Coronavirus en Argentina: limitan el transporte en el Área Metropolitana y en comercios de al menos siete barrios porteñosPolítica 

Coronavirus en Argentina: limitan el transporte en el Área Metropolitana y en comercios de al menos siete barrios porteños

Sin sorpresas, el presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento preventivo social y obligatorio (ASPO) para contener el coronavirus hasta el próximo 7 de junio inclusive.

Tal como se había coordinado durante la semana, se reforzarán los controles sobre el transporte interjurisdiccional. Los casi 5 millones de personas que cuentan con permisos nacionales en el Área Metropolitana de Buenos Aires deberán reempadronarse. La circulación entre Provincia y Ciudad quedará restringida a los trabajadores esenciales  

La Provincia también controlará el tránsito entre los municipios del Conurbano y la Ciudad prohibirá el comercio en 20 arterias de al menos siete barrios. En ambos distritos se fortalecerán los operativos en villas y asentamientos.

El mandatario lo anunció en la conferencia de prensa más larga desde que comenzó la cuarentena el 20 de marzo. Flanqueado, por el jefe de Gobierno y por el gobernador bonaerense, que volvieron a la residencia de Olivos después de 72 horas, el Presidente ensayó una larga defensa de los logros de la cuarentena y junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof descartó presunta falta de coordinación entre los distritos, luego de que las tensiones y las declaraciones cruzadas se multiplicaran en las últimas dos semanas.

Fernández no dio pistas sobre el final del aislamiento. “La cuarentena va a durar lo que tenga que durar para que los argentinos estemos sanos”, señaló el Presidente.

Los tres funcionarios fueron categóricos para describir la actual circulación del virus y la necesidad de mantener los cuidados y el aislamiento. “Estamos en una pandemia que mata gente, ¿se entendió? Es un virus desconocido y no hay vacuna, ¿se entendió? Quédense en sus casas y cuídense”, sentenció Fernández visiblemente irritado ante una consulta periodística. “Les pido que dejen de sembrar angustia”, retó a los medios.

Mirá también

El jefe de Gobierno, que llegó a Olivos con un barbijo con los colores nacionales, y el gobernador coincidieron en que el promedio de contagios se multiplicó por cinco desde la última etapa de la cuarentena. “No solo aumentó en los barrios vulnerables. También están aumentando al mismo ritmo en el resto de la Ciudad”, graficó Larreta. Los casos pasaron de 83 a 400 en la Capital. En la Provincia aumentaron de 50 casos a 266 en los últimos 15 días.

El Presidente detalló que algunos epidemiólogos sostienen que es el inicio del pico. Kicillof detalló que la curva seguirá en ascenso, tal como se esperaba. Fernández contrastó la expansión del virus en el resto del país con la del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Mirá también

Señaló que en buena parte del país la actividad económica está funcionando por encima del 80 por ciento y argumentó que en la Ciudad se habilitaron el 60 por ciento de los comercios. “Tenemos un problema en la economía, que es la retracción de la gente y el no consumo. Tenemos un problema sistémico”, analizó.

Por la tarde había mantenido una videoconferencia con los gobernadores de los distritos más comprometidos Larreta y Kicillof y Arabela Carreras (Río Negro), Jorge Capitanich (Chaco) y Juan Schiaretti (Córdoba). El Gobierno busca homogeneizar criterios sanitarios en los principales focos.

Por esa razón, el jefe de Estado le dedicó buena parte de su exposición a las acciones para controlar la transmisión del covid-19 en las villas de la Capital y el Gran Buenos Aires. Defendió públicamente el accionar de Larreta, en la Villa 31, criticado por parte del oficialismo y de los dirigentes sociales.

El Presidente les habló a los residentes en los barrios populares y anunció que se multiplicarán los testeos. “Yo quiero que esté tranquilo. Vamos a poner todo nuestro esfuerzo en ellos. Vamos a aumentar la cantidad de tests para saber exactamente dónde esta el virus”, dijo.

Larreta, que ponderó el plan Detectar del ministerio de Salud, enumeró parte de las acciones para las nuevas acciones para los barrios de emergencia. Como informó Clarín, se triplicarán las postas febriles, de higiene y de emergencia alimentaria. Se acondicionó Costa Salguero como centro de aislamiento y la terminal de cruceros como centro de testeos.

También anunció los mayores controles sobre los medios de transporte y en las conexiones con la Ciudad y volvió a poner el acento en los adultos mayores. Garantizó que continuarán las salidas con los chicos los fines de semana y destacó que se restringirán 20 zonas comerciales en al menos 7 barrios de la Ciudad (Belgrano, Once, Liniers, etc), para evitar la concentración de gente.

Mirá también

Los porteños podrán acudir a los comercios de proximidad según la terminación de su DNI; una medida difícil de controlar. Por lo bajo, en el gobierno porteño matizaban que habían plasmado esa resolución como un gesto de consenso político.

Kicillof detalló que no habilitará la construcción en el Conurbano, un reclamo de muchos de los intendentes, e informó que será obligatorio en la Provincia que los trabajadores esenciales se descarguen la habitación Cuidar del Gobierno, que permite trazar el recorrido de los usuarios y consiguientemente del virus.

También destacó el tiempo que ganó la Provincia gracias a la cuarentena para acondicionar el sistema sanitario y lo contrastó con el que recibió de manos de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, a quienes no nombró. El Presidente abonó esa lectura. “En los años de los que hablaba Axel ni ministerio de Salud existía”, dijo mientras Larreta -socio de la ex gobernadora- miraba al fondo de la sala de conferencias.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados