las-ballenas-de-puerto-madryn-que-jugaron-con-un-kayak-y-se-viralizaronSociedad 

Las ballenas de Puerto Madryn que jugaron con un Kayak y se viralizaron


El martes, dos ballenas se acercaron a curiosear y jugar con la tripulante de un kayak en aguas de Puerto Madryn. El momento fue capturado por el fotógrafo Maxi Jonas, que publicó todo en su cuenta de Twitter. Las imágenes se volvieron virales en poco tiempo.

“Creo que hoy hice el mejor video con drone de ballenas de mi vida”, escribió el fotógrafo Maxi Jonas en la publicación, que acompañó de una toma aérea de 54 segundos en la que una se ve cómo el animal juega con una tabla y su tripulante en las aguas de Puerto Madryn.

Era una mañana increíble, sin viento, con muchos animales”, relató Jonas, fotógrafo de Télam que desde hace dos décadas se dedica a registrar imágenes de naturaleza y es un conocedor del comportamiento de las ballenas.

También, contó que, en todos sus años de trabajo, nunca había visto situaciones de peligro para las personas. “Además del comportamiento amigable de las ballenas, hay una ley provincial que prohíbe el contacto de las personas con los animales. Pero en este caso fue la ballena la que se acercó a la tabla para jugar como si fuera una mascota”.

“La gente no se acerca a las ballenas, sino que las ballenas se acercan a curiosear, aunque nunca me imaginé que fuera a tocar la tabla de esta mujer que después se contactó conmigo por las redes sociales”, detalló.

La mujer del kayak

Cuando las imágenes se viralizaron, la mujer que aparece en el kayak se contactó con Jonas. Analía Giorgetti, que es abogada y docente. Había salido a festejar su cumpleaños con su hermana y una amiga, a bordo de su tabla de STAND UP.

Analía vio cómo una de las ballenas se acercaba y de inmediato sacó el remo de agua. “Es lo que hay que hacer para no molestarlas y esperar que ellas pasen tranquilas”, le contó a Télam.

“Fue un gran festejo de cumpleaños, eran las 4 o 5 de la tarde y yo seguía con la adrenalina allá arriba”, contó y aseguró que las imágenes le permitieron “entender la dimensión de lo que había vivido. El fotógrafo captó de una manera mágica el momento. Tal vez eso mismo pasó otras veces, pero no hubo registro”.

Articulos relacionados