“gestos-politicos-baratos”:-la-acusacion-de-un-grupo-de-bonistas-al-gobiernoEconomía 

“Gestos políticos baratos”: la acusación de un grupo de bonistas al Gobierno

“Gestos políticos baratos”. La acusación salió publicada en Twitter y la realizó un grupo de bonistas que entró al canje de la deuda argentina en 2020. Se trata del Exchange Bondholder Group, que apuntó a la acción del Gobierno de tener a raya al dólar, descuidando los verdaderos problemas que enfrenta el país.

“El Banco Central ha agotado US$ S3.300 millones de reservas en la inútil intervención del MEP / CCL para apuntalar su contraproducente régimen cambiario”, dijo. Y agregó: “Ese dinero podría haber recomprado el 15% de la deuda de ley de Nueva York de Argentina. La resolución de problemas exige racionalidad y responsabilidad, no gestos políticos baratos”.

The BCRA has depleted U$S3.3bn of reserves on futile MEP/CCL intervention to prop up its self-defeating FX regime. That money could have repurchased 15% of Argentina’s NY law debt. Problem solving demands rationality and responsibility, not cheap political gestures. https://t.co/oBYFNrsqNh

— Argentina Exchange Bondholders (@Argexchangebond) December 6, 2021

La crítica de ese grupo de bonistas se debe a la política cambiaria local que constantemente utiliza dólares de las reservas para contener el tipo de cambio y que no se les escape más allá del rango esperado.

En un tuit anterior, que data del 30 de noviembre, los bonistas habían apuntado que: “El gobierno argentino está entrando en su tercer año sin articular un plan económico”.

“Dirigir una economía no debe ser un ejercicio político ni académico. Requiere soluciones reales, no dilaciones y fantasías interminables”, concluyeron en escasas líneas.

Argentina’s govt is entering its 3rd year without articulating an economic plan. We analyzed the problems in Feb and nothing has changed. Running an economy should not be a political nor an academic exercise. It requires real solutions, not endless procrastination and fantasies. https://t.co/B50ove0L26

— Argentina Exchange Bondholders (@Argexchangebond) November 30, 2021

El grupo de acreedores Exchange Bondholder Group ese grupo, liderado por el fondo Monarch, dijo ser acreedor de unos US$ 4.000 millones en bonos argentinos y tener más del 15% de los bonos del canje de 2005 y su “suplemento” de 2010.

“Argentina no está pagando porque no tiene fondos y si recibimos dinero del FMI habiendo acordado, lo primero que tendría que hacer es sacarse esta mochila de encima porque sino vendrán embargos a los pagos de deuda soberana y caeremos en default una vez más a sólo dos años de haber reestructurado la deuda”, dijo Sebastián Maril.

Cerrar un acuerdo con el FMI cuanto antes se vuelve imperioso, se estima que las reservas del BCRA bajarían a US$ 3.000 millones a fin de año.

Hay que cerrar un acuerdo

Para el especialista de Research for Traders, Sebastián Maril, si el Gobierno sigue en la misma idea de no pagar los compromisos asumidos, se cae nuevamente en el riesgo de un nuevo default: “Hay juicios que comenzaron durante la última etapa de la presidencia de Cristina Fernández, siguieron con Macri y ahora empiezan a cerrarse”, indicó en diálogo con la radio 99.9, de Mar del Plata.

En ese sentido, continuó: “Quiere decir que entran en etapas definitorias, algunos cayeron este año y aún siguen impagos cuando Argentina acordó pagar. Fue lo que pasó hace 10 días que era un embargo de activos que tiene el país en la Reserva Federal de Nueva York”.

Esos embargos, son una importante señal de alerta de lo que se puede venir a futuro. “Esto se potenció la semana pasada cuando otro fondo al que le debemos US$ 95 millones, pidió a la jueza Loretta Preska que ordene a Argentina repatriar fondos activos locales para que puedan ser embargados y cobrados”, dijo. Y agregó: “Eso no ocurrirá, pero si seguimos sin acatar las órdenes de la corte neoyorquina caeremos en la trampa de 2014 que son las medidas cautelares”.

“Para muchos argentinos los acreedores y los fondos buitres son tema tabú. Hay que dejar de lado la ideología y empezar a utilizar el sentido común. Hay que cumplir con nuestros contratos aunque no los haya firmado el actual presidente”, concluyó Maril.

SN

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados