miércoles, 24 julio, 2024
12.4 C
Rawson
InicioSociedadEscándalo en Córdoba: un camión ingresaba celulares, drogas y whisky al penal...

Escándalo en Córdoba: un camión ingresaba celulares, drogas y whisky al penal de Bouwer

En otro episodio impactante de los escándalos de corrupción que sacuden al Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC), un camión que transportaba carne destinada al complejo penitenciario de Bouwer fue interceptado con un cargamento clandestino: entre piezas bovinas descubrieron drogas, pastillas psicofármacas, teléfonos celulares y bebidas alcohólicas.

El nuevo incidente elevó aún más la preocupación en torno a la seguridad dentro de las cárceles cordobesas, ya afectadas por una serie de escándalos y condenas relacionadas con estafas virtuales y otros delitos cometidos desde el interior de las instituciones penitenciarias que en septiembre pasado hizo caer a la cúpula de autuoridades.

El hallazgo tuvo lugar en la mañana de este martes. El camión suministra de forma regular carne para las raciones de comida de los internos y del personal penitenciario. Esta vez, lo detuvieron para una revisión de rutina en el ingreso a la cárcel de Bouwer. Lo que descubrió el personal fue sorprendente.

Según informes oficiales, se encontraron dos kilos de picadura de marihuana y al menos 15 gramos de cocaína dentro del vehículo. Además, revelaron una considerable cantidad de pastillas psicofármacas, siete celulares de última generación, cables, cargadores y, según algunas versiones, varias botellas de whisky.

Este material ilícito estaba destinado a la cárcel de varones para su posterior comercialización entre los internos, generando aún más preocupación sobre la seguridad y el control dentro de las instalaciones penitenciarias.

El interior de la cárcel de Bouwer, en Córdoba.El interior de la cárcel de Bouwer, en Córdoba.El interventor del SPC, Gustavo Vidal Lascano, confirmó al diario La Voz el hallazgo de estas sustancias y elementos prohibidos, añadiendo que se informó del operativo a la Justicia provincial.

La rápida detención del chofer y su acompañante fue un paso crucial en la investigación en curso, que busca desentrañar la red de corrupción que permeó el sistema penitenciario de Córdoba.

Este nuevo incidente se suma a una serie de revelaciones que llevaron a la intervención del Servicio Penitenciario provincial y al retiro de importantes funcionarios, incluyendo al exjefe Juan María Bouvier. La corrupción y los delitos cometidos desde el interior de las cárceles cordobesas fueron motivo de atención durante años, pero las recientes revelaciones llevaron la crisis a nuevos niveles.

Más de 150 condenas, remoción de autoridades y corrupción: los detalles del escándalo en Córdoba

Como parte de las investigaciones anteriores hubo más de 150 condenas a bandas dedicadas a estafas virtuales y otros delitos desde detrás de las rejas en Córdoba. Todo comenzó en abril, con las primeras inspecciones y la detención de 20 personas vinculadas a distintos penales. Entonces salió a la luz un mecanismo de ingeniería criminal, con la existencia de call centers tumberos y la participación activa de familiares de los internos en actividades ilegales.

Tras resultar electo, el gobernador Martín Llaryora tomó medidas drásticas: intervino el SPC y pasó a retiro a importantes figuras, incluyendo a Bouvier, su segundo Víctor Hugo Vivas, la secretaria privada Silvia Barbero y el jefe de Seguridad Diego Martín Ayala. Todos ellos terminaron detenidos.

Dentro de los primeros arrestos, en abril pasado, estuvieron los de la plana mayor del SPC en el penal de Villa María. La imputación abarcó asociación ilícita, estafas reiteradas, extorsión y encubrimiento, lo que expuso la complicidad de altos funcionarios en ese tipo de actividades.

En 2021, internos de Bouwer se hacían pasar por personal de Anses y estafaban a beneficiarios de IFE. En 2021, internos de Bouwer se hacían pasar por personal de Anses y estafaban a beneficiarios de IFE. En los allanamientos se hallaron cinco millones de pesos, propiedades compradas en efectivo, más de 60 celulares secuestrados en un solo pabellón y la presencia de cocaína proveniente de México en la casa de la familia de un detenido.

La impunidad era tal que los internos se filmaban y subían videos a redes sociales de asados, bailes y visitas conyugales, evidenciando la falta de control y vigilancia en el sistema penitenciario.

Después de la remoción de autoridades, Llaryora designó al ex fiscal federal Gustavo Vidal Lascano como interventor del SPC. La segunda fase de la investigación se centra en una red delictiva detrás de las operaciones y maniobras extorsivas en las altas esferas del SPC.

En este contexto, el descubrimiento del camión con un cargamento ilícito en el ingreso a la Cárcel de Bouwer se presenta como un episodio más de la compleja trama de corrupción que ha marcado el sistema penitenciario cordobés.

AGE

Más noticias
Noticias Relacionadas