

¿Cómo funciona el crawling peg?

Como mencionamos anteriormente, en términos generales, el funcionamiento del crawling peg implica establecer una tasa de cambio oficial con respecto a una moneda de referencia, siendo en el caso de Argentina el dólar.

Esta tasa de cambio inicial se suele mantener relativamente fija durante un período de tiempo determinado, la cual puede establecerse en días, semanas o meses, dependiendo de la política monetaria del país y las condiciones del mercado.

Sin embargo, a diferencia de un tipo de cambio fijo estático, el crawling peg permite realizar ajustes periódicos en la tasa de cambio oficial. Estos ajustes se realizan de manera gradual y predecible, según un conjunto de criterios establecidos por la autoridad monetaria del país. Por ejemplo, el ajuste puede basarse en la inflación acumulada, el crecimiento económico, las reservas internacionales, o una combinación de estos y otros factores relevantes.

Ventajas del crawling peg

Una de las ventajas principales de este método es la mayor estabilidad en la tasa de cambio en comparación con un tipo de cambio flotante puro. De esta forma, los inversores y ciudadanos pueden prever el valor de la divisa a lo largo del tiempo, reduciendo o eliminando la incertidumbre.

El crawling peg genera mayor

El crawling peg genera mayor «previsibilidad»

Asimismo, el crawling peg les permite a los bancos centrales ajustar la tasa de cambio gradualmente en respuesta a cambios económicos tanto internos como externos.

Desventajas del crawling peg

A pesar de ser un método con varias ventajas, también presenta algunos inconvenientes. Por ejemplo, la efectividad del sistema depende en gran medida de la capacidad de las autoridades monetarias para identificar y anticipar los factores que influyen en la tasa de cambio.

Además, si los ajustes en la tasa de cambio oficial no se hicieron de forma correcta, el sistema puede volverse menos efectivo, perdiendo credibilidad ante los participantes del mercado. En esta línea, también puede enfrentar presiones externas, como movimientos especulativos o cambios repentinos en los flujos de capital, dificultando la implementación de la política monetaria.

En esos casos, las autoridades monetarias suelen tener que modificar el esquema e intervenir de forma activa en el mercado cambiario para conservar o recuperar la estabilidad y prevenir una crisis financiera.

¿Qué países aplicaron el crawling peg?

Varios países utilizaron el crawling peg como parte de su política cambiaria en el pasado y la actualidad. Por ejemplo, China lo aplicó durante muchos años con respecto al dólar hasta el 2000 o el caso de Singapur el cual combinó este método con una banda de fluctuación en la década de los 80.

Otro de los casos fue el de Colombia, siendo uno de los primeros países latinoamericanos en adoptar este sistema, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL). En esta línea, fue incorporado en 1967 y utilizado por más de dos décadas, para ser abandonado en los años 90 de forma gradual.

En pocas palabras, el crawling peg es un «híbrido» entre los tipos de cambio fijos y los flotantes, proporcionando estabilidad y flexibilidad al mismo tiempo.

Se basa en ajustes graduales y periódicos en la tasa de cambio oficial, permitiéndole a los países adaptarse a las condiciones económicas y financieras internas y externas, generando mayor previsibilidad para los inversores.

Más noticias
Noticias Relacionadas