12.8 C
Rawson
InicioEconomíaLe faltan colorantes, equipos y repuestos: el empresario de 92 años que...

Le faltan colorantes, equipos y repuestos: el empresario de 92 años que tuvo que suspender a 250 trabajadores

Si Enrique Lew tuviese que elegir un momento de extrañeza en la empresa que puso en marcha junto a sus hermanos en 1967, es éste. La demanda es alta pero le falta producto por la escasez de hilados especiales, colorantes y de repuestos que lo obligaron a parar dos máquinas.

También necesita un equipo para eliminar el humo de las chimeneas que solo fabrica Brasil en la región. Pensó que ya no iba a vivir una situación parecida a sus 92 años con 56 años como industrial que no le dan tregua.

“Como nos dedicamos a las telas para la ropa deportiva que utilizan las marcas más importantes y de las otras, nuestras ventas se mantienen. Pero al no conseguir los insumos que son importados, tuve que suspender al personal. No hay manera de seguir produciendo”, le dice a Clarín.

La empresa textil de los Lew se llama Tintorería Industrial Modelo con su planta en Merlo. Los hijos de Enrique están en el día a día. A su vez, Enrique afirma que los pedidos de autorización para importar se fueron acumulando en la secretaría de Comercio en la que es otra de las consecuencias de la falta de dólares.

Lew se presentó ayer al “procedimiento preventivo de crisis” que le exige la Secretaría de Trabajo del Municipio para suspender a la gente.

Cuenta que antes de esta decisión, escribió cartas y que el propio Sergio Massa, a comienzos de mes, prometió que se iban a destrabar más de 4.000 trámites. No sucedió, al menos en su caso.

“Creen que los empresarios estamos todo el día pensando en cómo despedir gente, cuando es todo lo contrario ”, sostuvo.

Este ingeniero llegó a la Argentina en 1936, a los cinco años, desde su Polonia natal. Una decisión que tomó su madre y que los salvó del nazismo. Unos pocos años más tarde, sus primos tíos y el abuelo materno murieron en los campos de concentración.

Lew empezó a trabajar a los 15 años, junto a su padre que montó un pequeño taller de costura en Floresta. El negocio creció y en la década del 60 se hizo famoso por las camisas “Perfecta Lew”. Luego devino en la actual Tintorería Industrial Modelo, una proveedora de prendas de vestir y una de las principales fábricas de tejidos del país.

Más noticias
Noticias Relacionadas