a-dos-meses-de-las-paso,-28-encuestas-bajo-la-lupa:-como-miden-los-candidatos-que-mas-suenanPolítica 

A dos meses de las PASO, 28 encuestas bajo la lupa: cómo miden los candidatos que más suenan

La impactante cifra de 100.000 muertos por coronavirus en la Argentina acaso deje poco margen en estos días para las especulaciones electorales. ¿O todo lo contrario? Mientras el país se conmovía por este triste ranking que recuerda la profundidad de la crisis sanitaria, el calendario judicial obligó a los partidos y dirigentes a inscribir las alianzas con las que competirán el 12 de septiembre en las PASO. Y recordó, a su manera, que faltan apenas dos meses para una de las elecciones más atípicas de la historia argentina.

¿Cómo llega el Gobierno a ese pelea? ¿Cómo ve la opinión pública a sus principales dirigentes, oficialistas y opositores? Y, sobre todo, ¿cómo está la intención de voto en Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires, los tres escenarios clave? ¿Cuánto miden los candidatos que más suenan?

Clarín accedió en las últimas semanas a 28 encuestas para analizar este momento particular: 12 de alcance nacional, 10 bonaerenses y 6 porteñas. Son de las consultoras Taquion, D’Alessio IROL – Berensztein, Analogías, Management & Fit, Synopsis, Opinaia, Opina Argentina, Proyección, Tendencias, Circuitos, Ricardo Rouvier, Zuban Córdoba, Real Time Data, Acierto, Jorge Giacobbe, Clivajes, CB Consultora Opinión Pública y OPSA.

La diversidad de las firmas es amplísima: desde la encuestadora que mide para los Kirchner (Analogías), otra que tiene entre sus clientes al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta (Opinaia), otras que miden en los dos lados de la grieta (Management & Fit, Opina Argentina) y hasta una observatorio de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (OPSA).

Esa variedad de analistas se refleja, en parte, en la dispersión de algunos números. Pero también aparecen coincidencias, que dejan señales sobre el momento complejo que atraviesa la administración de Alberto Fernández, no sólo por el desastre sanitario sino también por el interminable parate económico. Pero esas señales tampoco alcanzan para pronosticar un camino allanado para la oposición, que viene de sufrir su propio calvario político, hace menos de dos años, con Mauricio Macri como emblema.

La pelea nacional: Alberto en baja y paridad electoral

Doce de los trabajos que se publicaron en las últimas semanas tuvieron alcance nacional. Y confirmaron tendencias que vienen desarrollándose en los últimos meses.

La evaluación de la gestión del Gobierno parece estar alcanzando un piso, luego de la caída incesante que sufrió desde mediados del año pasado. El balance hoy es negativo: el promedio de sondeos que midió la administración de los Fernández le da unos 40 puntos a favor y 60 en contra.

Pero más allá de la foto, lo que sorprende es la película: el Presidente había alcanzado un apoyo inédito en el arranque de la pandemia, entre marzo y abril del 2020, cuando incluso tenía señales positivas de votantes de Juntos por el Cambio. Medalla histórica en el marco de la grieta.

Duró poco. Y no sólo eso: con el correr del tiempo, Fernández, además de perder ese plus opositor, también empezó a ver cómo se le esfumaba el acompañamiento de los votantes más moderados del oficialismo. Es un grupo que los analistas identifican como “los desencantados”.

Alberto Fernández

Cristina Kirchner

Axel Kicillof

Sergio Massa

Máximo Kirchner

Mauricio Macri

Horacio Rodríguez Larreta

María Eugenia Vidal

Patricia Bullrich

Elisa Carrió

Facundo Manes

Martín Lousteau

Roberto Lavagna

Florencio Randazzo

José Luis Espert

Este fenómeno no sólo afectó la mirada sobre la gestión, sino que también impactó en los números de imagen personal del mandatario, que fue perdiendo posiciones casi mes a mes, y de ser el líder indiscutido de este tipo de ranking, ahora está mezclado del medio para abajo, con números similares a los de Cristina. En lo cuantitativo y cualitativo: a Fernández actualmente lo apoyan/sostiene casi las mismas personas que apoyan a la vicepresidenta.

La baja de Fernández fue capitalizada por Rodríguez Larreta. El jefe de Gobierno porteño pasó a ser el top 1 en casi todas las mediciones nacionales de imagen. Y uno de los pocos -sino el único- que todavía ostenta el privilegio de tener más apoyos que rechazos. Sin aquellas cifras exorbitantes del Presidente de hace poco más de un año, pero claramente arriba.

Taquion

Opinaia

Management & Fit

Los dos emblemas de la grieta, en tanto, no consiguen salir del fondo: tanto Cristina como Macri muestra un diferencial en contra de su valoración, con posiciones muy duras, tanto de los que los quieren como de los que los rechazan (la mayoría).

Esta mirada crítica sobre los políticos también se refleja en la economía. Incluso más. Y con un ingrediente sensible. La gente, previsiblemente, describe un contexto actual muy complicado. Pero lo más preocupante son los pronósticos pesimistas. El grueso de la sociedad -con preponderancia de los opositores pero también un grupo importante de oficialistas- cree que la situación empeorará en el futuro cercano.

¿Y cómo impacta toda esta desazón en la intención de voto nacional? Las consultoras vienen midiendo de dos maneras de cara a las PASO. Con una pregunta general (¿usted votará oficialismo u oposición?) o con una más específica (¿a qué espacio votará en estas legislativas?). 

El primer caso sirve, sobre todo, para ver el piso del Gobierno. Que claramente está por debajo de los 48 puntos que consiguió en la última presidencial. Incluso la consultora que mide para los Kirchner lo da debajo de ese parámetro. Y la mayoría lo ubica en torno a los 30 o 35 puntos.

Más difícil es analizar en este tipo de mediciones a la oposición, porque su oferta electoral luego se dispersa. Que haya un 50% o hasta 60% de intención de voto no oficialista no garantiza un triunfo opositor en los próximos comicios, porque no está claro cómo se repartirá ese electorado.

Esto se confirma cuando el planteo electoral es más detallado, por fuerza política. Y ahí, por ahora, se ve cierta paridad entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. De las cinco consultoras que midieron a nivel país en estas últimas semanas, dos vaticinan un empate, dos ubican al oficialismo arriba y una, a la principal alianza opositora. Pero en los tres casos en los que hay un ganador, las brechas son chicas, entre 3 y 5 puntos, casi margen de error.

El escenario, así, se vislumbra abierto en el conteo nacional, sobre todo por un nivel de indecisos que promedia unos 20 puntos. Del resto de las fuerzas, en un segundo escalón viene el peronismo no K y los liberales (en torno a los 5 puntos) y más abajo la izquierda (entre 2 y 3).

La pelea bonaerense: mucha dispersión, con ventaja para el Frente de Todos

La provincia de Buenos Aires (casi 40% del electorado total) es el escenario más observado, uno de los medidos, pero paradójicamente uno de los que muestra más dispersión en los números. En particular, en la puja electoral. Y no sólo por cómo podría salir la batalla mayor, entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, sino que también hay cifras para todos los gustos de cara a la previa: las internas de las PASO.

Sergio Berni

Victoria Tolosa Paz

Wado de Pedro

Fernanda Raverta

Jorge Macri

Diego Santilli

Emilio Monzó

José Luis Espert

Florencio Randazzo

A nivel general, tanto los encuestadores como en las principales fuerzas parten de una hipótesis: parece casi imposible que el oficialismo repita la ventaja de unos 15 puntos que sacó en territorio bonaerense en la última elección. En el kirchnerismo se aferran a algunos estudios que le dan una brecha de entre 5 y 10 por ciento arriba. En la oposición, creen (¿se ilusionan?) que el resultado puede ser un poco más parejo (¿derrota digna?).

Ocho consultoras hicieron mediciones de intención de voto por espacio y una (Taquion), planteó dos escenarios con distintos candidatos en las principales fuerzas. De esos nueve cuadros, en seis aparece primero el oficialismo, en dos Juntos por el Cambio y uno marca empate.

OPSA (UBA)

CLIVAJES

CIRCUITOS

OPSA

TENDENCIAS

CLIVAJES

CIRCUITOS

La dispersión, como se dijo, es enorme: el que más ventaja le da al FdT lo ubica unos 10 puntos adelante (37,3% a 27,1%), pero convive con otro que pone a JxC primero, incluso con una diferencia un poco más alta (33,9% a 23,2%).

Esa brecha amplísima, con cifras llamativamente opuestas, se da también cuando se miden las internas bonaerenses por espacio. Ejemplos: en una del kirchnerismo, Sergio Berni figura con 23,4% y Daniel Scioli con 12,6%; y en otra, el ministro suma 12,8% y el ex gobernador, 29,2%. Parece que estuvieran preguntando por personas distintas.

Algo parecido ocurre con las mediciones de Juntos por el Cambio: en un sondeo, Diego Santilli (PRO) le gana a Facundo Manes (UCR) 28,9% a 10,7%; pero en otro, el neurocientífico aventaja al vicejefe porteño 24,4% a 18,4%.

Alberto Fernández

Cristina Kirchner

Axel Kicillof

Sergio Massa

Máximo Kirchner

Victoria Tolosa Paz

Sergio Berni

Daniel Scioli

Mauricio Macri

Horacio Rodríguez Larreta

María Eugenia Vidal

Diego Santilli

Jorge Macri

Facundo Manes

Florencio Randazzo

José Luis Espert

Nicolás del Caño

Otra de las grandes incógnitas es cómo le puede ir esta vez en Provincia a Florencio Randazzo, emblema del peronismo no K. ¿Su piso es el 6% que consiguió en 2017? ¿Y su techo? ¿Puede sumar también los 11 puntos que sacó Sergio Massa en esa legislativa, cuando era el otro representante del PJ moderado?

Una encuesta la da justamente a Randazzo 17 puntos de intención de voto. Pero en otras no llega a 5. Y otro interrogante: lo que termine obteniendo, ¿se lo sacará al oficialismo, a la oposición o un poco a cada uno? 

También hay muchas dudas sobre cómo le puede ir a José Luis Espert, que negoció para entrar en la interna de Juntos por el Cambio pero finalmente presentó una frente propio e irá “por afuera”. Un sondeo lo ubica en dos dígitos y en otro no alcanza los tres puntos. Entre los ocho que lo evaluaron, promedia unos 6 puntos. La misma pregunta que para Randazzo. Más allá del número final, ¿le restará todo a la oposición más dura?

La pelea porteña: Juntos por Cambio, ganador cantado ¿por cuánto?

De los tres escenarios electorales que evalúan la mayoría de los consultores, el porteño parece el más claro. Todas las encuestas ubican a Juntos por el Cambio primero y al Frente de Todos en un lejano segundo puesto.

Pero más allá de que parece no haber misterio con el ganador, la duda es si el macrismo logrará repetir la ventaja de 20 puntos que le sacó Larreta a Matías Lammens en el tramo para jefe de Gobierno o al menos los 17 que obtuvieron Macri-Pichetto sobre los Fernández en la puja presidencial en CABA.

Cuatro encuestadoras midieron en las últimas semanas intención de voto en la Ciudad y los números le sonríen a Juntos por el Cambio, que promedió 43% contra 28% del Frente de Todos. Es decir, una brecha media de 15 puntos

Antes, de todos modos, habrá para entretenerse con la interna de JxC entre María Eugenia Vidal y Ricardo López Murphy. ¿Cuánto del voto duro que pedía a Patricia Bullrich al frente de la boleta podrá captar el economista de origen radical?

No hay sondeos aún (al menos no públicos) que los hayan medido a ellos dos frente a frente. Sí hay parámetros previos, que incluían a Bullrich, también con números dispersos. Uno daba a la ex gobernadora arriba y en otra prevalecía la ex ministra de Seguridad.

En el Frente de Todos, el único que manifestó sus ganas de ser cabeza para diputados nacionales es el legislador Leandro Santoro. En caso de presentarse, será muy difícil que repita los 35 puntos de Lammens (pegado a la boleta de los Fernández). Acaso por esa dificultad, el ministro de Turismo haya confesado que prefiere “preservarse” para volver a intentar por la jefatura de Gobierno en el 2023.

Mauricio Macri

Horacio Rodríguez Larreta

María Eugenia Vidal

Patricia Bullrich

Martín Lousteau

Ricardo López Murphy

Fernán Quirós

Alberto Fernández

Cristina Kirchner

Matías Lammens

Leandro Santoro

Javier Milei

Tanta obsesión con las diferencias tiene su explicación: las distancias que se obtengan en provincia y ciudad de Buenos Aires, y en otros distritos clave como Córdoba, serán determinantes para el conteo nacional. ¿Acertarán esta vez las encuestadoras o quedarán en off side como en 2019? La pelea está lanzada. Con tensión y muchas dudas.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados