16 C
Rawson
InicioPolíticaCon el apoyo de Javier Milei, el kirchnerismo aprobó en Diputados la...

Con el apoyo de Javier Milei, el kirchnerismo aprobó en Diputados la reforma de Ganancias y la envió al Senado

Pese a los fuertes cuestionamientos de Juntos por el Cambio alertando sobre una posible hiperinflación, el kirchnerismo, con los votos de Javier Milei, la izquierda y otros bloque minoritarios, consiguió darle este martes la media sanción en Diputados al proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias, que impulsa el ministro y candidato presidencial Sergio Massa. La iniciativa elimina la cuarta categoría del gravamen y tendrá un fuerte impacto fiscal de hasta $ 3 billones, equivalente a 0,83 puntos del PBI.

Con los cotitulares de la CGT, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano, en los palcos junto al ministro de Economía, el oficialismo completó de manera exprés la media sanción del proyecto que el Gobierno envió la semana pasada al Congreso y que se aprobó con 135 votos a favor y 103 en contra.

La votación nominal no arrojó grandes sorpresas.El Frente de Todos aportó 116 votos, junto a los libertarios Milei, Victoria Villarruel y Carolina Píparo. A ellos se suman Nicolás del Caño, Myriam Bregman, Alejandro Vilca y Romina Del Plá, por el Frente de Izquierda, mientras que por el interbloque Federal acompañaron el lavagnista Alejandro «Topo» Rodríguez, Graciela Camaño y Natalia de la Sota. A ellos se agregan los dos socialistas, los 4 de Provincias Unidas, Felipe Alvarez y los gobernadores electo Claudio Vidal (Santa Cruz) y Rolando Figueroa (Neuquén).

Algunas perlitas de la votación fueron las ausencias de los gobernadores electos Claudio Poggi (San Luis) y Marcelo Orrego (San Juan), que optaron por abandonar el recinto para no votar en contra.

El debate comenzó con el informe del presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, quien rechazó que la modificación del impuesto a las Ganancias sea una cuestión meramente electoralista como reprochaba la oposición.

Para el diputado oficialista es una medida que busca paliar los efectos de la devaluación que realizó el Gobierno como parte de una exigencia del acuerdo celebrado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). «No somos hinchas del déficit fiscal, sí somos enemigos del ajuste para resolverlo y de eso no tenemos ninguna duda. El argumento del déficit fiscal no es un argumento válido. No se pueden resolver los problemas del déficit haciendo caer el peso sobre la gente», justificó en otro tramo de su mensaje.

La respuesta de la oposición no se demoró. Alejandro Cacace (Juntos por el Cambio) cuestionó la propuesta del Gobierno como la actitud del oficialismo. «Nunca presentaron una reforma tributaria y aumentaron 20 impuestos, incrementaron la presión fiscal y sólo tras perder las elecciones proponen una reforma fiscal que se aplicará para el próximo gobierno. Dígame si no es electoralista, irresponsable y antidemocrático«, reprochó el legislador por San Luis.

El macrista Luciano Laspina le apuntó a la dirigencia sindical. «Lo que estamos votando es una concesión a los jerarcas sindicales que estuvieron el otro día en la plaza haciendo campaña», arrancó el economista cercano a Patricia Bullrich, quien en ese contexto también acusó a los gremialistas de «representar a un grupo minúsculo de los trabajadores, no representan a los pobres sino a los negocios que rodean a la pobreza».

Para completar su mensaje, pronosticó: «Cuando se haya ido Massa, nos quedaremos con la hiperinflación que están gestando en este contexto y en este recinto».

Sin duda uno de los discursos más duros lo dio Juan Manuel López, el diputado de la Coalición Cívica, quien acusó al oficialismo de querer «llegar en el medio del caos».

Fue en ese momento que desde Juntos se insistió en un presunto plan entre Milei y Massa, al apuntar que «el plan fantasioso de la dolarización necesita de una hiperinflación al principio, de mínima». «La sociedad debe saber que el objetivo es deliberadamente la hiperinflación, por eso dieron quórum y por eso votan a favor», agregó.

Javier Milei y Carolina Piparo, en la sesión por Ganancias.Foto: Juano Tesone Javier Milei y Carolina Piparo, en la sesión por Ganancias.Foto: Juano Tesone Uno de los momentos de mayor tensión se vivió con el discurso de Javier Milei, quien comenzó cuando los tres líderes de la CGT se instalaron en el palco central del recinto que justo está a la altura de la banca que ocupa el libertario. Ya desde un principio apeló a un lenguaje crítico como polémico al definir al Estado como «una organización criminal violenta, que vive de una fuente coactiva de ingreso llamada impuestos y por lo tanto los impuestos son un robo».

«Cualquier iniciativa que conste en bajar impuestos, voy a estar de acuerdo», insistió Milei ante algunos silbidos que sobrevolaron en el recinto. Pero antes de cerrar atacó a Juntos por el Cambio al recordar que votaron el presupuesto del año pasado con déficit fiscal, «algo inmoral» para el economista y también los hizo responsable de las consecuencias de la estatización de YPF que llevó adelante Axel Kicillof porque «hay 34 de los suyos que son parte de la oposición amarilla». Luego, el libertario tuvo tiempo hasta para una siesta en el recinto.

Luego Martín Tetaz, (Evolución Radical) salió a cruzarlo al denunciar «un pacto político entre Javier Milei y Sergio Massa» y aseguró que «algunos intendentes repartieron las boletas» de La Libertad Avanza mientras que algunos gobernadores peronistas «lo acompañaron a fiscalizar» en las PASO de agosto.

Emiliano Yacobitti justificando su rechazo al proyecto de Massa. Foto: Juano TesoneEmiliano Yacobitti justificando su rechazo al proyecto de Massa. Foto: Juano TesonePor su parte, Emiliano Yacobitti, quien quedó en el centro de la polémica porque junto con otros tres compañeros de su bancada ayudaron al oficialismo con el quórum, aclaró su posición en rechazo al proyecto de Massa. Consideró que con esta propuesta están siendo “demasiado generosos con quienes tienen capacidad de ahorro”.

Rodrigo De Loredo también le apuntó al kirchnerismo en su exposición al hablar de que «perdidos por perdidos han construido la frustración y el hartazgo y su adversario, lo han financiado, le armaron las listas porque están plenamente convencidos de que el triunfo en la reacción del extremo de su populismo los encontrará a la vuelta de la esquina para retomar las riendas del poder». Pero no se quedó ahí porque para rematar indicó que «el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner es el triunfo de Javier Milei«.

Ya casi en el cierre del debate por Ganancias, Mario Negri, jefe del bloque radical también cuestionó el carácter electoralista de la medida y con un tono irónico pidió que si hacen una próxima sesión lo único que se le va a pedir «es que lo traigan al candidato al recinto y nos hagan participar de un acto». «Lo único que tienen que hacer es entregar el país ordenado y no explotado», agregó.

Y en la escena siguiente, cuando ya exponía el jefe del bloque oficialista Germán Martínez, apareció Sergio Massa junto a los tres cotitulares de la CGT en el palco central. El final fue de festejo para el oficialismo que se despidió cantando «Sergio presidente».

Massa cerró un acuerdo con Juan Grabois y sus diputados votaron a favor de Ganancias

El debate del proyecto que elimina la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias tuvo también efectos en la bancada oficialista, ya que el ministro de Economía Sergio Massa, cerró un acuerdo con los diputados del Frente Patria Grande, el espacio que tiene como referente a Juan Grabois, para sumar a las medidas ya anunciadas un refuerzo de ingresos para trabajadores informales.

El candidato presidencial de Unión por la Patria consiguió así asegurarse los votos de Natalia Zaracho, Itai Hagman y Federico Fagioli, que en el año pasado amenazaron con abandonar el bloque ante la falta de aprobación del salario universal, un beneficio que apunta a los trabajadores que están fuera de los convenios colectivos. y que el kirchnerismo en el Senado también supo impulsar con el guiño de Cristina Kirchner aunque sin llevarlo al recinto.

«Hay un compromiso de que haya medidas concretas para los sectores que no llegan a fin de mes», dijo Zaracho, quien pidió que «no se olviden de que hay muchos trabajadores que no están representados ni por los sindicatos, ni por la medida que está llevando adelante el Estado».

Hagman reclamó con urgencia «una medida para los trabajadores informales». «Me parece un acierto el cambio de lo que hasta ahora es la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias por un impuesto a los mayores ingresos, aunque por supuesto se podrá seguir discutiendo cuál es el límite a partir del cual se considera un ingreso mayor y cómo avanzar en una mayor progresividad tributaria», agregó.

En tanto, Fagioli reclamó al bloque oficialista «la misma fuerza, convicción y contundencia» con que se discutió Ganancias para que se avance en el debate del Salario Básico Universal.

Más noticias
Noticias Relacionadas