sábado, 20 julio, 2024
3.9 C
Rawson
InicioEspectáculosCómo es el cuadro que los cuatro Beatles pintaron juntos y que...

Cómo es el cuadro que los cuatro Beatles pintaron juntos y que ahora se venderá en un remate por 600 mil dólares

A mediados de 1966, los Beatles estaban en el medio de una gira por Japón donde hicieron cinco recitales en sólo tres días, en el famoso estadio Nippon Budokan de Tokio.

Cuando no estaban actuando, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr se refugiaban de los fans en la suite presidencial del hotel Hilton, donde una tarde pintaron juntos una obra de arte que se conoce como Imágenes de una mujer.

Ese cuadro, que los especialistas creen que es la única obra de arte realizada conjuntamente por los cuatro Beatles (o al menos firmada por los cuatro), saldrá a la venta en la casa de subastas Christie’s en Nueva York el 1° de febrero.

El cuadro El cuadro «Images of a woman», pintado por los cuatro Beatles en 1966 durante una gira por Japón.Se estima que Imágenes de una mujer se terminará vendiendo por un valor entre 400 mil y 600 mil dólares, ya que «cristaliza un momento mágico en la historia de los Beatles», según dijo el experto de Christie’s, Casey Rogers.

“Es una rareza tener una obra en papel fuera de su catálogo musical que sea (una) reliquia física, este objeto tangible con contribuciones de los cuatro Beatles”, dijo sobre la pintura de unos 50 por 75 cm.

La historia de la obra

Los Beatles pasaron un total de 100 horas en Japón durante su gira de 1966. Además de actuar en vivo, el grupo se quedó prácticamente todo el tiempo libre en su habitación de hotel a instancias de las autoridades locales que estaban preocupadas por su seguridad.

Resulta que la visita de la banda atrajo tanto a admiradores como a manifestantes: hubo informes de amenazas por parte de nacionalistas japoneses, algunos muy enojados porque una banda de rock occidental tocaba en un estadio considerado un hogar espiritual para las artes marciales. Solamente John y Paul se escaparon unas pocas horas con miembros de su staff para hacer un poco de turismo.

En el medio de tanto encierro, un visitante les regaló algunos materiales de arte y los cuatro músicos enseguida se sentaron alrededor de una mesa, con una enorme hoja en blanco de papel artístico japonés en el medio y una lámpara arriba. Cada Beatle se sentó en una esquina y pintó algo diferente. Las canciones del álbum que se convertiría en Revolver sonaban de fondo.

Los Beatles saludan a sus fans apenas aterrizaron en Tokio,e n 1966. Foto: APLos Beatles saludan a sus fans apenas aterrizaron en Tokio,e n 1966. Foto: APCada rincón del cuadro refleja un toque personal, con mucha variedad en formas, colores e incluso pinturas utilizadas. La parte de Harrison, que utiliza pinceladas más oscuras y de aspecto más enojado, parece extenderse más desde su esquina, mientras que el área de Starr es más pequeña y caricaturesca.

Tanto Lennon como McCartney trabajaron principalmente en acrílico, mientras que Harrison y Starr se basaron más en la acuarela. Luego, en el centro, donde alguna vez estuvo la lámpara, pusieron sus firmas.

“Tal vez fue una liberación durante ese encierro”, señaló la gente Christie’s. «Simplemente una gran salida creativa para ellos».

El fotógrafo oficial, Robert Whitaker, estuvo presente para capturar al grupo trabajando. «Nunca los vi más tranquilos o más contentos que en este momento», observó.

Los Beatles no eran ajenos al arte visual. Lennon asistió a una escuela de arte y McCartney también. Tanto George Harrison como Ringo Starr dibujaron “a menudo y con mucho talento”, añade el comunicado de prensa de Christie.

Los Beatles en vivo el Budokan Hall de Tokio, 30 de junio 1966. Foto: APLos Beatles en vivo el Budokan Hall de Tokio, 30 de junio 1966. Foto: APLos Beatles nunca dieron un título oficial a su pintura, pero se conoció como Imágenes de una mujer a fines de la década del ’80, cuando “un periodista japonés pensó que podía ver genitales femeninos en el cuadrante de Paul”, según Christie’s.

Rumbo a la venta

Después de su finalización, la pintura fue adquirida por Tetsusaburo Shimoyama, que era presidente del club de fans de los Beatles de Tokio. En 1989, fue comprado por el propietario de una tienda de discos, Takao Nishino, que la puso a subasta en 2012.

George Harrison, Ringo Starr, John Lennon y Paul McCartney en su primer viaje a Japón, en 1966. Foto: AFPGeorge Harrison, Ringo Starr, John Lennon y Paul McCartney en su primer viaje a Japón, en 1966. Foto: AFPSegún Nishino: “Al principio pensé que sería mejor conservarla como una pieza del patrimonio cultural de Japón; nunca ha abandonado suelo japonés en 46 años. Pero el fenómeno de los Beatles fue y sigue siendo global”.

Imágenes de una mujer formará parte de la «Venta excepcional» de Christie’s, una subasta anual que se celebra en Nueva York, Londres y París.

Más noticias
Noticias Relacionadas