idas-y-vueltas-del-dia-en-que-alberto-fernandez-estuvo-mas-cerca-de-volver-a-apretar-el-“boton-rojo”-en-el-ambaPolítica 

Idas y vueltas del día en que Alberto Fernández estuvo más cerca de volver a apretar el “botón rojo” en el AMBA

En un anuncio grabado de 18 minutos, el presidente Alberto Fernández anunció nuevas medidas restrictivas para el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para frenar el avance de la segunda ola de coronavirus y enfatizó que podrán ser replicadas por los restantes 22 gobernadores. Como había adelantado Clarín, las restricciones a la circulación nocturna se ampliarán desde las 20 a las 6 de la mañana desde las 00 del viernes. Los comercios deberán cerrar a las 19. Los locales gastronómicos no podrán abrir al público durante la noche.

Sin embargo, la decisión del jefe de Estado más sorpresiva fue la de suspender las clases presenciales para todos los niveles en el mayor conglomerado del país desde el lunes y por las próximas dos semanas. Las medidas -a través de un nuevo DNU- se extenderán hasta el 30 de abril, cuando venza el decreto que Fernández firmó hace tan solo 7 días con nuevas restricciones. Cuando concluyó la emisión del mensaje, en toda la Ciudad y en Olivos se replicaron cacerolazos espontáneos.

Las actividades recreativas, deportivas y religiosas en espacios cerrados también quedaron suspendidas.

La decisión de interrumpir las clases -mientras se avanza en el plan de vacunación que incluye a los docentes- curiosamente no fue tema de conversación en la reunión virtual que mantuvo horas antes el Consejo Federal de Educación que integran los ministros de las 24 jurisdicciones y el jefe de la Cartera nacional Nicolás Trotta.

Algo similar había ocurrido con las críticas del Presidente a la fiscalización de las restricciones que ya regían. El lunes, cuando se reunió el Consejo Federal de Seguridad Interior no hubo quejas de la Cartera nacional a los funcionarios nacionales.

“He decidido tomar una serie de medidas imperiosas para garantizar el proceso vacunatorio y que el sistema sanitario no se sature”, sentenció Fernández en su tercer anuncio -y virtual cadena nacional- en 4 semanas.

El Presidente dispuso que las fuerzas federales de Seguridad federales -Policía Federal, PSA, Prefectura y Gendarmería- controlen el cumplimiento de las nuevas medidas en todo el AMBA. Además, ordenó a las Fuerzas Armadas que presten auxilio sanitario en la zona. Desde el Ejecutivo enfatizaron que los militares estarán desarmados y no violarán así la ley de Seguridad Interior.

El Presidente y su equipo pretenden aliviar las terapias intensivas de las clínicas del AMBA. “Debemos evitar el encuentro social (el cual el mandatario calificó como el principal riesgo de contagio), recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y de ese modo volver a ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva de otras patologías vuelvan a reservarse para la atención del Covid-19 en un momento en el que el aumento de los contagios es sostenido”, graficó el mandatario que este jueves regresará a la Casa Rosada después de permanecer aislado durante 12 días por haber contraído el virus.

En el inicio de la jornada, desde Presidencia -y la propia ministra de Salud Carla Vizzotti en conferencia de prensa- dejaron trascender que no habría nuevas medidas durante el día. Con el correr de las horas, el Presidente decidió no dilatar más las decisiones. Cafiero y Vizzotti acudieron de urgencia a Olivos.

Fernández se comunicó con el gobernador bonaerense Axel Kicillof, pero desde la Ciudad destacan que no habló con Horacio Rodríguez Larreta. “Estoy tomando esta decisión y espero que los gobernadores e intendentes que entiendan que tienen que acompañarme lo hagan, es responsabilidad de cada gobernador. Así lo exige el sistema federal. En lo que a mi concierne preservaré la salud de todos y todas las argentinas. En especial, de los argentinos que viven en la Ciudad, que es la Capital de todos los argentinos”, señaló el mandatario en lo que pareció un tiro por elevación al jefe de Gobierno.

En la Ciudad hicieron silencio. Por la mañana, el ministro de Salud Fernán Quirós había pedido más tiempo para evaluar el éxito de las medidas restrictivas que se impusieron la semana pasada. Rodríguez Larreta brindará una conferencia el mediodía del jueves. Objetará el cierre de escuelas, pero acataría la decisión nacional. Sus aliados en la oposición no perdieron el tiempo en criticar al Ejecutivo; en especial, por las clases presenciales.


AlbertoFernández durante el anuncio del 14 de abril con las nuevas restricciones al AMBA.

Kicillof, que reclamaba en público y en privado medidas más fuertes, mantuvo durante la tarde una reunión con intendentes del GBA. La mayoría se plegaron a la idea de un control más estricto a la circulación en el Conurbano. Fue el primer gobernador en saludar las medidas anunciadas por el Presidente. 

Sorpresivamente, antes de que finalizara el día, la provincia de Santa Fe, que gobierna el peronista Omar Perotti, anunció que por ahora no se plegará a los cambios dispuestos en el AMBA. 

Desde el martes, cuando se convocó a una reunión de Gabinete de emergencia, en el Gobierno crecía el malestar por la escasa participación de gobernadores e intendentes en las restricciones a la nocturnidad impuestas desde el viernes pasado. “Necesitamos que los gobiernos provinciales y municipales fiscalicen y hagan cumplir. Y que ustedes argentinos y argentinas entiendan que el cuidado individual es central para no contagiar al otro. Todo el esfuerzo que hemos hecho esta aquí parece insuficiente a la luz de como aumentan los contagios en argentina”, reflexionó el mandatario.

El botón rojo, al que alguna vez aludió Fernández, no tendrá la magnitud de la cuarentena de marzo y abril de 2020. Si la situación epidemiológica no mejora, podría haber más restricciones. El mandatario aseguró que no hay ni habrá especulación política. 

El Presidente también se refirió a la provisión de vacunas y a la posibilidad de que las provincias negocien por su cuenta con los laboratorios, aunque reconoció que éstos prefieren tratar con Estados nacionales. “Nosotros estamos entre esos países que irónicamente tienen el privilegio de seguir accediendo a las vacunas y vacunando a su pueblo”, dijo Fernández y anticipó que seguirán llegando vacunas. El domingo arribarán 864.000 dosis de Astrazeneca a través del mecanismo COVAX de la OMS.

Vizzotti, en tanto, mantuvo este jueves una reunión con el embajador de la India en la Argentina para pedirle que su país libere 580 mil dosis de Covishield.

El Gabinete económico volverá a reunirse este jueves y se anunciarán medidas, que el Gobierno prefiere no adelantar, para los sectores damnificados por los cierres. Los gastronómicos podría ingresar al REPRO II que completa el pago de sueldos. También anticiparon que, a falta de IFE, habrá REPRO focalizados para otros segmentos.

“La discusión no es presencialidad sí o no; las restricciones no pueden empezar por la escuela cuando la evidencia demuestra que son espacios seguros y necesarios para acompañar a nuestras niñas/os”, escribió el ministro de Educación Nicolás Trotta cerca del mediodía. En pocas horas, el Gobierno recalculó

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados