haya-paz!Política 

Haya paz!

A fin de evitar que escale la polémica entre el ministro de Seguridad, Federico Massoni y la juez Mirta Moreno, hubo intervención divina. Bueno quizá fue un tanto más terrenal, pero igualmente efectiva. Aquel episodio en que la magistrada decidió la prisión domiciliaria para un detenido que reclamaba por las condiciones de alojamiento de una comisaría en Trelew, provocó profundo malestar al funcionario del Ejecutivo. Según trascendió, el arbitraje habría estado en las sabias manos del titular del STJ. Lo cierto es que, hubo acuerdo entre la magistrada y el Ministro que permitió, hacer lugar en el Instituto Penitenciario Provincial, y así evitar la prisión domiciliaria y su consecuente uso de recursos de la Policía. Así las cosas, tras las exitosas negociaciones, la cuestión de fondo sería evitar que se profundice la disputa entre el Ministro de Seguridad y la magistrada, especialmente cuando el funcionario está en campaña electoral. Está claro que provoca malestar ver cómo, el mediático funcionario, hace proselitismo cargando las culpas sobre el Poder Judicial.



Articulos relacionados