16.1 C
Rawson
InicioSociedadEl convento de Capuchinos rinde homenaje al primer belén de la historia

El convento de Capuchinos rinde homenaje al primer belén de la historia

En el año 1223, en la localidad italiana de Greccio, san Francisco de Asís, sin saberlo, promovió el que sería el primer belén. Tomás Celano, primer biógrafo de san Francisco, describe con todo entusiasmo cómo celebró el santo en el citado año 1223 la Nochebuena. Cuenta Celano que «Francisco quiso reproducir lo más fielmente posible un segundo belén, con un buey y una mula, en una cueva, en plena naturaleza y en medio de la noche. Quiso que la gente de Greccio y los hermanos de los eremitorios más cercanos participaran de lo que allí se celebraba y que esa celebración los animara a una mayor fe y devoción». Instaurando así una tradición que perdura en el tiempo, de ahí que popularmente se considere a san Francisco de Asís como el «inventor de los belenes», desde aquel hecho que ocurrió en la lejana Nochebuena de 1223.

Iglesia 8 Misterio con la Divina Pastora y san Francisco en el altar mayor de Capuchinos.

Precisamente, para conmemorar esta efemérides los frailes del convento de Capuchinos de Córdoba han montado un especial belén en el altar mayor de la iglesia del convento, así como una curiosa exposición de belenes en las dependencias conventuales donde se pueden ver distintos belenes, así como imágenes del Niño Jesús, entre ellos el Pastorcillo Divino del Redil eucarístico de la Divina Pastora o el Niño Jesús de Antonio Eslava, propiedad de la hermandad del Císter.

Entre los belenes se encuentran auténticas joyas llegadas de conventos de Andalucía, sobre todo de Antequera y Jerez, así como de la propia casa de Córdoba; los hay de figuras populares en su mayoría de barro, seriados y de vestir al estilo napolitano.

Mientras que en el interior del templo, concretamente en el altar mayor de la iglesia conventual del Santo Ángel, se puede ver un especial misterio de belén donde figura la Divina Pastora de Capuchinos, el san Juan, de Martínez Cerrillo de la hermandad de la Paz dispuesto como San José, y la imagen de san Francisco de Asís, que se venera en los Capuchinos, adorando al Niño Jesús.

Desde el pasado 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, y hasta el 2 de febrero, fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo, se puede alcanzar indulgencia plenaria concedida por el Papa para conmemorar este aniversario.

El horario de apertura es de lunes a viernes, de 18.00 a 20.00 horas, y los fines de semana, de 11.00 a 13.30 y de 18.00 a 20.00 horas.

Más noticias
Noticias Relacionadas