el-us-open,-diezmado:-las-ausencias-que-hieren-y-le-quitan-brillo-al-ultimo-grand-slam-de-la-temporadaDeportes 

El US Open, diezmado: las ausencias que hieren y le quitan brillo al último Grand Slam de la temporada

El US Open se pondrá en marcha el lunes con la promesa de grandes partidos y dos cuadros llenos de grandes jugadores. Aunque las canchas de cemento de Flushing Meadows extrañarán este año el talento y los golpes de algunas de las máximas estrellas del circuito. Es que la edición 2021 del Grand Slam estadounidense estará marcada por varias ausencias de peso, entre las que se cuenta las de Roger Federer, Rafael Nadal y Serena y Venus Williams. Así, será la primera vez desde el Australian Open 1997 que un Grand Slam no contará con alguna de esas cuatro leyendas vivas del deporte.

Federer, cinco veces campeón del torneo, fue el primero en anunciar su renuncia al torneo. Una semana después de su 40° cumpleaños (celebró esa cifra el 8 de agosto) contó en sus redes sociales que se sometería a una nueva operación en la rodilla derecha, por lo que estará alejado de las canchas “durante muchos meses”.

“Como pueden imaginarse, no ha sido fácil, estuve haciéndome muchos chequeos en la rodilla con los médicos, recabando información. Escuché a mi cuerpo durante la gira de césped, en Wimbledon, y no es la manera de seguir”, contó en un video el suizo, que en el Grand Slam inglés había sufrido un contratiempo en la articulación que lo tiene a maltraer desde Australia 2020 y en la que ya se había realizado dos cirugías el año pasado.

“Desafortunadamente, para sentirme mejor de mediano a largo plazo necesitaré operarme, así que decidí hacerlo. Estaré con muletas varias semanas y fuera del juego por varios meses. Va a ser difícil en algunos sentidos, claro, pero al mismo tiempo sé que es lo correcto, porque quiero correr el día de mañana y quiero darme una pizca de esperanza para volver al tour en cierta forma”, agregó.

Este año, Federer solo disputó 13 partidos de los que perdió cuatro y esa inactividad lo hizo caer hasta el noveno lugar del ranking. 

Cinco días más tarde, fue el turno de Nadal, que conquistó cuatro veces Nueva York. También en un video que subió a sus cuentas de Instagram y Twitter, el español informó que decidió bajarle el telón a su temporada 2021 para darle tiempo a su pie izquierdo, que lo está haciendo sufrir “mucho más de lo que debería”.

“Después de haberlo hablado con el equipo y familia se ha tomado esta decisión y creo que es el camino a seguir para intentar recuperarme y recuperarme bien”, explicó el mallorquín, número cuatro del mundo, quien jugó por última vez en Washington a principios de agosto.

“Es un año que me he perdido cosas que me importan mucho, como Wimbledon, como son los Juegos Olímpicos, como va a ser ahora el Abierto de Estados Unidos. Y en vista de que durante este último año no he tenido la capacidad de poder entrenarme, prepararme y competir de la manera que realmente me gusta hacerlo, pues llego a la conclusión que lo que necesito es un tiempo para recuperarme. Hay que cambiar una serie de cosas e intentar entender cuál ha sido la evolución del pie en estos últimos tiempos”, agregó.

Su lesión, el síndrome de Müller-Weiss (una patología congénita en el pie), no es nueva, sino que lleva con ella desde 2005, aunque antes no le había impedido desarrollar su carrera deportiva con normalidad gracias a usar plantillas especiales y tratamientos diversos.

Ausentes en Nueva York, Federer y Nadal podrían ver por televisión cómo Novak Djokovic conquista su 21° Grand Slam, mejora la marca que hoy comparten los tres y se transforma en el máximo campeón de Majors de la historia.

Quien no podrá buscar el récord de trofeos “grandes” será Serena Williams. La estadounidense, que suma 23 títulos en esta categoría (uno menos que la más ganadora, la australiana Margaret Court), no competirá en Nueva York debido a un desgarro de isquiotibiales.

“Después de una profunda reflexión y siguiendo el consejo de mis doctores y equipo médico, he decidido retirarme del US Open para poder sanar completamente”, escribió la ex número uno y seis veces ganadora del grande norteamericano, quien está alejada del circuito desde Wimbledon, donde sufrió una lesión en la pierna derecha en el debut.

Serena, que cumplirá 40 años en septiembre, ganó por última vez un certamen de esta categoría en 2017 en Melbourne, embarazada de su hija Olympia, que nació en septiembre de ese año. 

Su hermana Venus, de 41 y ganadora del título en dos ocasiones, también renunció a jugar en Flushing Meadows por una lesión persistente en la pierna.

“Es súper, súper, súper decepcionante. Intenté tan duro como pude en Chicago (NdR: Jugó un WTA250), pero no pude encontrar la ecuación. No pude hacer el milagro”, comentó la dueña de siete Grand Slams.

Es cierto que la mayor de las Williams no gana un Grand Slam desde 2008 (fue finalista en Australia en 2017), pero por lo que significa para la historia del tenis, se la extrañará. 

Así, será la primera vez en más de 24 años que se jugará un Major sin la presencia de, al menos, uno de estos cuatro íconos del deporte. El último “grande” que no tuvo a ninguno en sus cuadros fue el Australian Open 1997 y por una lógica razón: todavía no habían debutado en esa categoría.

Venus jugó por primera vez un Grand Slam ese mismo año en Roland Garros (Serena lo hizo en Melbourne al año siguiente; Federer en París en 1999 y Nadal, en Wimbledon 2003); y desde entonces, siempre hubo al menos uno en competencia.

“Estamos decepcionados. ¿Cómo no estarlo? Son favoritos de los fanáticos, sin duda. Son campeones simplemente excepcionales y han desafiado los pronósticos con su legado y su dominio sobre este deporte”, le dijo Stacey Allaster, directora del torneo, a la agencia AP. “Pero al mismo tiempo, el show debe continuar”. 

Otras bajas de peso

La lista de ausencias del US Open tiene además otros tres excampeones masculinos. El austríaco Dominic Thiem, ganador del título el año pasado, tampoco jugará más en lo que resta de la temporada ya que aún no se recuperó de la lesión que sufrió en el ATP de Mallorca y le provocó el “desprendimiento de la vaina posterior del lado cubital de la muñeca derecha”.

“Después de haber pasado una semana entrenando en la cancha, todavía sentía dolor en la muñeca y sabía que no estaba del 100%. Volví a ver a mis médicos y hemos decidido seguir un tratamiento conservador, dando más tiempo a la lesión para que se recupere”, contó hace unos diez días.

En tanto, Stan Wawrinka, 31° del ranking y ganador en 2016, continúa recuperándose de un problema en el pie izquierdo que lo mantiene alejado de las canchas desde marzo y lo obligó a pasar ya dos veces por el quirófano.

El otro excampeón que faltará a la cita será, claro, Juan Martín Del Potro, quien, en plena rehabilitación de la cuarta operación en su rodilla derecha, sigue sin fecha exacta de vuelta al circuito.

El tandilense no juega desde no juega desde junio del 2019, cuando se bajó del partido que debía jugar en Queen’s ante el español Feliciano López luego de resentirse del problema en la rótula derecha durante su victoria ante el canadiense Denis Shapovalov. Pero se niega a que la lesión lo retire y hace unas semanas compartió en Instagram un video en el que se lo ve peloteando en una cancha del Crandon Park de Miami y afirmó: “Seguimos intentando”.

A las bajas de ex campeones se sumaron además las de otros buenos jugadores, como el canadiense Milos Raonic, 34° del ranking y lesionado en la pierna derecha, y la estadounidense Sofia Kenin, número cinco del mundo, quien dio positivo por coronavirus.

Aunque con promesas de grandes partidos y la chance de quedar en la historia, el US Open levantará este lunes el telón de una edición 2021 marcada por grandes ausencias. 

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados