miércoles, 24 julio, 2024
14.3 C
Rawson
InicioTecnologíaHace 800 años, un monje registró una explosión “maravillosa” en el espacio...

Hace 800 años, un monje registró una explosión “maravillosa” en el espacio que se repetirá en 2024

El estallido de una estrella fue asentado por el director de una abadía, en el medioevo. “Fue una señal fantástica”, escribió sobre el evento que volverá a ocurrir el próximo año.

25 de septiembre 2023, 09:13hs

El evento es descripto como una “nova recurrente”, una explosión estelar que se repite recurrentemente a lo largo del tiempo. (Foto: Adobe Stock)

El evento es descripto como una “nova recurrente”, una explosión estelar que se repite recurrentemente a lo largo del tiempo. (Foto: Adobe Stock)

La inmensidad del cosmos ha apasionado a la humanidad desde tiempos remotos, tal como demuestran los registros astronómicos que aún se conservan. Una muestra de ello es revelada por un investigador de la Universidad Estatal de Luisiana, en Estados Unidos, que en un estudio aborda los escritos de un monje medieval que, en el año 1217 detalló en un manuscrito la explosión de una estrella, evento que se repetirá en 2024.

La “estrella maravillosa”, un recorrido de ocho siglos

El astrónomo Bradley E. Shaefer es el experto que ahora divulga en la Web los atrapantes escritos de Abbott Burchard, un monje hacia el año 1200 dirigía la Abadía de Ursberg, en Alemania. La historia cuenta que aquel hombre fue testigo de un evento espacial que en sus registros describió como “una señal maravillosa (…) que brilló con gran luminosidad durante muchos días”.

La próxima explosión de la estrella se observará a fines de 2024.

La próxima explosión de la estrella se observará a fines de 2024. Por: Maximusdn – stock.adobe.com

Según señala Shaefer en su estudio, la observación del monje tendría como protagonista a T CrB, que se encuentra en la constelación de la Corona Boreal. Habitualmente con un brillo débil, Burchard la encontró inusualmente fulgurante. Además, ese fenómeno se repitió durante varias jornadas. Ahora sabemos que se trata de una “nova recurrente”, una estrella muerta que provoca destellos de luz por intervalos frecuentes, cada 80 años. En esa regularidad de los estallidos, la próxima parada será en el 2024.

Leé también: La NASA pide ayuda al Vaticano para analizar a uno de los asteroides más peligrosos del espacio

En términos técnicos, una nova recurrente extrae materia de una compañera de mayor tamaño y la expulsa violentamente en forma periódica. Así, se generan destellos lumínicos, tal como registró el monje alemán en el 1217. Si bien este evento ocurre con frecuencia, solo se documentó científicamente en 1866 y en 1946. Previamente, el registro de Burchard junto con un informe de 1787 son los primeros avistamientos de la actividad de T CrB que fueron asentados.

El investigador asegura que Burchard vio a la nova recurrente y no a un cometa

¿Cómo es posible saber si el director de la abadía en suelo alemán, hace más de ocho siglos, en realidad no fue testigo de otro evento en el cielo, por ejemplo una supernova? Según el especialista de la universidad estadounidense, se descarta para aquella “señal maravillosa” porque en ese caso sus restos aún serían visibles, tal como ocurre con la Nebulosa del Cangrejo, que estalló en el 1074.

Esta imagen de mosaico, una de las más grandes jamás tomadas por el Telescopio Espacial Hubble, muestra la Nebulosa del Cangrejo, un remanente en expansión de 6 años luz de ancho de la explosión de una supernova estelar. (Foto: NASA/ESA)

Esta imagen de mosaico, una de las más grandes jamás tomadas por el Telescopio Espacial Hubble, muestra la Nebulosa del Cangrejo, un remanente en expansión de 6 años luz de ancho de la explosión de una supernova estelar. (Foto: NASA/ESA)

Burchard tampoco habría observado un cometa, una posibilidad que Shaefer considera improbable debido a que los monjes, ya por entonces, estaban acostumbrados a esos cuerpos espaciales a los que consideraban como presagios de catástrofes. En tanto, recalca la publicación ABC, no lo habría descripto como un evento “maravilloso”.

Leé también: Prueban un método para no envejecer en el espacio: “Los astronautas de 50 años parecen de 80″

El próximo estallido de T CrB está previsto para finales de 2024.

Más noticias
Noticias Relacionadas