15.1 C
Rawson
InicioEspectáculosHuelga de guionistas en Hollywood: hay acuerdo tentativo para ponerle fin al...

Huelga de guionistas en Hollywood: hay acuerdo tentativo para ponerle fin al conflicto

El Sindicato de Guionistas (WGA) y la Alianza de Productores de Cine y Televisión de Estados Unidos (AMPTP) alcanzaron este domingo, después de cinco días de reuniones, un acuerdo tentativo para poner fin a una histórica huelga de guionistas después de casi cinco meses, aunque no se ha llegado a ningún convenio con los actores en paro.

“El WGA ha llegado a un acuerdo tentativo con la AMPTP”, informó el WGA en un correo electrónico a los miembros tras arribar a un punto de encuentro en las negociaciones con el grupo que representa a los estudios, los servicios de streaming y las compañías productoras.

Además, añadió: “Esto fue posible gracias a la solidaridad duradera de los miembros del WGA y el respaldo extraordinario de nuestros sindicatos hermanos, que se unieron a nosotros en las manifestaciones durante más de 146 días”.

«Podemos decir, con gran orgullo, que este acuerdo es excepcional, con beneficios y protecciones significativas para los escritores en todos los sectores de los miembros», escribió el comité de negociación de la WGA.

La huelga seguirá vigente durante el proceso de aprobación y ratificación del contrato del gremio, y se espera que los líderes gremiales voten el martes el levantamiento de la medida.

La huelga seguirá vigente durante el proceso de aprobación y ratificación del contrato del gremio. Foto AP/Jae C. Hong/ArchivoLa huelga seguirá vigente durante el proceso de aprobación y ratificación del contrato del gremio. Foto AP/Jae C. Hong/ArchivoLos términos no fueron anunciados de momento. El acuerdo tentativo para poner fin al último paro de guionistas, en 2008, fue aprobado por más del 90% de los miembros.

El entendimiento se alcanzó cuando sólo faltaban cinco días para que la huelga se convirtiera en la más larga en la historia del sindicato, y la más larga en Hollywood en décadas.

La resolución permite vislumbrar la luz al final del túnel para Hollywood, que mantiene frenadas la mayoría de sus producciones debido a los paros, pero los estudios aún deben negociar con el gremio de actores (SAG-AFTRA).

La WGA apuntó que lo ganado en el nuevo contrato, que no fue especificado, ha sido fruto de la voluntad de todos sus miembros para ejercer su poder, demostrar su solidaridad y soportar la incertidumbre y el «dolor» de estos últimos 146 días.

El sindicato de guionistas solo afirmó que lo conseguido es «excepcional» y agradeció a sus integrantes que el eco de su huelga y el apoyo de otros gremios ha conseguido que los estudios volvieran a la mesa de negociación.

Un paro extenso

El WGA comenzó su paro el 2 de mayo con la exigencia de mejores condiciones laborales, regulación de la inteligencia artificial y pagos justos cada vez que se vuelva a emitir alguno de sus trabajos, los llamados derechos residuales. El 14 de julio los actores se sumaron por causas similares.

En todo este tiempo guionistas y actores se han concentrado ante las sedes de los principales estudios.

El hecho de que ni los actores ni los escritores pudieran promocionar los proyectos en los que habían participado retrasó estrenos de esperados títulos como «Dune: Part Two», de Denis Villeneuve, o «Challengers», de Luca Guadagnino, ambas previstas para el segundo semestre de 2023 y que ahora esperan su estreno en 2024.

Sin embargo, el gremio de actores no ha tenido ningún acercamiento con la AMPTP desde el pasado 12 de julio, cuando terminaron las negociaciones para su convenio colectivo de forma abrupta y sin consenso alguno.

Durante más de cuatro meses, los guionistas han reclamado a los estudios una plantilla mínima para las llamadas «mini rooms», como se conoce a las salas en las que se escriben guiones de las series que aún no han sido aprobadas.

También aumentos en la tarifa de los derechos residuales y que esta estuviera sujeta al número real de reproducciones acumuladas.

Otro punto fundamental recaía en la demanda de los escritores para que los estudios no permitieran a los sistemas de inteligencia artificial entrenarse con los guiones de otros profesionales y que aseguraran la protección de su salario y su crédito como creadores originales.

Con información de agencias.

ES

Más noticias
Noticias Relacionadas