10.7 C
Rawson
InicioEconomíaCaputo quiere lograr el mayor megacanje de la historia: qué busca y...

Caputo quiere lograr el mayor megacanje de la historia: qué busca y qué chances de éxito le da el mercado

El Gobierno estaría proponiendo un trueque de deuda en pesos a las entidades bancarias por un monto que sería de u$s71.000 millones, en términos del oficial, de vencimientos a producirse este año, a modo de lograr un despeje transitorio de pagos pendientes y lograr aniquilar el déficit financiero de la economía a la brevedad, según dio la primicia la agencia internacional de noticias Bloomberg.

Tras la reunión celebrada el jueves pasado entre el Ministro de Economía Luis Toto Caputo y el secretario de Hacienda Pablo Quirno con los representantes de entidades financieras domésticas y foráneas que operan en Argentina, trascendió que se presentó un nuevo plan financiero anclado en la emisión de bonos que se daría en el próximo mes en moneda doméstica que ajustan por CER, es decir siguiendo a la inflación, para plazos a 2025, 2026 y 2027.

¿Qué se persigue con este megacanje?

Una de las herencias más complicadas que recibió el nuevo gobierno es la de la deuda. La administración de Alberto Fernández aumentó las obligaciones públicas en más de u$s106.000 millones, convirtiéndose en la gestión que más se endeudó en la historia y acumuló un déficit récord.

Al respecto, Eugenio Marí, economista Jefe de la Fundación Libertad y Progreso señala a iProfesional un problema temporal sobre estas situaciones, que da a partir de que el actual gobierno ha prometido terminar con el déficit; algo que no ocurre de un día para el otro, pero que daría como resultado un Estado solvente. Pero, al mismo tiempo, comenta el especialista que las autoridades económicas se enfrentan a vencimientos casi inmediatos de deuda para los cuales no se tiene liquidez.

Caputo estaría preparando que se realice una estrategia del Gobierno para el corrimiento de vencimientos de deuda 

«En este contexto, si las medidas económicas pretenden ser lo suficientemente creíbles, se puede apuntar a refinanciar los vencimientos de deuda, aliviando las presiones de liquidez inmediatas y extendiendo el perfil de vencimientos a un horizonte de tiempo donde la consolidación de las cuentas fiscales ya esté en efecto», destaca.

En este mismo sentido, el asesor financiero Federico Domínguez comenta a este medio que la gestión de Caputo apunta a despejar los vencimientos de deuda en moneda local del 2024, y a alcanzar un posible acuerdo con FMI. Así, detalla, se cerraría el programa financiero para este año. «Además, es una situación que puede aprovechar el funcionario para valerse de vencimientos en dólares con bonistas privados a precios relativamente bajos», asevera.

Por otro lado, Domínguez indica que esta instrumentación financiera podría dar lugar a que se eviten mayores presiones sobre tipo de cambio, en un panorama de fuerte escalada de los paralelos hasta niveles récords superando ampliamente los $1.000, a medida que se relajan vencimientos de deuda.

¿Tendrá éxito el canje de deuda?

En este canje, el proceso se realizaría de forma voluntaria, por lo cual los banqueros deberán recibir el suficiente incentivo en materia de rendimientos para sentirse seducidos y aceptar, mostrando un guiño hacia el haz sacado debajo de la manga por el gobierno libertario.

Si el canje tiene éxito, entendidos afirman que sería la mayor refinanciación histórica que se haya llevado a cabo nuestro país. La consultora GMA Capital estima la deuda actualmente en 57,5 billones de pesos, es decir u$s71.000 millones al tipo de cambio oficial. Pero todo aún está atado a las condiciones que se establenzcan entre las partes, que podrían modificarse antes de lanzarse a la cancha estos instrumentos.

En concreto, sobre si podría resultar favorable una adhesión masiva al canje de deuda, Federico Domínguez señala a iProfesional que sería alta la probabilidad de ocurrencia, ya que los bancos y los institucionales le tienen pánico a la licuación, que se viene dando en el último tiempo luego de la baja de tasas y la elevada inflación en dólares.

Analistas se muestran optimistas con respecto al canje de deuda con los bancos por bonos CER

Además, apunta a que los rendimientos de los bonos ajustados por inflación, rinden tasas reales negativas como consecuencia de un sobreprecio tras la alta demanda para generar cobertura contra la escalada abrupta de precios que se viene en el primer trimestre.

Otra fuente de mercado, sostuvo a este medio que es una buena idea que la oferta se la hagan a los corporativos financieros antes que llegue el agua de esos vencimientos. «En el primer trimestre habría que realizar pagos por alrededor del 10% de las deudas para este año, de manera que es sabio avanzar lo más rápido posible, para captar mayor adhesión al canje«, sostiene.

Qué observarán los bancos antes de aceptar

Mientras la deuda en pesos en términos de dólar, a este tipo de cambio real, continúe sin modificaciones dentro del programa de estabilización que se realiza en el marco de la adminitración del presidente Javier Milei, estaría relativamente barata.

Al respecto, Alexis Annaratone trader de LDT Brokers menciona a iProfesional que se esperaría que en el panorama de un reacomodamiento macroeconómico, el peso gradualmente se vaya apreciando, situación que podría darse en los próximos 45 días hasta que ocurra otro salto cambiario para alinear nuevamente el valor del oficial con la disparada de precios.

«Entonces, la elección de bonos por parte de los titulares de bancos en este momento antes de salto, sería complicado debido a que la instancia óptima para llevarse a cabo sería seguramente hacia mayo o junio; pero claro, los vencimientos son inminentes y por eso se da tal apresuramiento por parte del Gobierno», finaliza.

Más noticias
Noticias Relacionadas