7.6 C
Rawson
InicioSociedadEs cordobés, inventó el primer auto a basura y quiere que todos...

Es cordobés, inventó el primer auto a basura y quiere que todos lo imiten: “Con 15 kilos hago 100 kilómetros”

“Los residuos tienen un valor energético y yo comprobé que pueden reemplazar al petróleo para hacer combustible”, cuenta a TN el inventor de 67 años que fomenta la transformación de la movilidad.

Antonella Liborio

28 de octubre 2023, 17:34hs

De Córdoba al mundo: fabricó el primer auto a basura y patentará el invento a nivel global. (Foto: Edmundo Ramos)

De Córdoba al mundo: fabricó el primer auto a basura y patentará el invento a nivel global. (Foto: Edmundo Ramos)

“Auto a Basura. Drive on waste. Una alternativa al combustible de petróleo”. Estas son las palabras con las que el ingeniero argentino Edmundo Ramos define su proyecto que no utiliza nafta ni gasoil. En 2018 terminó de fabricar un gasificador de residuos que funciona como combustible -el “gasura”-, y ahora está en la recta final para patentar esta modalidad de transporte sustentable a nivel mundial.

La experiencia del cordobés de 67 años con su Ford Falcon Ranchera modelo 1983 demostró que cualquier vehículo puede funcionar a basura sin modificar el motor y circulando hasta los 115 kilómetros por hora. Una alternativa sustentable en medio de la escalada de contaminación que acecha al planeta a cada minuto.

Leé también: La historia del joven que construyó el primer auto solar argentino hace 35 años: “Lo armé en el living”

“En 2008 dejé de trabajar como ingeniero, pero no dejé de ser un inventor. Siempre reflexioné sobre la movilidad anclada a los combustibles derivados del petróleo, como si este recurso fuera infinito. Entonces surgió la necesidad de anticiparse a esa falta inminente y -al mismo tiempo-, contribuir a mitigar el cambio climático”, dice el inventor.

Edmundo y su pareja Fabiola hicieron 5000 kilómetros en el

Edmundo y su pareja Fabiola hicieron 5000 kilómetros en el «auto a basura» (Foto: TN)

En diálogo con TN, Edmundo cuenta que su meta era inventar algo sencillo, accesible para cualquiera en el patio de su casa: “Utilizo basura seca, la prendo fuego y a los 10 minutos salgo a la calle con el vehículo lleno de combustible. Yo quería que cualquiera pudiera copiar mi gasificador y logré armarlo con un tambor metálico, con una tapa y dos agujeros. Es simple y distinto a todo lo existente, con lo cual decidí patentar el invento”.

“Hay gente que copió mi sistema y lo utiliza para distintas cosas: en Suecia lo usaron para vehículos, en Estados Unidos para hacer generadores eléctricos, en África, en Paraguay, en Bolivia y hasta en Birmania. Un birmano montó una fábrica de estos gasificadores y le da trabajo y energía a todo su pueblo. Poco a poco, esto toma impulso”.

Eso que no se acaba nunca: la basura

“El petróleo se acaba mientras que la basura no, incluso podemos terminar tapados de basura si seguimos así. Busqué en internet ‘auto a basura’ y no encontré nada. Así fue que tuve que empezar de cero: inventar fórmulas, tablas y coeficientes. Fueron años de mucha investigación, desarrollo y cálculos para comprobar si el “gasura” (gas de basura) podría mover un auto y hasta qué velocidad”, recuerda Edmundo.

“La basura tiene un valor energético y yo comprobé que puede reemplazar al petróleo. Se puede andar solo con residuos y agua sin gastar un centavo. Este sistema no usa combustible fósil, limpia de basura el planeta, los gases de combustión son cero contaminantes y además aporta un 20% de oxígeno al ambiente mientras va funcionando”, explica el ingeniero.

El auto que remite al de Volver al Futuro necesita 15 kilos de residuos para hacer 100 kilómetros. (Foto: TN)

El auto que remite al de Volver al Futuro necesita 15 kilos de residuos para hacer 100 kilómetros. (Foto: TN)

El auto que remite al de Volver al Futuro necesita 15 kilos de residuos para hacer 100 kilómetros. En el caso de los vehículos nuevos, con motores más pequeños, cinco kilos de basura son suficientes para completar el mismo tramo.

“El Gasura es monóxido de carbono con hidrogeno y oxígeno que se disocia por termólisis a 1700ºC con el agregado de unas gotas de agua. Cada vez hay más basura o residuos industriales y por lo general son gratis. Incluso en otoño, la naturaleza se deshace de una gran cantidad de cosas que produjo en el verano, como frutos, semillas, cascaras y carozos. Este sistema funciona con la aspiración del motor, no hay ningún recipiente sometido a presión como ocurre con los tanques de GNC, ni tampoco tiene un tanque con algo explosivo, como la gasolina.”, explica el manual que creó Edmundo para que cualquiera pueda copiar el sistema.

El milagro y la aventura

En 12 años de trabajo no todo fue color de rosa, sobre todo a la hora de comprobar el funcionamiento de un sistema tan sencillo como innovador. Tuvo momentos en los que quiso tirar todo, pero se convenció de que su auto iba a andar.

Edmundo Ramos en su

Edmundo Ramos en su «auto a basura». (Foto: TN)

En 2019 finalmente su auto llegó a una velocidad de 120 kilómetros por hora, algo que no estaba en los planes, ni siquiera en los sueños. ¿Cómo siguió todo? Para poner a prueba la distancia que podría recorrer el vehículo, el ingeniero decidió ir de la Quiaca a Cabo Vírgenes. Y así fue como, junto con su pareja Fabiola, hicieron 5000 kilómetros utilizando solo residuos orgánicos para que su Ford Ranchera intervenida pueda funcionar.

“Estuve desarrollando esto por años, no con la meta de lucrar sino de brindar un servicio gratuito a la humanidad. Por eso, siempre que doy una nota invito a los lectores a mi página web: www.autoabasura.com.

Ahí pueden encontrar el manual gratuito para fabricar un auto a basura. Lo hago porque el que no vive para servir, no sirve para vivir”, cierra Edmundo Ramos con entusiasmo.

Más noticias
Noticias Relacionadas