una-exestrella-de-la-nba-y-campeon-con-kobe-bryant-le-dio-una-paliza-al-hermano-del-backstreet-boy-nick-carterDeportes 

Una exestrella de la NBA y campeón con Kobe Bryant le dio una paliza al hermano del Backstreet Boy Nick Carter

Los combates de boxeo que escapan a la lógica habitual se están volviendo cada vez más masivos. Desde el show organizado por el youtuber Ibai Llanos que convocó a millones de personas en las plataformas de streaming al desafío mediático de bajísimo vuelo que armaron Floyd Mayweather y Logan Paul.

Esta vez, el circo tuvo como protagonistas al excampeón de la NBA (junto a Kobe Bryant) Lamar Odom y al hermano de Nick Carter, uno de los Backstreet Boys, que se batieron a duelo en una velada denominada “Celebrity Boxing” (“boxeo de celebridades”) que poco respetó de las tradiciones pero sin dudas fue llamativa.

Porque el exbasquetbolista, claro, es un hombre de 2,08 metros y casi 110 kilos, mientras que Aaron Carter (también cantante y actor) mide 1,83m y según el pesaje oficial no llegó siquiera a los 80 kilos.


Lamar Odom y Kobe Bryant.

Ya desde el campanazo inicial pudo comprenderse el grado de insólito que tuvo todo: Carter golpeando a Odom quien, como si se tratara de Homero Simpson en el capítulo en que el cantinero Moe lo convierte en boxeador, no acusaba recibo de ninguno de los impactos de su rival. 

Y al cabo de unos instantes, comenzó el castigo de Odom, con fiereza, al rubio artista. Lo derribó ya en ese primer round de la pelea pactada a tres asaltos.

A falta de menos de un minuto para el final de ese segundo capítulo, Carter (que apenas atisbó a esquivar los golpes del grandote de la forma menos ortodoxa posible) ya no pudo seguir.

El árbitro que dio por finalizada la pelea fue otro miembro del show: el luchador de artes marciales mixtas Chuck Liddell, excampeón semipesado de UFC.

Para Odom, este camino por el mundo del espectáculo deportivo bizarro es toda una celebración de la vida. Una noche de 2015, quien también fuera marido de Khloé Kardashian, tras consumir un cóctel de drogas varias y alcohol sufrió 12 microinfartos cerebrales, seis ataques al corazón y dos paros cardíacos, pero salió de aquel episodio con vida luego de varios meses hospitalizado.

Fueron las horas más difíciles de quien ganara dos anillos con Los Angeles Lakers al lado de Kobe y Pau Gasol, además del Mundial 2010 con la Selección de Estados Unidos, y fuese Mejor Sexto Hombre de la NBA en 2011. También fue una de las víctimas del histórico triunfo de Argentina ante el Dream Team en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Y esta vez, al menos por un rato, se convirtió en un boxeador noqueador. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados