18 C
Rawson
InicioSociedadCelebran que 50 vidas fueron salvadas gracias al uso de desfibriladores

Celebran que 50 vidas fueron salvadas gracias al uso de desfibriladores

Un desfibrilador es un aparato que suministra descargas eléctricas al corazón a través de la pared torácica. Gracias a los sensores de los que dispone, este dispositivo es capaz de analizar el ritmo cardíaco, determinar cuándo es necesario proceder a la descarga y conocer a qué nivel de intensidad se debe realizar.

La función principal de este aparato es restaurar el ritmo cardíaco de un paciente que acaba de sufrir un ataque al corazón. En estas situaciones, el factor tiempo es determinante, por lo que es recomendable que no solo los profesionales sanitarios dispongan de uno, sino que las empresas también cuenten con estos elementos para poder salvar vidas.

Leé también: La regla de Harvard para perder peso sin efecto rebote y de forma saludable

El conductor Julián Weich junto con el médico cardiólogo Mario Fitz Maurice. (Foto: gentileza INADEA)

El conductor Julián Weich junto con el médico cardiólogo Mario Fitz Maurice. (Foto: gentileza INADEA)

El pasado 5 de abril, Julio, de 70 años y chofer de un ex presidente, estaba parado en una estación de servicio en Ciudadela antes de comenzar su turno laboral cuando cayó desplomado al piso. La historia tuvo un final feliz porque cuatro playeros le hicieron Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y utilizaron un desfibrilador para revivirlo.

El hombre pudo sobrevivir, lo trasladaron al hospital, lo operaron y, meses después, pudo volver a la estación de servicio a agradecer y abrazar a los playeros que le salvaron la vida y que ahora la disfruta más que nunca junto a sus hijos y nietos.

Los premios INADEA

Los empleados de la mencionada estación de servicio, además de trabajadores y directivos de muchas empresas, clubes de rugby, fútbol y distintas asociaciones, fueron distinguidos en la primera entrega de los Premios INADEA, organizados por su Director, el médico cardiólogo Mario Fitz Maurice (M.N. 83.671).

En el evento que se realizó en el auditorio del Colegio Públicos de abogados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se homenajeó a quienes pudieron salvar vidas gracias a haberse cardioprotegido y capacitado a su personal y, exactamente, fueron 50 vidas en los últimos 10 años. El presentador, Julián Weich, explicó que los premios son un reconocimiento “a los auditores de la salud, a quienes están atentos, identifican dónde están los desfibriladores, y se preocupan y ocupan por saber maniobras de RCP para ayudar a los otros”.

Se entregaron los premios

Se entregaron los premios «Inadea por la vida 2023». (Foto: gentileza INADEA)

Entre los premiados estuvieron, el Colegio de abogados, la Administración Garo, Administración General de Puertos, Das, Directv, Experta, I plan, Sano y bueno, Cámara de Diputados de la Nación, Bic, Pampa Energía, Argentina reanima, Axion, Fundación Argentina Reanima, y varios empleados de empresas como Pae, Aerolíneas Argentinas y Zúrich que se capacitaron y siguen comprometiéndose con la cardioprotección. Durante la ceremonia también se reconoció a la Sociedad Argentina de Cardiología, a Ted, a Julián Weich, quien corrió maratones con un maletín de desfibrilador en su espalda, y al club Boca Juniors.

50 personas salvadas, 17 de ellas en el rugby

En el año 2013, en el club de Rugby Los Pinos, en La Lonja, provincia de Buenos Aires, Leonardo Eraso le salvó la vida a Juan Vázquez, su entrenador y amigo, y quien es hoy el padrino de su hijo. A los 38 años, Juan tuvo una falla cardíaca y cayó desplomado mientras estaba elongando. Leo, su amigo, además de jugar en primera de rugby es guardavida y tenía conocimientos de RCP y sabía que en el bufet del club había un desfibrilador.

La ambulancia tardó 25 minutos en llegar, por eso Eraso hoy repasa la historia y rescata la importancia de saber RCP y de saber utilizar desfibriladores, y de tener conocimiento sobre dónde están ubicados.

Lee también RCP: el miedo a causar lesiones y la importancia de actuar frente a una emergencia

Juan se despertó con la mano de Leo en su pecho, sin entender nada. Hoy asegura que esa acción que le devolvió la vida fortaleció el vínculo entre ambos y generó conciencia en él sobre la importancia de capacitarse en RCP para ayudar a los demás y evitar muertes evitables. Fitz Maurice había estado esa misma semana capacitando a los jugadores y empleados del club.

El rugby está cardioprotegido, pero en lo relacionado con el fútbol, en Argentina el único estadio cardioprotegido es el de Boca Juniors, el resto solo tiene uno o dos desfibriladores que no están identificados, es decir, ni empleados ni directivos saben bien dónde localizarlos.

Estadísticas que alarman

En Argentina hay una muerte súbita cada 15 minutos.La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en nuestro país, tanto en hombres como mujeres.El 80 por ciento de las muertes súbitas ocurren a personas que no tuvieron síntomas previos. Es decir que les ocurre a personas aparentemente sanas, de forma imprevista.En situaciones de incendio muere 1 de cada 1.000 personas, pero por fallas en el corazón 1 de cada 5. Es decir, la muerte por problemas cardiovasculares es 200 veces mayor.La estadística es muy alta, por eso la necesidad de tener desfibriladores y de saber hacer RCP para salvar vidas. El uso de desfibriladores triplica la posibilidad de vivir sin secuelas y el 80 por ciento de personas que reciben RCP y dea sobreviven.

En la Argentina rige una ley, la 27.159 que establece que los lugares públicos y privados de acceso público con concentración o circulación superior a 1.000 personas por día deberán contar con al menos un desfibrilador automático externo (DEA). La ley se reglamentó en 2022, sin embargo, no se cumple y nadie lo controla.

Más noticias
Noticias Relacionadas