tras-mirar-el-partido-de-boca,-comer-asado-y-beber-en-abundancia,-lo-mataron-a-punaladas-por-la-espaldaSociedad 

Tras mirar el partido de Boca, comer asado y beber en abundancia, lo mataron a puñaladas por la espalda

El juez de garantías Fabio Monti dispuso la prisión preventiva por el plazo de tres meses para Omar Salinas y su hijo Brian Salinas por haber dado muerte a puñaladas a Nery Sánchez como consecuencia de un incidente que se produjo pasadas las 2 de la madrugada del domingo último en el exterior de una vivienda de la calle Roberto Jones al 700 de la capital provincial.


Hasta el momento, el trabajo de investigación realizado por la Fiscalía de Rawson y la Policía capitalina, permite presuponer que ambos imputados apuñalaron por la espalda a la víctima estando “indefensa” tras golpes de puño y forcejeos que se produjeron. Se investiga un hecho grave, calificado como homicidio simple en carácter de coautores producido por Omar Salinas y su hijo Brian. Prevé una pena no menor a los 8 años de prisión.

Le perforaron el corazón

Los dos imputados, las víctimas y otras tres personas más, se habían reunido para mirar un partido de fútbol. Cenaron y consumieron bebidas alcohólicas. Una hora después del hecho, a Omar Salinas se le detectó un alto nivel de alcohol en sangre. Las diferencias y el motivo de la discusión fueron “triviales”, según el fiscal general Rivarola. Lo cierto es que los Salinas desafiaron a pelear con cuchillos a Sánchez, y cuando éste disponía a retirarse, se trenzaron en lucha y se cree en el piso y por la espalda, sufrió las dos puñaladas a la altura de los omóplatos. Una de ellas fue la mortal ya que le afectó corazón y pulmones.

Un testigo habría mentido

Para el fiscal general Fernando Rivarola además ambos imputados intentaron entorpecer la investigación. Con un relato falso armaron una circunstancia distinta acerca de cómo ocurrieron los hechos con el apoyo además de unos de los testigos, que además de ser renuente a contar lo ocurrido, se cree que no dijo la verdad. En las próximas horas será nuevamente interrogado.


Las pesquisas efectuadas permiten además presuponer que “con un repasador” intentaron limpiar los dos cuchillos utilizados para apuñalar a Salinas y se cambiaron sus propias ropas que habían quedado con manchas hemáticas.

El fiscal no cree la versión de la deuda

Los nuevos testimonios recogidos a los otros testigos directos, le permitió confirmar al fiscal general Rivarola, que la versión del “reclamo de la víctima por una deuda de 10.000 pesos”, fue un relato falso que pergeñaron los imputados. Esto le fue narrado a la Policía apenas arribó al lugar y fue los que trascendió periodísticamente.


Con el transcurrir de las horas y la reunión de todos los datos, testimonios y pericias se tuvo una visión más precisa de lo ocurrido. La víctima, los victimarios y tres personas más, se reunieron temprano en horas de la noche del sábado a ver por televisión el partido de fútbol de Boca Juniors versus Patronato. Comieron asado al horno y bebieron vino, cerveza y fernet. “El origen de la discusión fueron temas triviales” propios de la relación de vecindad entre la víctima y los imputados.

Peligro de fuga

El juez de garantías Monti hizo suyo el posible peligro de fuga que planteó el fiscal general Rivarola. El grave cargo que ahora pesa sobre ellos, podría llevarlos a prisión por varios años. Además, han demostrado intentar entorpecer la investigación, pergeñando un relato falso de lo ocurrid, borrando pruebas e influyendo sobre un testigo.


El fiscal general Fernando Rivarola indicó que “si en el transcurso de la investigación surge la necesidad de recalificar la imputación para algunos de los dos detenidos, “de oficio” solicitará la audiencia correspondiente.


Por su parte el defensor Miguel Moyano no se opuso a la apertura de la investigación. Dijo que desde esta parte también se reunirán pruebas en favor de los imputados. Tampoco se opuso al tiempo de prisión preventiva, aunque solicitó que continúen detenidos en la Comisaría de Dolavon.



Articulos relacionados