17.1 C
Rawson
InicioEconomíaInseguridad rural en el norte de Buenos Aires y sur de Santa...

Inseguridad rural en el norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe: la creciente amenaza que atraviesa el campo

Dos casos, uno en María Teresa, y la otra en Guerrico, sirven como ejemplos de una tendencia. Los productores agropecuarios de San Nicolás se reunieron con autoridades políticas y judiciales para pedir más presencia policial.

30 de septiembre 2023, 14:29hs

Los ruralistas del norte bonaerense y sur de Santa Fe alzaron su voz contra el continuo robo y daño en sus campos, expresando profunda preocupación por la violación de la propiedad rural y los problemas ocasionados por los intrusos. (Foto: Gustavo Dignani).

Los ruralistas del norte bonaerense y sur de Santa Fe alzaron su voz contra el continuo robo y daño en sus campos, expresando profunda preocupación por la violación de la propiedad rural y los problemas ocasionados por los intrusos. (Foto: Gustavo Dignani).

Los productores rurales del norte de la provincia de Buenos Aires y sur de Santa Fe enfrentan tiempos difíciles debido a robos y daños frecuentes en sus campos. El daño, robo y vandalismo en el campo son problemas que están afectando a los ruralistas. La creciente inseguridad rural dio paso a una sensación de vulnerabilidad entre los agricultores, quienes están pidiendo con urgencia una mayor atención por parte de las fuerzas de seguridad, las autoridades gubernamentales y los representantes del poder judicial.

La historia de Alejandro Salemme, un productor de María Teresa, al sur de Santa Fe, es protagonista de este tiempo. Enfrentó amenazas previas relacionadas con la rotura de silobolsas y el robo de ganado en su establecimiento. Pero esta vez, los delincuentes fueron aún más lejos. El martes por la noche, rompieron el candado de la tranquera de entrada a su campo y apuntaron a dos silobolsas repletos de soja.

Leé también: Con fuertes críticas al Gobierno, Carlos Achetoni fue reelecto presidente de la Federación Agraria

Lo que siguió fue una operación audaz. Los criminales tajearon un silobolsa, dejando que las toneladas de soja se derramaran por el suelo. Luego, con un camión pequeño y un acoplado, cargaron alrededor de 25 toneladas de soja y se marcharon. La pérdida total se estimó en más de $8 millones, sin contar la soja desperdiciada y los costos adicionales, como el reemplazo del silobolsa.

¿Querés recibir más información sobre el campo?

Suscribite acáEl lamento de Salemme es un eco que resuena entre muchos otros productores en las distintas zonas rurales de la Argentina. Se sienten en “indefensión total”, en un país donde la inseguridad rural está en aumento constante. Además de lidiar con los desafíos económicos, como altos impuestos y brecha cambiaria, ahora deben preocuparse por la delincuencia en sus campos.

Leé también: Convocados por el campo, los jóvenes de los principales partidos debatieron sus ideas de cara a las elecciones

En un intento por protegerse, algunos agricultores dejaron de utilizar silobolsas, una solución eficiente para el almacenamiento de granos. Pero la inseguridad rural no se limita al robo de soja; también incluye amenazas a través de la rotura y el robo de granos. Los productores luchan por salvaguardar sus medios de vida mientras buscan soluciones a esta creciente amenaza.

Los productores rurales solicitan con urgencia una mayor presencia policial y una justicia más ágil. (Foto: Ariel Bianchi).

Los productores rurales solicitan con urgencia una mayor presencia policial y una justicia más ágil. (Foto: Ariel Bianchi).

Explican que la falta de recursos y apoyo por parte de las autoridades locales agrava la situación. La policía carece de los medios necesarios para patrullar y vigilar adecuadamente las zonas rurales. Para Salemme y muchos otros, la Justicia debe actuar más rápidamente, ya que los tiempos después de un delito son cruciales.

En Guerrico robaron insumos agrícolas por un valor de $8 millones

Mientras tanto, en Guerrico, partido de Pergamino, provincia de Buenos Aires, los hermanos Jorge y Daniel Ferrari enfrentaron una serie de hechos delictivos que amenazan su sustento. Comenzó con el corte de cables de riego en su campo, en marzo, lo que le causó daños valuados en $1,5 millones. Para proteger sus equipos, instalaron un sistema de telemetría.

Sin embargo, en septiembre, los delincuentes regresaron y robaron insumos agrícolas por un valor de $8 millones. La inseguridad rural convirtió a Guerrico en una “tierra de nadie”, afirmaron los hermanos, donde los agricultores viven con miedo constante.

Leé también: Alertan que las últimas lluvias fueron escasas y hay 2 millones de hectáreas de trigo en riesgo

“Se llevaron unos 15 bidones de herbicidas, 80 litros fungicidas para 200 hectáreas, coadyuvantes, cinco baterías de los equipos (dos grandes y tres medianas), unos 1600 metros de cable subterráneo para riego que teníamos de repuesto, una pérdida real de unos $8 millones”, contaron los hermanos Ferrari.

Video PlaceholderEl accionar de los delincuentes no se limita a robos y daños a la propiedad. Los vecinos de la localidad destacaron que la falta de patrullaje policial y de herramientas adecuadas para combatir la inseguridad rural deja a los productores en una situación de indefensión.

En ese sentido, creen que para cambiar esta situación se necesita una respuesta más rápida por parte de la Justicia, así como un mayor apoyo por parte de las autoridades, para garantizar su seguridad y proteger sus medios de vida en el campo argentino.

Los productores agropecuarios piden más presencia policial en el norte de la provincia de Buenos Aires y sur de Santa Fe. (Foto: INFO3407).

Los productores agropecuarios piden más presencia policial en el norte de la provincia de Buenos Aires y sur de Santa Fe. (Foto: INFO3407).

Los productores agropecuarios de San Nicolás se reunieron con las autoridades para pedir más policías en el campo

En San Nicolás, los ruralistas se reunieron con el intendente Manuel Passaglia y la fiscal general, doctora Sandra Bicetti. En respuesta a esta creciente preocupación, tomaron la iniciativa de trabajar en red para mejorar la seguridad en la zona.

Ariel Bianchi, un productor agropecuario de Conesa, en diálogo con TN compartió detalles de la reunión que mantuvieron. “Estamos muy conformes con la reunión”, señaló Bianchi. “Le hemos contado al intendente nuestra problemática, y él ha demostrado un compromiso genuino para abordarla. A corto plazo, esperamos ver mejoras en la asistencia a las patrullas rurales, lo que contribuirá significativamente a nuestra seguridad”.

Leé también: Schiaretti dijo que “estamos ante un fin de ciclo” y prometió eliminar las retenciones al campo en 4 años

Además, planificaron continuar el diálogo a largo plazo para seguir mejorando las medidas de prevención. La comunidad agrícola local busca evitar incidentes que puedan resultar en pérdidas o tragedias innecesarias. Bianchi dijo: “Estamos muy agradecidos por el apoyo y la atención que estamos recibiendo de las autoridades. Continuaremos monitoreando y trabajando en conjunto para garantizar que las medidas acordadas se implementen de manera efectiva y se mantenga la seguridad rural en nuestra región”.

Los productores agropecuarios fueron hasta el centro de monitoreo, pidieron más cámaras en la zona rural y controles policiales. (Foto: ariel_abianchi).

Los productores agropecuarios fueron hasta el centro de monitoreo, pidieron más cámaras en la zona rural y controles policiales. (Foto: ariel_abianchi).

Los planteos a las autoridades del poder judicial en la búsqueda de soluciones a la inseguridad

Unos días atrás, los ruralistas se reunieron con la fiscal general, la doctora Sandra Bicceti, en un encuentro que “resultó altamente positivo”, según destacaron. Los productores, cansados de las violaciones a la propiedad rural por parte de pseudo-cazadores que causan daños estructurales y alteran la tranquilidad de los animales, expresaron su deseo de continuar con una serie de encuentros para abordar este problema.

“El encuentro con la fiscal general fue muy productivo. Pudimos aclarar muchas dudas sobre cómo trabaja la fiscalía y consideramos que la fiscal se fue con una comprensión más profunda de la realidad en el campo y los desafíos de la inseguridad rural, tal como lo vivimos nosotros mismos”, explicó Bianchi.

Leé también: Carolina Píparo pidió el voto del campo para ganarle a Kicillof: “Es el kirchnerismo o yo”

Además, contó que la fiscal se comprometió a poner a disposición su equipo y recursos para ayudar a los productores cuando realicen denuncias, asegurando que se sigan los procedimientos legales correspondientes.

En diciembre del año pasado, los vecinos de Conesa salieron a cortar la ruta nacional 188 para pedir seguridad, mejoras en la iluminación y mayores controles en la zona rural. (Foto: TN).

En diciembre del año pasado, los vecinos de Conesa salieron a cortar la ruta nacional 188 para pedir seguridad, mejoras en la iluminación y mayores controles en la zona rural. (Foto: TN).

Los productores agropecuarios notaron una tendencia preocupante: durante los fines de semana, grupos de intrusos ingresan a sus campos, algunos acompañados de perros y armas. Los daños incluyen destrozos en cercas eléctricas, alambres y el espantado de animales, lo que provoca una alteración significativa en la vida de la comunidad agropecuaria.

Leé también: En un encuentro con productores, Kicillof defendió las retenciones y criticó el “plan motosierra” de Milei

“En el norte de la provincia de Buenos Aires vemos que la policía no siempre llega a tiempo para prevenir estos incidentes. Por eso, decidimos unirnos como comunidad para buscar soluciones y tomar medidas concretas”, remarcó.

Los productores rurales de San Nicolás están decididos a trabajar junto con las autoridades locales y la fiscalía para encontrar estrategias efectivas que frenen la inseguridad en el campo y protejan sus propiedades. Consideran que la colaboración entre estos actores clave es esencial para restaurar la tranquilidad en la región.

Más noticias
Noticias Relacionadas