7.5 C
Rawson
InicioEconomíaGeneral Motors reanuda su producción este lunes, tras estar 20 días paralizada

General Motors reanuda su producción este lunes, tras estar 20 días paralizada

General Motors de Argentina anunció que reanudará este lunes la producción de vehículos, casi tres semanas después de haber tenido que parar de manera forzada su fábrica por no disponer de piezas para sostener su actividad.

La noticia, que generó alivio puertas adentro de la fábrica ubicada en la localidad de General Alvear, vecina a Rosario, sin embargo no despejó por completo las dudas, ya que la causa de fondo (la falta de posibilidad de pagar a proveedores del exterior) sigue sin haberse resuelto.

“GM Argentina informa que ha logrado avances parciales con sus proveedores cuyos pagos al exterior siguen demorados”, dijo la empresa en su comunicado “No obstante, la compañía está en condiciones de retomar la producción industrial (…) a partir del próximo 30 de octubre. GM reitera su compromiso con el crecimiento económico e industrial con valor agregado para el país”.

La paralización de la actividad automotriz por falta de piezas viene afectando a todas las terminales que operan en el país, con paradas de actividad totales en algunos casos y, con más frecuencia, con “micro” paradas, una modalidad que se viene extendiendo y que consiste en producir las unidades hasta que se las puede dejar estacionadas en un playón y esperar la llegada de los repuestos que faltan para poder despacharlas.

La causa de fondo es la falta de dólares para poder pagar las importaciones, que se manifiesta en dos tipos de trabas. Hay una barrera formal que son las SIRA, que le da a la terminal o a sus proveedores autopartistas plazos de entre 90 y 270 días para poder acceder a los dólares del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) para pagar a los proveedores.

La otra barrera es la que se viene dando de manera más intensa en los últimos tres meses y es la “caída” del sistema de autorización para el pago de importaciones de la página de la Aduana. Es una traba informal, no admitida desde el Gobierno, pero que según testimonios de empresas y centrales empresarias como la Unión Industrial Argentina (UIA) o la Unión Industrial de Córdoba (UIC), ocurre de manera sistemática.

La deuda comercial del sector automotor con el exterior supera los 5.000 millones de dólares, de los cuales US$ 4.000 millones corresponde a terminales automotrices y otros US$ 1.000 millones, a sus proveedores autopartistas, según estimaciones de la consultora ABECEB. Para fin de año, según esta consultora, esa deuda podría trepar a más de US$ 6.000 millones.

En ese contexto, en lo que va del año ya paralizaron por completo su actividad durante una o varias jornadas todas las automotrices. La semana pasada, durante el fin de semana largo, no hubo actividad en las fábricas, pese a que varias tienen compromisos de exportaciones que cumplir con sus pares de la región, en especial las terminales de Brasil.

La parada de producción de GM, en la medida que retome este lunes, se habrá extendido por 20 días: es la primera vez que esta planta, inaugurada en 1997, debe paralizar su actividad tanto tiempo por falta de repuestos. En Rosario produce el sedán Cruze y la SUV Tracker, a un ritmo que (hasta la parada forzada) era de 110.00 unidades por año.

Más noticias
Noticias Relacionadas