tras-el-acto-multitudinario-en-el-que-desafio-a-la-justicia,-citan-a-declarar-al-“pata”-medinaPolítica 

Tras el acto multitudinario en el que desafió a la Justicia, citan a declarar al “Pata” Medina

Luego de la demostración de fuerza del lunes y ante el eventual desconocimiento de la prohibición judicial de realizar actividades sindicales, el ex secretario general de la UOCRA La Plata, Juan Pablo “Pata” Medina, deberá comparecer ante los tribunales federales para explicar sobre su presunto desacato.

Hace 48 horas, Medina realizó un multitudinario acto frente a la ex sede de la UOCRA platense. Argumentó que se trataba de un mitin político convocado por la agrupación “22 de enero” del Frente de Todos. De contenido no gremial. Por ese resquicio intenta evitar una posible punibilidad, en caso de haber desconocido la orden.

Esa cuestión deberá ser resuelta en la audiencia, vía zoom, de este jueves. El Tribunal Federal en lo Penal N° 2 de la capital provincia, a cargo de la causa por asociación ilícita, coacción agravada y extorsión reiterada, lo citó en carácter de urgencia. El Tribunal deberá considerar si el gremialista puede volver a prisión. 

En el transcurso de la declaración, el sindicalista solicitará el levantamiento de la restricción para actuar en las actividades del gremio.


Medina asegura que el acto tuvo un tono político y que no se trató de un actividad sindical. Foto Mauricio NIevas

El abogado de Medina, César Albarracín, explicó a Clarín que no existen razones para mantener la medida. “Es una pena de inhabilitación encubierta. A ningún procesado le aplican restricciones similares”, afirma el defensor.

Por las dudas, aclara que la petición es anterior al pedido de explicaciones del Tribunal por el acto del lunes.

Medina permaneció preso 2 años y dos meses, entre otras causas por coacción agravada tramitada en los juzgado de competencia provincial. Por ese delito fue sobreseído. Quedan los expedientes iniciados por el juez federal de Quilmes, Luis Armella, quien después decidió trasladó al Tribunal N° 2.

Armella lo había detenido en septiembre de 2017, en una serie de operativos llevados adelante por la Prefectura. Recuperó su libertad en febrero de este año.

No obstante, al ser excarcelado la Justicia impuso como requisito de no participar en actividades gremiales. Aún así, el “Pata” desafió el alcance de la imposición y organizó la asamblea callejera con pretexto de una reunión política organizada por una agrupación partidaria, manejada, precisamente, por su familia.

“Fue en la vía pública (en la avenida 44), donde ya no funciona la sede de la UOCRA, y la movilización tuvo carácter político”, insiste Albarracín.

Resulta una porfía de límites muy angostos. Sujeto a interpretación. “Lo que no está prohibido está permitido”, sería el juicio más benévolo. Habrá que ver si la Justicia opina con el mismo tono.

El acto fue a seis cuadras de la Gobernación y a siete de los tribunales. La proximidad también representa un símbolo de pretendido poder. Alguna vez, el “Pata” Medina lo tuvo. Algunos, entre ellos los juzgados, consideran que en exceso.

El plan para retomar el poder

La discordia, objeto de resolución de la Justicia, es por la naturaleza de la actividad desplegada por Medina este lunes. ¿Se trata de un mero acto político partidario despojado de cualquier otra intencionalidad?

Una consideración esencial, de acuerdo con lo abrevado en derecho, es establecer el contexto y las consecuencias de esa reunión de varios cientos de personas. Específicamente eran del sector de la construcción que representó, hasta hace cuatro años, el propio Medina.

El lugar: aunque la intervención del gremio ya no funciona en la antigua sede de la avenida 44, mantiene un valor simbólico dentro del sector.

Y el tercer elemento es la decisión del todavía procesado de retomar el control de la UOCRA local.

Para ello, el “Pata” no está sólo en el objetivo. Lo acompaña su hijo, Cristian “Puly” Medina, quien -atento a la resolución- tampoco debería tener actividad gremial por la causa que lo involucra con su padre.

Ambos quieren zafar de la atadura judicial para ser electos. La intervención no tiene, todavía, fecha de elecciones de autoridades. El secretario general de la UOCRA nacional, Gerardo Martínez, no logra un armado prescindente, alejado de “los Medina”.

Resultó un síntoma, que -a la misma hora- el lunes también otra fracción de la UOCRA decidiera un acto muy concurrido en Tolosa. Ya hay una interna furiosa.

La agrupación Blanca y Azul, encabezada por Iván Tobar, en su momento vinculado a la barra brava de Estudiantes de La Plata, armó su movida simultánea en abierto desafío. Algunos sitúan el armado de Tobar en la cercanías de la Sitraic, un desprendimiento de la UOCRA y que está alineada con la CTA de “Cachorro” Godoy.

La pelea ya está en la calle. La otra, en los estrados judiciales.

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados