alberto-fernandez,-imputado:-una-noticia-que-sorprendio-a-pocos-y-que-en-la-rosada-comparan-con-una-“cicatriz”-sin-impacto-electoralPolítica 

Alberto Fernández, imputado: una noticia que sorprendió a pocos y que en la Rosada comparan con una “cicatriz” sin impacto electoral

En el Gobierno no todos sabían que el jefe de Estado sería imputado por participar del festejo de cumpleaños de la primera dama, aunque algunos de los colaboradores más próximos del Presidente imaginaban el desenlace. Los primeros comentaban la noticia en una Casa Rosada semivacía, a última hora de la tarde. Alberto Fernández ya no estaba en su despacho. Había partido rumbo a Olivos poco después de las 18.

Un legislador amigo, que suele frecuentar en Olivos y conoce los vericuetos dela Justicia, también ignoraba la inminente noticia, bien entrada la tarde. Sí se lo imaginaba su abogado civil (en la causa contra Patricia Bullrich), Gregorio Dalbón, que la semana pasada cargó contra el fiscal de la causa Ramiro Gonzalez y el juez Sebastián Casanello. Y también, el círculo más íntimo del Presidente. “Nos enteramos por los medios”, ironizó otro funcionario con despacho en Balcarce 50.

Alberto Fernández, imputado”, se leía a esa hora en casi todos los zócalos de los canales de noticias. Algunos colaboradores cercanos del mandatario se limitaban reflexionar que, en realidad, esa condición ante la ley no lo convierte en culpable, aunque no hicieron ninguna valoración sobre el daño a la imagen presidencial.

En el círculo íntimo de Fernández, que está en la mira de varios socios, insisten en que el tema no forma parte de la agenda ni mueve el amperímetro electoral. “No hubo delito, fue un error. Este tema será una cicatriz, que permanecerá”, sostenían los últimos funcionarios en dejar la Casa Rosada. El archivo del Presidente, en el que afirmaba que sería “inflexible” con quien violara la cuarentena, no los asusta.

En el Ejecutivo apuestan a que el tema se lo fagocite la grieta. “La oposición se apuró en meterse”, señalaban en un despacho importante. 

El jefe de Estado evitó las declaraciones públicas. Tenía previsto clausurar el Primer Congreso de la Producción y el Trabajo que se desarrolló con ministros, sindicalistas y empresarios en el Museo del Bicentenario. Nunca llegó. Recibió primero, durante 90 minutos en su despacho a la mamá y la abuela de Guadalupe Lucero, la nena de 5 años desaparecida en San Luis. Cuando ambas se fueron, el acto en el subsuelo de la Casa Rosada no había terminado, pero el Presidente mantenía una teleconferencia con el secretario general de la CGT Héctor Daer.

También tuvo tiempo para reunirse con el ministro de Economía Martín Guzmán, mientras en la Rosada crece la expectativa de un acuerdo en el corto plazo con el FMI. El resto de su jornada la dedicó a revisar su presentación junto a su jefe de asesores Juan Manuel Olmos y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

Fernández, con el asesoramiento de Olmos, un funcionario que conoce los pasillos de los tribunales, presentó vía electrónica a las 17.50 un escrito para ofrecer depositar durante cuatro cuatro meses consecutivos la mitad de su salario en mano de $315.259 al Instituto Malbrán, tal como había consignado Clarín. “El Presidente eligió representarse a sí mismo, con el argumento de que no existió delito, algo que Casanello aún debe resolver. “Se presentó sin abogado patrocinante, esto es una continuidad de su pedido de disculpas y para que termine el tema. De esta manera repara con lo que tiene, la mitad de su salario”, sostuvo Olmos, uno de los pocos funcionarios en referirse a la situación judicial del mandatario en los medios. El Presidente le pidió a principios de la gestión que abstuviera de operar en la Justicia.

El silencio presidencial del jueves no continuará ni afectará los planes de la campaña oficialista. Fernández tenía previsto romper el silencio en una entrevista con Gustavo Sylvestre, comprometida desde antes para celebrar “el día de la radio”. Luego, viajará a La Pampa, la tercera provincia que visitará esta semana, tras pasar por San Juan y Catamarca. Lo acompañarán, además del gobernador local Sergio Ziliotto, el ministro de Desarrollo Social Juan Zabaleta y el de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, además del secretario general de Presidencia Julio Vitobello, que -ajeno a los avatares judiciales de su jefe- recorría las obras de restauración de la Casa de Gobierno.

En el Ejecutivo insisten en que no habrá cambios en el Gabinete ni entre el círculo más próximo al mandatario ni antes ni después de las elecciones. 

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados