molesto-por-los-cierres-locales,-sergio-berni-decidio-presentarse-como-diputado-provincialPolítica 

Molesto por los cierres locales, Sergio Berni decidió presentarse como diputado provincial

Tenía que suceder. Los más prejuiciosos del carácter de Sergio Berni confirman que el ministro de Seguridad se salió del carril político armado en el Frente de Todos y decidió presentarse como primer candidato a diputado provincial por la segunda sección electoral.

El funcionario, crítico de la gestión del presidente Alberto Fernández, plantó bandera al cierre de los plazos de presentación de lista. Previa aprobación de la Junta Electoral, todavía en trámite, deberá competir con la nómina encabezada por el secretario de la UOM, Naldo Brunelli, acompañado de la camporista de Colón, Fernanda Díaz y el intendente massista de San Andrés de Giles, Carlos Puglielli.

“Por mi formación militar aprendí que no se deja a ningún camarada en el campo. Y aquí hubo arbitrariedades  y dejaron a dirigentes valiosos fuera de las listas”, fue la argumentación de Berni a Radio con Vos.

El flamante precandidato tiene domicilio en Lima. Es su lugar de pretendido dominio territorial en la sección. Ya había logrado imponer a su esposa, la senadora Agustina Propatto, todavía con dos años de mandato, en el quinto lugar de la boleta al Congreso Nacional donde preceden Tolosa Paz, Gollán, Passo y Palazzo, de la Asociación Bancaria.

No alcanzó. El sábado a la noche fue por más. Se colocó al tope de la papeleta del Frente de Todos que irá a las PASO con Brunelli. Anotado en la misma tira, preliminarmente, entre otros, con el ex automovilista Marcos Di Palma (Arrecifes).

Al fin, revela en la base la pelea irresuelta con el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro. Cuestiones de pago chico. Berni ahora reside en esas comarcas. Después de haber desandado el camino desde la Patagonia, donde colaboró con la construcción del poder del matrimonio Kirchner (Néstor y Cristina).

La papeleta de Berni será oficializada. Había plazo legal hasta el miércoles. El anuncio será este mediodía.

La segunda sección elige 11 diputados a la Legislatura. El Frente de Todos expone en juego cinco (Oscar Ostoich, Patricia Moyano, Di Palma y Fernanda Díaz y Micaela Morán). Juntos, seis bancas: Santiago Passaglia, Sandra París, Matías Ranzini, Andrea Bosco, Gustavo Vélez y Susana Lazzari.

Integrantes de la Junta explicaron a Clarín que existían algunas cuestiones técnicas, propias de la exigencia en cada presentación de lista, que todavía faltaban ajustar. Al final fue admitida.

Berni había advertido antes del proceso de presentación que disponía de representantes en las ocho secciones electorales, en caso de un armado provincial propio dentro del FdT. Quedó como elemento de presión para posicionarse mejor. Después, en la negociación consiguió varios lugares. Aunque, en apariencia no fue suficiente y decidió dejar stand by la boleta de la segunda, allí donde la urbanidad espesa termina descansando finalmente en la ruralidad más ancha.

Este conflicto de intereses no tiene el espesor político que surgió, por ejemplo, en el enfrentamiento del intendente Juan “Juanchi” Zabaleta (Hurlingham) con la representación local de La Cámpora. Tampoco la de Fernando Gray (Echeverría), en abierta confrontación con Máximo Kirchner.

Zabaleta resolvió colocarse primero en la lista de concejales del Frente de Todos; como disruptor. Consecuencia de la pelea no resuelta. En este caso, porque La Cámpora impuso la competencia con el presidente del Concejo Deliberante, Martín Rodríguez. “Juanchi”, como lo apodan, es uno de los jefes comunales más cercanos a Alberto Fernández. Por prescindencia presidencial o puja de intereses más allá de los domésticos en Hurlingham, el alcalde tuvo que “despromocionarse” y bajar a la concejalía probable. Claro, es una eventualidad. No se sabe si resultará al final una candidatura testimonial.

Las mismas incertidumbres para el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares. Encabezará lista como precandidato a diputado provincial por la 3ra. sección Electoral. Un premio mayor, o consuelo. Según se mire. Su “mudanza” a la Legislatura habilitará la sucesión a un representante de La Cámpora, Juan Fabiani, en su condición de primer concejal del FdT, quien además administra la secretaría de Gobierno. Afloran nuevos equilibrios en el distrito.

Muy diferente es la situación que plantea el gambito político de Berni. El ministro tiene el confort que le dispensa la vicepresidenta Cristina Kirchner. Además, la sujeción del gobernador Axel Kicillof al esquema que permite al ministro realizar movimientos fuera de control. La última es esta anotación en la lista al parlamento, que resulta una sorpresa.

El responsable de Seguridad dispone de aire, como los inmuebles sin loza arriba. Jugó con la posibilidad de liderar la boleta de diputado nacional por el FdT, que ahora es patrimonio de Tolosa Paz. De ahí para arriba hasta la presidencial 2023. Lo dicho: su tono aspiracional no tiene techo. En medio, amontona animosidades. La del propio presidente Fernández, entre ellas. “Alberto Fernández pide todo los días mi renuncia”, dispara sin freno.

En público, y también en forma destemplada, confronta con la ministra de Seguridad de la Nación, Sabrina Frederic. La queja es por “falta de ayuda” a la Provincia y por presunta “ineptitud” en la funcionaria de la Casa Rosada.

Al fin, Berni asegura no sentirse representado por la administración del presidente. “Funcionarios que no funcionan”, al decir de Cristina.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados