aumenta-la-tension-cambiaria-por-el-ruido-politicoEconomía 

Aumenta la tensión cambiaria por el ruido político

Por los ruidos políticos debido a la crisis interna del Frente de Todos y la emisión de pesos por las medidas para mejorar los ingresos en busca de reconquistar votos en las elecciones de noviembre, los analistas advierten sobre el deterioro del frente cambiario por una mayor dolarización y prevén que seguirá creciendo la brecha con los dólares financieros libres que esta semana llegó a un récord del 94%.

En medio de esta tensión, el stock de reservas del BCRA es una variable de monitoreo diario. Los economistas alertan que el nivel de reservas netas es“crítico” por las ventas del Banco Central para abastecer la demanda en el mercado oficial, a lo que se suma lo que vende en la plaza de futuros, y las intervenciones con bonos para mantener a raya al Contado con Liquidación y el MEP que se operan en el ámbito bursátil.

En tanto, en despachos oficiales plantean que “las operaciones en el mercado de cambios se desarrollan dentro de los parámetros esperables. El BCRA acumuló reservas en los primeros  ocho meses, y como es habitual, en septiembre, cuando es menor el ritmo de liquidación de exportaciones, viene asistiendo las necesidades de importadores. En octubre y noviembre se espera la misma dinámica que seguramente se revertirá en diciembre, con el ingreso de las exportaciones de la cosecha fina”.

Más brecha. El analista financiero Christian Buteler atribuyó la escalada del CCL libre al ruido político que provocó expectativas negativas. “Quedó en el mercado que el Gobierno va a una megaemisión para poner dinero en el bolsillo de la gente, y eso hace que muchos salgan de los pesos y pasen activos en dólares”, airmó, al tiempo que auguró que “continuará la suba si el Gobierno no modera su discurso”.

Fernando Baer, de Quantum Finanzas, coincidió en que “la brecha es por el ruido político, y la carta de Cristina Fernández diciendo que se salga a gastar más”.  

En sintonía, Sebastián Menescaldi, de Eco Go, concordó que “hubo una crisis política, parte de la brecha responde a eso” y dijo que “escalará en la medida que se queden sin reservas”.

Para Víctor Ruilova, de EconViews, “el ruido político metió presión a la brecha, y si alguien se iba a dolarizar, ahora lo hace un poco más; si hay una nueva tormenta institucional después de las elecciones de noviembre, lo vas a ver en la brecha”.

Aldo Abram, de la Fundación Libertad y Progreso, afirmó que “hay más incertidumbre de la esperada. “El blue para las elecciones lo veo en $ 195 y la brecha en 93-94%”, agregó.

El economista Gabriel Rubinstein sostuvo que “las señales de que se va a emitir mucho dinero para las elecciones es combustible para el blue, el CCL, y aumenta la brecha y dificulta la compra de reservas porque cuanto más alta la brecha, más difícil que los exportadores liquiden al cambio oficial”.

Reservas críticas. La consultora dirigida por Rubinstein estimó que “de continuar el ritmo de venta que vemos en septiembre, el stock de reservas netas líquidas se agotan el viernes previo a las elecciones”. Según sus números, las reservas líquidas están en US$ 2.763 milllones. Rubinstein aclaró a PERFIL que “es la tendencia que vemos que está ocurriendo, no quiere decir que vaya a ser así”.

La consultora LCG también proyectó que “de seguir la dinámica actual de ventas diarias en torno a US$ 70 millones, en dos meses el BCRA contaría nuevamente con reservas de libre disponibilidad en terreno negativo”.

En cambio, Menescaldi calculó que las reservas netas (sin descontar el oro) se ubican en US$ 6.500 milllones y “quedarían en  mil millones de dólares en diciembre si tienen que realizar el pago del vencimiento con el FMI que hay ese mes”. “El riesgo de que pasen a estar en negativas está en el primer trimestre de 2022, cuando hay vencimientos con organismos internacionales por US$ 7.200 millones”, aseguró. Por eso, juzgó que el acuerdo con el FMI no puede demorarse más allá de marzo. El economista también espera que “amaine” el ritmo de intervención del BCRA, aunque consideró que si sigue un drenaje grande “probablemente en octubre pondrán más cepo a las importaciones porque es ahí por donde se pierden más reservas”.

Baer dijo que “no suponemos un ritmo de intervención diario de US$ 90 millones, sino de US$ 25 millones por día, o sea unos US$ dos mil millones hasta diciembre”. De acuerdo a sus cifras, las reservas líquidas están en US$ dos mil millones y pasarían a ser “negativas en mil millones a fin de año”.

Abram tambien prevé que las reservas líquidas pasen a ser negativas a fin de año, pero enfatizó que “eso no significa que al otro día el BCRA quiebre porque podrían usar algunos DEGs que aún le sobrarán”.

Al respecto, Ruilova estimó que las reservas netas están en US$ 7.500 millones y en diciembre podría ubicarse en dos mil millones, “mientras que las líquidas podrían estar en negativo por lo que no descarto que ese mes el BCRA tenga que estar vendiendo oro para sostener el mercado de cambios”.

Devaluación. Rubinstein planteó que “con brechas de más del 80% y pocas reservas, estás en una situación cambiaria complicada que genera expectativa de devaluación” poselecciones. En igual línea, Abram alegó que “el BCRA no puede tener reservas líquidas negativas y seguir atrasando el tipo de cambio”. Por ese motivo, él y sus colegas prevén que tras las elecciones, se acelerará el ritmo de ajuste del tipo de cambio oficial del actual 1% mensual a un valor del 5% o 6%. “El doble de la inflación para recuperar competitividad perdida”, alegó Ruilova.

El CCL libre o dólar Senebi llegó a $ 195

El dólar blue cerró ayer a $ 186, una suba semanal de $1.La brecha cambiaria alcanzó 88,7% con el dólar mayorista que finalizó en $ 98,56, es decir que tuvo un alza semanal de 20 centavos.

El dólar minorista cerró en $ 104,11, con un aumento semanal de 34 centavos. Así, el dólar solidario quedó en $ 171,78. Por su parte, el CCL regulado se ubicó en $ 173,51, subiendo 93 centavos en la semana  y la brecha alcanza a 76%, mientras que el MEP cerró a $ 173,42.

El CCL libre (que se opera entre privados y también se llama dólar Senebi) tocó en la rueda $ 195, y la brecha 97%. El CCL operado con la acción de YPF cerró en $ 190,29,  precisó el analista financiero Christian Buteler.

Por primera vez en seis ruedas, el Banco Central compró ayer US$ 4 millones. Fuentes oficiales señalaron que “se destacó la participación de la provincia de  La Rioja, comprando divisas para hacer frente a vencimientos de deuda por unos US$ 25 millones”.En lo que va de septiembre el BCRA tiene un saldo vendedor de US$ 702 millones.

Articulos relacionados