lionel-messi-y-unidad-en-el-acto-de-cierre,-la-ultima-escena-de-campana-que-busca-el-gobierno-previa-a-las-pasoPolítica 

Lionel Messi y unidad en el acto de cierre, la última escena de campaña que busca el Gobierno previa a las PASO

No pudo haber caído mejor la prueba piloto: primer partido del seleccionado argentino de fútbol en el país después de la conquista de la Copa América, con público y Lionel Messi, y 72 horas antes de las primarias.

“No me parece temerario, sino no tomaríamos la decisión”, aclaró la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en compañía de Matías Lammens, el ministro de Turismo y Deportes que este martes anunció la vuelta del público a las canchas, con aforo del 30% y sin demasiados detalles, en el partido del próximo jueves 9 de septiembre, frente a Bolivia.

A horas del inicio de la veda que fija el calendario electoral.

El Gobierno trabajaba desde hace semanas en la idea de habilitar otra vez el público en el fútbol, el deporte más popular de la Argentina, a través de una prueba piloto tres días antes de las primarias, tal cómo había adelantado este diario.

Pero el anuncio llega en un un tramo más que particular para Alberto Fernández: golpeado y frente a la necesidad de que el electorado se olvide lo antes posible de los festejos de Olivos, que hirieron de muerte la credibilidad presidencial.

En ese contexto, los estrategas de la campaña del Frente de Todos cranean un pomposo acto de cierre para la previa del partido de Messi y el seleccionado campeón de Lionel Scaloni que algunos imaginan como una suerte de revival de aquel del 17 de octubre del 2019 en La Pampa, con la cúpula de la coalición en pleno.

En búsqueda, como en esta última semana, de federalizar la campaña: este miércoles el mandatario se traslada a Catamarca y el viernes a La Pampa, Santiago Cafiero recibió en su despacho a Gildo Insfrán y Eduardo “Wado” de Pedro viajó a Tucumán. 

Todavía se busca lugar para el cierre, y se aportan ideas. Sucede lo mismo con el búnker del domingo de la elección: no está confirmada la localía en el galpón “C” de la avenida Corrientes, en la Ciudad.

Este martes, antes del anuncio de Lammens y Vizzotti, que además le puso fecha a la llegada de vacunas del laboratorio Pfizer, Fernández volvió a pedir en el subsuelo de Casa Rosada frente a representantes del grupo Agenda Argentina que hay que es imperioso salir a gritar “los goles” de la gestión.

Lo había dicho por primera vez la semana pasada, en La Plata, como respuesta a la frase de Cristina Kirchner que subrayó que, por la pandemia, el Gobierno solo se había limitado a “atajar penales”. Una crítica piadosa que al jefe de Estado le tocó una fibra sensible.

Con la ex Presidenta replegada en estos días en el sur del país, después de que reclamara poner “orden” y de que la Casa Rosada filtrara en la televisión pública y sus medios amigos los videos de Olivos, en un operativo de control de daños que incluyó la denuncia penal a Elisa Carrió por su propio festejo de diciembre pasado, Fernández trata de volver a enfocarse en la agenda de la pospandemia.

El Presidente lo habló el mediodía de este martes con Aníbal Fernández, con el que conversó a solas durante el almuerzo que suelen tener cada tanto.

Buscó ayudar el ministro Jorge Ferraresi, identificado con la vicepresidenta -ocupa un lugar de privilegio en la estructura del Instituto Patria-, que temprano se permitió hablar de un “proceso de ocho años” de Fernández. Por la tarde hubo versiones -y pocas certezas- en despachos oficiales sobre un eventual acercamiento con el Fondo Monetario Internacional por la deuda.

Es que el Frente de Todos en general, y Fernández en particular, necesitan para el sprint final de algo más que Messi y un gran acto de unidad partidaria frente a la incertidumbre de una elección que encuentra a una sociedad fatigada por la pandemia y atravesada por la crisis.

En el entorno del Presidente volvieron a quejarse estas últimas horas de que hay ministros y secretarios de Estado acostumbrados a hacer catarsis interna, muchas veces frente a los periodistas: “Que hablen de la gestión”. Una causa a la que el cumpleaños de Olivos no ayudó demasiado. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados