14.1 C
Rawson
InicioTecnologíaUna estafa por WhatsApp que promete ingresos en criptomonedas ya robó 100...

Una estafa por WhatsApp que promete ingresos en criptomonedas ya robó 100 millones de dólares

Una investigación revela que se trata de una trama internacional, pergeñada desde territorio chino. ¿En qué consiste y qué medidas de prevención tomar?

27 de octubre 2023, 10:45hs

El fraude se canaliza a través de propuestas de trabajo que llegan vía WhatsApp. (Foto: Adobe Stock)

El fraude se canaliza a través de propuestas de trabajo que llegan vía WhatsApp. (Foto: Adobe Stock)

Los piratas informáticos suelen lanzar sus redes en aguas concurridas. Tiene lógica, ya que de ese modo aumentan las probabilidades de atrapar víctimas. En función de ello, no sorprende que muchas estafas se canalicen a través de WhatsApp, una de las aplicaciones móviles más populares en el mundo, y el mensajero más utilizado, con más de 2.700 millones de usuarios activos al mes.

Leé también: Alerta por una aplicación maliciosa que espía las llamadas y no puede ser eliminada

Uno de los intentos de fraude que circulan en WhatsApp promete “plata fácil” con ardides que han engañado a miles de usuarios y recaudado más de 100 millones de dólares, según una investigación de Euronews. La fuente señala que se trata de una malicia de alcance internacional, pergeñada desde China. ¿Qué tener en cuenta para evitar caer en la trampa?

Estafas en WhatsApp: atención a las falsas ofertas de trabajo que llegan al mensajero

Conocido como WebWyrm, este intento de fraude comienza con un mensaje que propone un empleo y sueldos en criptomonedas. Los nombres con los que se presentan pueden variar, igual que las compañías que dicen representar, aunque la mecánica se repite: prometen dinero a cambio de un trabajo con una modalidad flexible.

Una estafa que se canaliza en WhatsApp promete criptomonedas a cambio de tareas sencillas. (Foto: Adobe Stock)

Una estafa que se canaliza en WhatsApp promete criptomonedas a cambio de tareas sencillas. (Foto: Adobe Stock)

A este tipo de fraudes se los conoce como “estafas de tareas”. En la práctica, las personas contactadas, que aceptan la propuesta, deben completar supuestas acciones sencillas en sitios web y/o aplicaciones, por ejemplo, visualizar videos o dar “me gusta” en publicaciones. El riesgo radica en el siguiente punto: para comenzar, hay que registrarse en las plataformas y realizar un pago previo. En otras palabras, para eventualmente ganar dinero, primero hay que hacer un desembolso. Además, es usual que los agentes que contactan a las víctimas soliciten más dinero durante un supuesto proceso de formación.

Una captura de los mensajes que envían los estafadores. (Fuente: Euronews)

Una captura de los mensajes que envían los estafadores. (Fuente: Euronews)

Para que la trama sea creíble, los estafadores agregan a sus víctimas de chats de trabajo en WhatsApp o Telegram. Es frecuente que se cuelguen de empresas y firmas de reclutamiento reconocidas. De hecho, dese la compañía Adecco —cuya identidad fue empleada en estos engaños— salieron al ruedo a decir que nunca piden que los postulantes a puestos de trabajo realicen pagos.

Leé también: El FBI desmanteló una red pirata que infectó más de 700.000 computadoras

La investigación de Euronews da cuenta del gran alcance de esta estafa: hallaron cerca de 6.000 dominios web relacionados y 600 cuentas de WhatsApp; además, calculan que aquellos 100 millones de dólares que recaudaron los estafadores afectaron a más de 100.000 víctimas alrededor del mundo, con especial incidencia en el Reino Unido.

Consejos para eludir la trama WebWyrm y otros intentos de estafa

Siempre es relevante verificar la identidad de aquellos que te contactan con una propuesta. Por caso, si aseguran representar a la firma Adecco, en caso de estar interesado en el trabajo, es un paso obligado contactarse en forma directa con esa firma.En el caso de detectar el intento de fraude, es relevante denunciarlo ante las autoridades correspondientes. En Argentina, es posible hacerlo a través de diversos organismos, tal como se detalla en este enlace.En cualquier caso, nunca hay que compartir datos sensibles a través de medios digitales. Cuando alguien los solicita —por ejemplo claves o información bancaria— las alarmas se encienden de inmediato.En sentido común debe primar: ¿acaso alguien con buenas intenciones pedirá una transferencia de dinero inicial, para comenzar a desempeñarse en un puesto de trabajo? Para colmo, si eso ocurre en forma anonimizada, la solicitud será aún más sospechosa.Como recomendación general, aplicable en forma amplia en el ámbito de la seguridad informática, es fundamental adoptar una posición crítica y alerta, que permita desconfiar apenas aparece una sospecha. Para ello, también es clave la información. Tal como señalamos habitualmente, un usuario informado es más difícil de engañar.

Más noticias
Noticias Relacionadas