Congreso: el oficialismo avanzó en el aval a los superpoderes del Gobierno en el manejo del gastoPolítica 

Congreso: el oficialismo avanzó en el aval a los superpoderes del Gobierno en el manejo del gasto

El oficialismo avanzó en el Congreso con el aval al DNU firmado por Alberto Fernández para otorgarle a Santiago Cafiero -jefe de Gabinete- la facultad de reasignar partidas sin límites en el marco de la pandemia por el coronavirus. Durante el tratamiento virtual en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, diputados y senadores de la oposición expresaron fuertes cuestionamientos aunque el Frente de Todos impondrá su mayoría para convalidar la iniciativa.

“El decreto tiene por objeto reasignar partidas presupuestarias que son absolutamente necesarias en las medidas que se han ido tomando con la pandemia. Es necesario para dar respuesta a la realidad que tenemos”, arrancó el diputado Pablo González con la defensa del DNU, y se adelantó a las críticas opositoras: “Dicen que le estamos dando carta abierta al jefe de Gabinete. No es así. No es la generalidad del Presupuesto, es lo que tenga que ver con la pandemia”.

Pablo Tonelli inició los cuestionamientos por parte de Juntos por el Cambio. “Nuestra objeción está en el artículo 4°. Hasta ahora la reestructuración de partidas tenía un techo. Ahora el jefe de Gabinete está autorizado sin límite. Puede reestructurar la totalidad del Presupuesto”, aseguró el diputado del PRO, en referencia al 5% de tope eliminado con el decreto. “Esta atribución que se ha conferido es notoriamente inconstitucional, porque viola el principio de división de poderes, el principio de reserva legal del Congreso y las normas de la Constitución referidas al Presupuesto”, agregó Tonelli.

Mirá también

Lo siguió en la palabra Omar de Marchi. “En estos días todo tiene explicación en el marco de la crisis sanitaria. Este DNU es decir ‘Vamos a eliminar cualquier tipo de control porque queremos gastar como se nos da la gana’. Es un avance violentísimo contra la Constitución”, enfatizó el diputado del PRO, y reconoció el “esfuerzo” de González para defender el DNU. “Más difícil debe haber sido defender el decreto de designación de dos jueces de la Corte Suprema”, devolvió el santacruceño sobre aquel DNU de Mauricio Macri.

El decreto 457/2020 dispuso un aumento del gasto público de $498 mil millones y facultó a la jefatura de Gabinete a reasignar partidas sin control del Congreso y sin el límite del 5% que regía hasta ese momento. Legisladores de Juntos por el Cambio presentaron proyectos para derogar los artículos 4 y 6. Integrantes de Consenso Federal y Unidad Federal también expresaron cuestionamientos a la iniciativa.

Mirá también

“El Ejecutivo no ha enviado el Presupuesto, desconocemos el programa de Gobierno, y esto debilita los controles del Congreso”, dijo a su turno el radical Luis Petri, y advirtió: “Es imprescinbible garantizar el pleno funcionamiento de las instituciones. En la Argentina se está exacerbando el hiperpresidencialismo y la concentración de poder”.

Entre los legisladores oficialistas que respaldaron las mayores atribuciones para el Ejecutivo estuvo la diputada Lucía Corpacci. “El Gobierno tiene que reasignar partidas. Es una necesidad en beneficio de todos los argentinos poder tener los recursos necesarios para equipar los hospitales, sostener la industria que quedó en pie, pagar los subsidios, a los jubilados y las asignaciones”, argumentó la ex mandataria de Catamarca.

“En el marco de la pandemia se están colando enormes desvíos institucionales, en la distribución de los recursos de manera arbitraria. Es una enorme preocupación para nosotros”, cerró por la oposición Luis Naidenoff, jefe del bloque de senadores de Juntos por el Cambio. “Es una puesta en escena de una oposición desesperada por tratar de poner otros ejes en la discusión pública. Este DNU no habilita superpoderes a nadie. Lo que hace es seguir protegiendo la salud de los argentinos y argentinas”, contrapuso Anabel Fernández Sagasti, por el Frente de Todos.

Mirá también

Marcos Cleri presidió la reunión virtual que al promediar tuvo una interrupción de algunos minutos por un problema técnico. Habrá tiempo hasta este martes para firmar los dictámenes, aunque el aval al decreto estará garantizado por la mayoría del oficialismo en la comisión y en el Senado.

Para que un DNU caiga, tienen que rechazarlo las dos Cámaras. Antes del tratamiento de las facultades para reasignar partidas se trataron otros decretos sin mayores controversias: la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio, de la prohibición del ingreso de los extranjeros no residentes en el país y de la asistencia a los argentinos en el exterior, entre otros. Petri insistió con el reclamo por los varados en el extranjero.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados