23.4 C
Rawson
InicioEconomíaFalta de dólares: la deuda con los importadores dio un salto del...

Falta de dólares: la deuda con los importadores dio un salto del 150% en dos años

Con el Banco Central con escasez de dólares, la deuda con los importadores se ha transformado en el torniquete para frenar la sangría de reservas.

Según un relevamiento de Romano Group, el stock de deuda con los importadores llegó a los US$ 54.000 millones. Este monto duplica los valores históricos que presenta este rubro.

En el comercio exterior es habitual que los proveedores de los importadores les otorguen financiamiento a largo plazo. Por eso en condiciones normales cada año la deuda de los importadores con el exterior tiene una base de US$ 30.000 millones.

deuda-importadores Según los datos del Banco Central, la deuda asciende a US$ 54.000 millones, compuesto por US$ 43.000 millones por parte de importadores de bienes y US$ 11.000 millones de servicios. El stock que más ha crecido en este último tiempo es el de bienes, con un aumento del 96% frente a diciembre de 2021 y un alza del 30% servicios.

Además, la balanza comercial y de pagos indica que esta tendencia sigue en pie, con un aumento en solo septiembre de US$ 2.500 millones para bienes, el segundo mayor incremento mensual en la gestión de Alberto Fernández.

El promedio para la deuda de bienes, desde diciembre de 2007 hasta el mismo mes de 2021 fue de US$ 21.800 millones. Es decir, el stock actual es de un 150% adicional.

La industria manufacturera lidera el primer puesto como deudora, con el 47% (US$ 22.500 millones) del stock total, seguida por el sector comercio y automotor con un 22% (US$ 10.500 millones).

Los principales acreedores están representados por los exportadores y fuentes privadas, con el 60% de la deuda total, con US$ 28.500 millones. En segundo término aparecen fuentes oficiales, como gobiernos y organismos internacionales con US$ 17.500 millones, un 36% del total.

«El problema ahora radica en empresas que no pueden seguir importando ya que el financiamiento del exterior se ha cortado, por lo que los faltantes podrían ser la normalidad», advierten desde Romano Group.

Desde las elecciones del 22 de octubre, el Banco Central tiene pisadas las autorizaciones para entregar divisas a los importadores. Ante los reclamos de los importadores, la única respuesta que obtienen es que el sistema detectó «inconsistencias» y por eso frenó la operatoria. Esto lleva a que muchas empresas recurran a los dólares financieros para cubrir sus compromisos.

«Este tipo de coberturas termina impactando en los precios que paga el consumidor. Los precios mayoristas de importados se encuentran linkeados al dólar financiero«, señalan.

«En materia cambiaria el BCRA se encuentra en estado de estrés alto, donde otorgar el acceso a US$ 24.000 millones (stock actual vs promedio) supondría un balance caótico para la autoridad monetaria, por lo que no vemos viable en el corto plazo la reducción drástica de este stock», concluye Romano Group.

Desde la Comisión Directiva de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC) manifestaron una «profunda preocupación por la situación que afronta el sector industrial respecto a la imposibilidad de pagar a sus proveedores en el exterior».

«Las empresas que importan insumos esenciales no están pudiendo liberar ningún tipo de pago al exterior desde hace un mes. Este condicionamiento en el suministro de insumos materiales indispensables para producir, de no regularizarse, generará una parada de la producción», resaltan.

Desde la cámara cordobesa cuentan que «toda la cadena de valor automotriz se enfrenta a una situación donde los proveedores de insumos para autopartistas ya no operan bajo el tipo de cambio oficial sino que operan con el tipo de cambio financiero, lo que implica un significativo incremento en los costos».

Frente a esta situación «se extienden las suspensiones de personal en plantas, con posibles reestructuraciones de las compañías autopartistas y de la maquinaria agrícola». Y anticipan que para febrero del año próximo los planes de producción se achicaron un 40%, mientras se nota una caída similar en el nivel de demanda.

Más noticias
Noticias Relacionadas