12.1 C
Rawson
InicioDeportesMarcelo Barovero, el acierto de Gallardo en River que volvió a la...

Marcelo Barovero, el acierto de Gallardo en River que volvió a la Argentina para aportar su experiencia en Banfield

Banfield es uno de los clubes que debe conseguir una buena cosecha de puntos en lo que resta de la Copa de la Liga Profesional para evitar la preocupación que genera la chance latente de descender. Para ello, el cuerpo técnico encabezado por Julio César Falcioni confió en un hombre con dos décadas de experiencia y un paso triunfal por River: Marcelo Barovero, quien volvió al país después de siete años.

El abrazo entre Franco Armani y Marcelo Barovero en el duelo entre River y Banfield, por la Copa de la Liga Profesional 2023.El abrazo entre Franco Armani y Marcelo Barovero en el duelo entre River y Banfield, por la Copa de la Liga Profesional 2023.“No voy a seguir en el fútbol mexicano. Voy a esperar para ver qué opciones hay. Es un tiempo de espera y no descarto volver a la Argentina”, había adelantado el cancerbero de 39 años hace dos meses, tras finalizar su vínculo con Atlético San Luis, en el que se desempeñó en las últimas dos temporadas. Su deseo finalmente se concretó en Banfield, su quinto club en el fútbol argentino y donde espera su debut, después de haber estado los últimos tres encuentros en el banco de suplentes. El último fue, justamente, ante River, y dejó un sentido abrazo con Franco Armani.

El cordobés, nacido el 18 de febrero de 1984 en Porteña (un pueblo de poco más de 5.000 habitantes en el noreste de la provincia), inició su camino en el deporte de alta competencia en la vecina Rafaela, distante 77 kilómetros de su patria chica. Se formó en Atlético, un club que dio destacados arqueros en los últimos años: de allí también surgieron Ezequiel Medrán, Guillermo Sara, Axel Werner y Ramiro Macagno.

Marcelo Barovero comenzó su carrera en Atlético de Rafaela.Marcelo Barovero comenzó su carrera en Atlético de Rafaela.Barovero fue suplente de Medrán en los 38 partidos de la temporada 2002/03 de la Primera B Nacional en la que aquel conjunto dirigido por Oscar Cachín Blanco ganó los torneos Apertura y Clausura. Con el equipo en Primera, siguió esperando su turno y también compartió plantel con el ya veterano Ángel David Comizzo.

Después de la derrota en la Promoción ante Huracán de Tres Arroyos, el descenso y la partida de Medrán a Boca, el cordobés, con apenas 20 años, se apropió del arco de la Crema. Disputó 111 partidos en la Primera B Nacional y quedó a las puertas de un nuevo ascenso en 2005, cuando el elenco dirigido por Jorge Ginarte perdió otra Promoción, esta vez frente a Argentinos Juniors.

En 2007 fue cedido a préstamo a Huracán, con una opción de compra de 1,5 millones de dólares. En esa campaña disputó los 38 partidos (y los 3.420 minutos) de su equipo, del que fue figura. Esas buenas actuaciones lo pusieron en la consideración de muchos e incluso se especuló con un posible pase a River para reemplazar a Juan Pablo Carrizo, quien había sido vendido a Lazio.

Marcelo Barovero atajó en Huracán en la temporada 2007/08. Foto: Juan Mabromata / AFP.Marcelo Barovero atajó en Huracán en la temporada 2007/08. Foto: Juan Mabromata / AFP.Finalmente recaló en Vélez, donde le costó hacer pie, ya que durante casi dos años fue suplente de Germán Montoya. Desde el banco vio los 19 partidos del Torneo Clausura 2009 que ganó el equipo dirigido por Ricardo Gareca, incluido el recordadísimo duelo contra Huracán en el José Amalfitani que definió el certamen con el todavía discutido gol de Maximiliano Moralez.

Recién en 2010 Gareca le otorgó la titularidad y no volvió a perderla. Nuevamente gritó campeón en el Clausura 2011, esta vez con una presencia fundamental, y también tuvo una labor destacada en la Copa Libertadores de ese año, en la que el Fortín llegó hasta las semifinales (cayó ante Peñarol).

Marcelo Barovero brilló en el equipo de Vélez que ganó el Torneo Clausura y llegó a las semifinales de la Copa Libertadores en 2011. Foto: Marcelo Carroll.Marcelo Barovero brilló en el equipo de Vélez que ganó el Torneo Clausura y llegó a las semifinales de la Copa Libertadores en 2011. Foto: Marcelo Carroll.Después de haber disputado 120 encuentros y de que su vínculo se extinguiera, Vélez le ofreció una extensión a mediados de 2012. Pero entonces apareció River, que acababa de conseguir el ascenso tras una ardua campaña en la Primera B Nacional. Firmó contrato a préstamo por un año. “Tengo claro que el arco de River no es para cualquiera y que la presión está a la orden del día. Pero estoy preparado para este reto”, aseguró entonces.

A su llegada, corrió de atrás en la consideración de Matías Almeyda, quien había avisado que le respetaría el lugar al neuquino Daniel Vega, custodio del arco durante la segunda mitad del recorrido por la Segunda División. En el primer partido de la temporada, Vega fue titular, pero cometió un error que le costó un gol en la derrota 2 a 1 contra Belgrano en el Monumental.

Cinco días después de aquel traspié, el 11 de agosto de 2012, Barovero debutó en la victoria 2 a 0 sobre Estudiantes en La Plata. Esa tarde se mostró firme en el juego aéreo y sólido las pocas veces que los jugadores del Pincha lo inquietaron. Clarín calificó su actuación con un 7.

Hoy cumple 36 años Marcelo Barovero, pieza silenciosa que a fuerza de grandes actuaciones se metió en la historia de River.

Figura en el recordado cruce copero ante Boca en 2014. pic.twitter.com/yiECUP2PJV

— DEPORTV (@canaldeportv) February 18, 2020 Desde entonces se apropió del arco del Millonario, en el que pasó cuatro años inolvidables. Jugó 167 partidos (en los que recibió 146 goles) y ganó seis títulos: el Torneo Final, la Copa Campeonato y la Copa Sudamericana en 2014, la Libertadores, la Recopa Sudamericana y la Suruga Bank en 2015. La imagen de su mano derecha enguantada desviando el penal ejecutado por Emmanuel Gigliotti el 27 de noviembre de 2014, en la revancha de una de las semifinales de Sudamericana ante Boca en el Monumental, forma parte del álbum de recuerdos gloriosos del ciclo de Marcelo Gallardo.

Su tarea en el Millonario le valió un par de convocatorias de Alejandro Sabella al seleccionado, aunque no llegó a debutar. Fue suplente en tres amistosos con Brasil en dos ediciones del llamado Superclásico de las Américas: el 14 de septiembre de 2011 en Córdoba (empate 0 a 0), dos semanas después en Belem (derrota 2 a 0) y el 19 de septiembre de 2012 en Goiania (traspié 2 a 1).

El guardavalla jugó su último encuentro en River el 14 de mayo de 2016 en una victoria 1 a 0 sobre Gimnasia por la penúltima fecha de la zona 1 del torneo doméstico que terminaría ganando Lanús. Ese día, que también marcó el adiós de Leonel Vangioni, fue reemplazado por Augusto Batalla a los 45 minutos del segundo tiempo, fue ovacionado por los 50.000 espectadores que dieron el presente en el Monumental y fue despedido con muestras de afecto por sus compañeros.

Marcelo Barovero se despidió de River el 14 de mayo de 2016. Foto: Germán García Adrasti.Marcelo Barovero se despidió de River el 14 de mayo de 2016. Foto: Germán García Adrasti.“Marcelo es mi padre en el arco. Desde el día en que subí a Primera tuve la oportunidad de aprender de él. Dejó un legado muy grande por todo lo que hizo y logró”, lo elogió Batalla, quien entonces tenía 20 años y se perfilaba como su reemplazante. “Él marcó un camino con su estilo y con su seriedad. Haberle dado la capitanía fue uno de los aciertos de mi gestión”, destacó Gallardo.

“Esto es lo más grande que me pasó y que me va a pasar. Ni soñando pensé en vivir esto. Siento más felicidad que nostalgia. Me quedan muchas imágenes, pero lo que más me llevo es el recuerdo de mis compañeros y de mi familia porque no es fácil estar acá”, sostuvo el arquero la noche de su despedida y poco antes de confirmar su pase al Necaxa mexicano.

Allí jugó dos años (73 partidos) y ganó la Copa MX, aunque en ese certamen solo disputó la final ante Toluca. Luego pasó a Monterrey, donde también se desempeñó un par de temporadas (85 encuentros) y obtuvo la Liga de Campeones de la Concacaf (fue elegido el mejor arquero de ese torneo) y el Apertura local en 2019, y la Copa MX 2020.

Marcelo Barovero disputó el Mundial de Clubes 2019 con Monterrey. Foto: Giuseppe Cacace / AFP.Marcelo Barovero disputó el Mundial de Clubes 2019 con Monterrey. Foto: Giuseppe Cacace / AFP.A mediados de 2020 viajó a España para sumarse a un nuevo proyecto: el de Burgos, que entonces militaba en la Segunda B y que en mayo de 2019 había sido adquirido por Antonio Caselli, candidato a presidente de River cuatro veces. Con el club de la comunidad de Castilla y León, y junto a Leonardo Pisculichi, otro exjugador de River, consiguió el ascenso a la Segunda en mayo de 2021.

Tras ello, regresó México para jugar los últimos dos años en Atlético San Luis. Si bien fue titular desde su llegada (disputó 67 partidos), sufrió una lesión en la rodilla izquierda a fines de abril que le impidió participar en los tres partidos de su equipo en la pasada Liguilla, en la que el conjunto potosino cayó en los cuartos de final ante América. Esa fue la antesala del cierre de su ciclo en el extranjero y de su regreso al país para desempeñarse en Banfield.

Más noticias
Noticias Relacionadas