8.8 C
Rawson
InicioEconomíaDuro test para Caputo: la brecha del dólar deja al descubierto que...

Duro test para Caputo: la brecha del dólar deja al descubierto que falló el shock de confianza

El diferencial entre el dólar oficial y el CCL ya está en el 47%, y en ascenso. Los inversores no «llevan en andas» al ministro. Las claves del pesimismo

Por Claudio Zlotnik

09/01/2024 – 07:00hs

Duro test para Caputo: la brecha del dólar deja al descubierto que falló el shock de confianza

El ministro de Economía, Luis Caputo, sabe que el mercado financiero no le está respondiendo como él pensaba. Javier Milei quiso, entonces, regalarle un poco de «buena onda» diciendo que habría que «llevarlo en andas» al ministro, porque la inflación de diciembre se acercará al 30% y no al 45% que «veníamos».

«Un 30% es un numerazo, es un espanto, claro, pero veníamos para un 45%; si lo metemos en 30 es un logro fenomenal, abatimos un tercio en un mes. Si es del 30, tienen que sacarlo a pasear en andas a Caputo», exageró el Presidente.

La semana pasada, ambos habrían tenido el primer chispazo, tras el segundo fracaso de la licitación del Bopreal, el bono destinado a los importadores que reclaman al Estado una deuda en dólares que solamente durante 2023 se agrandó en unos u$s22.000 millones.

Dólar: crece la desconfianza

Lo concreto es que las cosas no están saliendo como prometía el ministro. En las últimas jornadas, sucedió lo peor que le podía pasar: se empezó a mover la brecha cambiaria. Demasiado pronto, según admiten en las propias filas libertarias.

Todas las alarmas empezaron a sonar porque, ahora, nadie sabe adónde frenar el dólar que arrancó hace menos de dos semanas.

El piso de la brecha fue justo antes de fin de año, cuando tocó el 9%. Ayer lunes ya alcanzó al 47%. Todo muy rápido. Y ahora quedó en el límite de lo que mencionaba Caputo antes de jurar como titular del Palacio de Hacienda: él consideraba exitoso un 50% de brecha.

Pese a que mantuvo la brecha

Pese a que llevó la brecha a un mínimo histórico, el mercado desconfía de Caputo y el precio del dólar parece salirse de control. 

«Son las inconsistencias», asegura el economista Amílcar Collante.

Brecha cambiaria: ¿hasta dónde puede llegar el salto del dólar?

En la óptica del mercado, a Caputo las cosas no le están saliendo bien.

Desde el comienzo, se notó que el ministro no obtenía un shock de confianza. Los precios de los bonos no subieron demasiado, a pesar del fuerte anuncio de recorte fiscal y de aplanamiento de la emisión monetaria.

Quedó claro que los operadores esperaban ver otra cosa: un verdadero plan anti inflacionario, que por ahora no se puso en marcha. Ni un plan de estabilización que incluyera una coordinación de algunas variables clave, como salarios y algunos precios básicos de la economía.

En el mercado tampoco existe la creencia de que Milei vaya a tener un «Plan B» en caso de que el actual experimento no funcione y la brecha se amplíe más. O el tipo de cambio oficial, que arrancó más arriba de lo pensado, termine rápidamente licuado por la realidad.

Puertas adentro, la inflación preocupa al gobierno de Milei

Y la realidad de la inflación está dejando en claro que la crisis está muy lejos de solucionarse. Contra los deseos de Caputo, de ver una desaceleración inflacionaria considerable que le permita hacer un puente cambiario hasta la llegada de la cosecha gruesa en abril o mayo, la dinámica de los precios viene por arriba de lo supuesto.

Un encontronazo con el Presidente

Un encontronazo con el Presidente y el fracaso de los bonos Bopreal pusieron en el centro de las críticas a Caputo.

La mayoría de los economistas de Juntos por el Cambio, y también el ex asesor de Milei, Carlos Rodriguez, se muestran muy críticos del «plan Milei-Caputo».

«Un 60% de brecha es un punto límite», dice Amílcar Collante. «Es un precio parecido al que hoy tiene el dólar tarjeta ($1.330). Si el dólar cruza ese límite, entonces estaremos ante un punto riesgoso», añade el economista platense, ante la consulta de iProfesional.

(Anti) shock de confianza: las claves

Hay varios puntos que le fueron agregando incertidumbre al mercado en las últimas dos semanas.

  • El fracaso del «Bopreal»: después de una primera licitación en falso, la segunda oportunidad selló la «mala onda» de los importadores con Caputo. El propio ministro había sugerido que ese título lo iba a ayudar a «secar» la plaza de pesos. No fue para nada así.
  • Bonos en baja: la suba del «riesgo país» (ayer en 2.049 puntos) es lo más transparente para ver la tirantez entre Caputo y el «mercado». Los precios de los papeles, lejos de mejorar, siguen en niveles de default.
  • El FMI no otorgará fondos frescos para abultar las reservas: Héctor Torres, exrepresentante argentino ante el directorio del organismo, dijo que seguramente el Fondo aprobará un «waiver» que le permitirá al Gobierno recibir unos u$s3.300 millones que estaban pendientes de noviembre. Pero no mucho más. De hecho, Economía acaba de tomar dólares del BCRA para contar con el dinero suficiente para pagar al organismo y a los inversores privados. No hay plata, parece ser la consigna que le dieron a Milei.
Más noticias

Perdonar no es olvidar

Noticias Relacionadas