20.3 C
Rawson
InicioSociedadCopagos: ahora los centros de diagnóstico y laboratorio también salen a reclamar...

Copagos: ahora los centros de diagnóstico y laboratorio también salen a reclamar por los «aranceles más bajos de América Latina»

En medio de la polémica por los copagos, el «extra» que hoy algunos médicos cobran a los afiliados de obras sociales y prepagas para llegar a los $ 6.000 por consulta que no reciben siendo parte de la cartilla, ahora desde la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Medico (Cadime) salieron a reclamar que los aranceles de servicios ambulatorios son los más bajos de América Latina.

La cámara que nuclea a los centros de diagnóstico por imágenes y los laboratorios advierte que, por ejemplo, por un hemograma (el análisis de sangre de un chequeo general) en Argentina las prepagas y obras sociales pagan «20 veces menos que en Chile».

Por una tomografía, cuatro veces menos que en Paraguay. Y por una ecografía obstétrica, tres veces menos que en ese país. «Esta es una de las principales causas de la crisis del sector en el país», denuncian en el comunicado.

Dolarizando el tema, según detallan, los números se tomaron de acuerdo con el Nomenclador de Prestaciones de Salud del Hospital Público de Gestión Descentralizada.

Entonces, acá el arancel por una consulta médica es de 4,16 dólares, al valor oficial, y de 2,06 dólares, al contado con liquidación (CCL). «Mientras, en Chile alcanza los 15,58 dólares. Es un 656% la brecha con el valor a dólar financiero (el CCL), y en Paraguay, los 10 dólares, con una diferencia del 385%«, desglosa el escrito.

En los casos de análisis de glucosa en sangre o hemograma, el arancel de referencia es de 0,52 dólares oficiales y 0,26 dólares CCL. En tanto, en Chile se pagan 2,11 (+711% en relación al valor al dólar CCL) y 5,21 (+1.904%) dólares, respectivamente, y en Paraguay 1,38 (+430%) y 2,07 (+696%) dólares, en cada caso.

Las diferencias entre los aranceles también se marcan por una radiografía de tórax. De 10,95 dólares oficiales y 5,42 dólares CCL en Argentina, en Chile se paga 18,21 dólares (+236% comparado con el valor al dólar CCL), y en Paraguay, 13,77 dólares (+154%).

Los prestadores de servicios de tomografía reciben, en promedio, 61,59 dólares oficiales y 30,46 dólares CCL por cada práctica. Mientras que esa tomografía en Chile vale 100 dólares (+228%, respecto del valor al dólar financiero) y en Paraguay, 130 dólares (+326%).

«El Estado debe asumir su rol de arbitrar e impedir que las distorsiones derivadas de factores de poder coloquen en riesgo los servicios brindados por los miles de pequeños y medianos prestadores independientes del país», dice Guillermo Gómez Galizia, presidente de la entidad.

En la disputa por los copagos, la Cadime marca distancia de las prepagas y obras sociales, para reclamar también por sus bajos aranceles. Aseguran que el pago por sus prestaciones debería regularizarse a 30 días y a valores actualizados al momento del pago, y no a los 90 o 120 días, como ocurre en la actualidad.

«La vinculación de la actualización de aranceles prestacionales a la variación de las cuotas de la medicina prepaga resultó funcional para los financiadores (las prepagas y obras sociales), pero los prestadores continúan soportando una fuerte depreciación”, resaltó Gómez Galizia.

En este contexto, la cámara anunció el envío de propuestas a los candidatos presidenciales para reformar el sistema de salud.

“De lo contrario, si las políticas de salida de la crisis continúan tendiendo a fortalecer la concentración en el sector, marcharemos aceleradamente a la formación y consolidación de oligopolios, y se destruirán miles de empresas pymes y capital humano, perdiendo todavía más eficiencia y equidad en el sistema”, concluyó.

Antes del comunicado, en una entrevista radial con Fernando Bravo, Rolando Morgensterin, integrante del área técnica de Cadime, había marcado en pesos la diferencia entre los aranceles «argentinos» respecto a los de los países limítrofes.

«Un consultorio médico no recibe más de 2.000 pesos por una consulta. Te vas a Chile y esa consulta médica sale 11.500 pesos. Si vas a Paraguay, sale 7.380 pesos. Nuestros aranceles están totalmente bajos. Te hacés una glucosa (el análisis para medirla en sangre), siendo diabético, en Argentina ese estudio se está pagando 200 pesos. En Chile, 3.845 pesos, y en Paraguay $ 3.530″, detalló Morgensterin.

«El copago nos sorprende también. Porque esto es una decisión (la de permitir que ocurra) de las prepagas y obras sociales sindicales. Los copagos son parches«, sostuvo.

«Nosotros somos tan dolientes en este tema como el paciente afiliado a una prepaga u obra social, que espera un servicio para cuidar su salud, y nosotros, como prestadores –el odontólogo, el laboratorio, el centro de diagnóstico del barrio– esperamos que nos paguen por las prestaciones. No tenemos nada que ver con la decisión del copago, si nos pagaran como corresponde», cerró.

«El sistema de salud es imperfecto. El Estado tiene que resolver inequidades. Porque los precios los fija la oferta, es decir, obras sociales y prepagas. Esto nos afecta a nosotros también porque no somos parte de la estructura de los financiadores», aclaró.

Reclaman no tener «créditos blandos» para aumentar la tecnología en el sector y que «hay impuestos a la salud que en otros lugares no existen».

Una de las propuestas que enviarán a los candidatos es «eliminar impuestos a los Ingresos Brutos y a los sellos, tasas y contribuciones de Industria y Comercio y ABL» para los servicios de los prestadores pyme de salud.

Crece el conflicto por los copagos

El lugar que ocupan las prepagas y obras sociales repecto a los copagos que cobran los médicos, todavía permanece difuso. Pero la decisión de una de las prepagas más importantes del país dio indicios del camino que posiblemente tomarán las restantes.

El jueves, la decisión de más de 30 sociedades médicas de empezar a cobrar unilateralmente un bono a sus pacientes para que el total de la prestación llegue a los 6 mil pesos desató aún más la incertidumbre en un sistema en plena crisis de financiamiento.

Las empresas de medicina privada argumentan que el Gobierno les pisó el arancel que les cobran a los afiliados mientras que los costos que enfrentan, producto de la suba del dólar y la inflación, son cada vez mayores.

Los médicos decidieron que, en función de lo que a ellos les pague la prepaga o la obra social en concepto de honorarios, variará el monto del copago que deban pagar los pacientes hasta cubrir los $ 6.000.

Pero Claudio Belocopitt, concretamente, advirtió que la prepaga de la que es propietario, Swiss Medical, tiene previsto accionar en la Justicia contra los médicos que cobren el bono.

Ya está creado el formulario para la devolución del importe que el médico les cobre en concepto bono. Se llama “Formulario Reintegro – Cobro indebido”. La parte del texto cuestionada por los médicos es la que integran los puntos 6 y 7, que habilitaría a interponer al paciente contra el médico en una eventual acción judicial.

En diálogo con Clarín, Belocopitt dijo que no será así. “No vamos a poner en el medio al afiliado, que se quede tranquilo en ese sentido. Pero sí vamos a accionar judicialmente ante el profesional que cobre un copago porque el contrato que firmó con la empresa no lo habilita”.

Como Belocopitt es el presidente de la Unión Argentina Salud (UAS), que aglutina a la mayoría de las prepagas del país, podría presumirse un alineamiento de las prepagas en la forma en que abordarán la problemática.

MG

Más noticias
Noticias Relacionadas