11.3 C
Rawson
InicioSociedadDavid Alonso gana en una frenética carrera de Moto3 en Tailandia

David Alonso gana en una frenética carrera de Moto3 en Tailandia

El colombiano de origen español David Alonso (Gas Gas) sumó su cuarta victoria de la temporada en una última vuelta, última curva de un frenético Gran Premio de Tailandia de Moto3 en el circuito Chang International de la localidad de Buriram.

Junto a Alonso en el podio de Buriram acabaron el japonés Taiyo Furusato (Honda), que logró el primer podio de su carrera deportiva, por delante del neerlandés Collin Veijer (Husqvarna), con el líder del mundial, el español Jaume Masiá (Honda), en la cuarta plaza. Masiá suma un total de 230 puntos, por 213 de Ayumu Sasaki y 205 de David Alonso, que asciende a la tercera posición de Daniel Holgado (KTM), que pasa al cuarto puesto a pesar de recuperar muchas posiciones tras un percance al principio de la carrera para finalizar sexto.

Después de las intensas jornadas de calor tanto de la temporada anterior como de la presente edición, la carrera de Moto3 ya vio un importante recorte en su duración, al pasar de 22 a 19 vueltas respecto al año pasado, lo que permitía a los pilotos pensar en una salida mucho más agresiva. No permitió el turco Deniz Öncü (KTM) que nadie le arrebatase la primera posición en la salida, un objetivo que sí consiguió el japonés Ayumu Sasaki (Husqvarna), quien superó al brasileño Diogo Moreira (KTM), mientras desde atrás Jaume Masiá tardó muy poco en llegar tras el líder de la carrera y el colombiano de origen español, David Alonso, pasó de la duodécima posición a la quinta al final del giro inicial.

Diogo Moreira encabezó la carrera en esa primera vuelta, en la que tras su estela estaban todos los favoritos, Jaume Masiá, Deniz Öncü, Ayumu Sasaki, David Alonso, Taiyo Furusato (Honda), Collin Veijer (Husqvarna), Iván Ortolá (KTM) y David Muñoz (KTM).

Sucesión de abandonos

Pero David Muñoz, que ya era sexto en la segunda vuelta, tuvo problemas mecánicos en su moto en la curva diez, al engancharse el cambio de marchas y no engranar adecuadamente la misma, y aunque Iván Ortolá le pudo esquivar, lo mismo que Daniel Holgado (KTM), que se salió de pista y regresó vigésimo tercero, el japonés Ayumu Sasaki no tuvo tanta suerte y le embistió por detrás, quedando ambos fuera de la prueba. Muñoz intentó seguir en carrera pero acabó abandonando y Sasaki llegó a su taller y tras reparar la moto decidió regresar a la misma con cuatro vueltas perdidas, pero poco después desistió en su empeño y abandonó.

Ese percance de Sasaki daba un respiro y la posibilidad de ampliar su ventaja en el mundial al español Jaume Masiá, que en la tercera vuelta era líder de la carrera, aunque todavía con mucha distancia por delante en lo que todo podía pasar.

Lo cierto es que la carrera no había hecho más que comenzar y aunque por delante se formó un grupo de nueve pilotos que se pasaron y repasaron constantemente, un poco más atrás el español José Antonio Rueda (KTM) encabezaba al grupo perseguidor, en el que ya se había enganchado y recuperar posiciones curva a curva, el español Daniel Holgado, primer líder de la categoría. Holgado pasó rápido y a ritmo de récord de vuelta rápida, de la vigésimo tercera a la decimoctava plaza y recuperando terreno sin dilación.

En cabeza, en la sexta vuelta, el líder era el neerlandés Collin Veijer, seguido por Moreira, Alonso, Masiá, Furusato, Öncü, Bertelle, Ortolá y Yamanaka, y el grupo perseguidor a seis décimas de segundo de éste.

El italiano Riccardo Rossi (Honda), pupilo del equipo de Paolo Simoncelli, el padre del fallecido Marco Simoncelli, era el responsable de tirar en el grupo perseguidor, que en la séptima vuelta prácticamente habían alcanzado a los de delante, formando una larga serpiente multicolor de dieciocho pilotos. Veijer se mantuvo firme en el liderato por delante de David Alonso y Diogo Moreira, con Masiá tranquilo en un segundo plano y Daniel Holgado intentando engancharse a las posiciones de cabeza.

Fuga en la cabeza

Poco a poco en ese grupo de cabeza se destacaron cinco pilotos, Taiyo Furusato, Jaume Masiá, David Alonso, Deniz Öncü y Collin Veijer, con Iván Ortolá y el resto, un poco más atrás. En la decimoquinta vuelta David Alonso se puso al frente de la carrera e intentó cambiar el ritmo de la misma pegando un pequeño tirón, pero respondió rápido y eficazmente Collin Veijer.

Nada cambió en la cabeza de carrera, que vio como todos los pilotos se reagrupaban y los adelantamientos eran una constante, hasta que se llegó a la última vuelta, en la Collin Veijer era líder, pero las diferencias entre ellos eran de milésimas de segundo. Cuatro pilotos lograron unos metros de ventaja, David Alonso, Jaume Masiá, Collin Veijer, que se coló en esa cerrada pelea, Taiyo Furusato y Deniz Öncü.

Al entrar en la última curva David Alonso frenó con intensidad, cerrando el hueco por el interior, lo que obligó a todos sus rivales a abrirse y ahí el más perjudicado fue Jaume Masiá, que iba pegado a él, y vio como por dentro se le metían tanto Taiyo Furusato como Collin Veijer para completar el podio, con Masiá cuarto, delante de Deniz Öncü, Daniel Holgado, que protagonizó una remontada memorable, en la sexta posición.

Iván Ortolá fue undécimo, con Diogo Moreira decimotercero superando a Xavier Artigas (CFMoto), Adrián Fernández (Honda) y José Antonio Rueda. Vicente Pérez (KTM), que sustituye a la lesionada Ana Carrasco, operada de una fractura de tibia y peroné, acabó decimoctavo.

Más noticias
Noticias Relacionadas