23.4 C
Rawson
InicioSociedadCrimen del argentino en Bolivia: «Mi hijo está en una morgue sin...

Crimen del argentino en Bolivia: «Mi hijo está en una morgue sin electricidad»

No solo tuvo que atravesar un viaje por Bolivia de miles de kilómetros en micro, tras recibir la noticia más espantosa que cualquier padre pueda recibir. A Carina Cheuquepan, la mamá del argentino Matías Rosales asesinado el martes a puñaladas en Oruro, la esperaba una sorpresa más.

Era la noche del viernes. Más temprano había tenido una reunión con el director del Hospital San Juan de Dios (más conocido como Hospital Corea), y autoridades del Ministerio de Justicia y del de Salud, donde denunció discriminación contra su hijo, de 35 años que se encontraba viajando por Latinoamérica.

Rosales habría sido apuñalado en el pecho por un hombre oriundo de Colombia, según contó la novia del joven en un video. En la grabación relató que cuando pidió ayuda, tardaron más de 40 minutos en buscarlo y que cuando lo subieron a la camioneta tenía signos vitales. Según la versión de la familia, lo dejaron en la vereda del hospital, sin intentar reanimarlo, hasta que falleció.

Desde el centro de salud le respondieron que no lo habían atendido porque ya al llegar a la vereda del centro de salud había fallecido, una versión que la mujer desmiente.

«El director me dijo que, primero, no lo atendieron porque mi hijo, al estar en la vereda, no estaba en su jurisdicción. Después me comentó que dos médicos salieron, observaron como si fueran curiosos y no lo atendieron porque constataron que Matías ya estaba fallecido. Es de no creer», contó.

Salió decidida a buscar testigos e impulsar la investigación, pero antes era momento de reencontrarse con el cuerpo físico de Matías.

Fue a la morgue judicial donde tenían al joven y se encontró con un habitáculo sin electricidad. «Es difícil decirlo, pero mi hijo está en una heladera que no funciona, al natural, donde hay muchos cuerpos y no hay refrigeración», dice a Clarín Cheuquepan, que viajó esta semana desde Neuquén con el objetivo de descubrir qué pasó con su hijo y bregar por Justicia.

«Es terrible, es atroz, porque siguen atentando contra Matías. No tiene nombre”, expresó en un audio de WhatsAapp.

Hasta ahora no se difundió información sobre la realización de la autopsia al cuerpo de Matías. La familia de Rosales permanecerá en Bolivia a la espera del avance de la investigación, aunque admiten que tienen pocas esperanzas de que se encuentre al supuesto asesino.

La pareja del joven, Florencia, describió las características de un hombre colombiano con quien habría estado el argentino al momento de recibir la puñalada. «La fiscal le dijo que iba a volver a llamarla para hacer un identikit pero nunca lo hizo y tampoco cerró las fronteras en el momento preciso. Seguramente ya huyó», afirmó Cheuquepan.

Por otra parte, la familia pedirá que se investigue el accionar del hospital. Un testigo comentó esta semana en la TV de Bolivia que la ambulancia llegó 20 minutos después de que se desvaneciera Matías, que «el enfermero lo tocó y dijo ‘ya está muerto’, a lo que los presentes insistieron que tenía pulso. Pero el hombre les dijo ‘tiene pulso pero leve, ningún hospital lo va a atender’», antes de subirlo a la ambulancia.

Este sábado, la madre del joven neuquino, su esposo y Florencia intentaban dar con testigos que pudieran declarar sobre los hechos. «Están todos callados, pero haremos justicia nosotros, aunque sea en un país que no conocemos», prometió.

AS

Más noticias
Noticias Relacionadas