Mercedes Funes: “Los vínculos se sostienen con tiempos y espacios de respiración”Espectáculos 

Mercedes Funes: “Los vínculos se sostienen con tiempos y espacios de respiración”

Malena se levanta, trabaja como contadora, hace terapia. Mercedes se levanta, trabaja como actriz, hace terapia. Malena pasa el día encerrada por la cuarentena. Mercedes también. Y hace algo más: llena su casa de luces, cables y cámaras para ser Malena.


Mercedes Funes interpreta a Malena en “Terapia en Cuarentena”, la primera serie web hecha por los actores desde sus casas y realizada de manera remota que emite la plataforma Contar.  


“La serie cuenta la historia de una psicóloga y la de cuatro pacientes, con quienes tiene sesiones on line. Cada uno de ellos tienen sus propios conflictos, que tienen que ver con este nuevo modo de vida que trajo la pandemia”, cuenta a Télam Mercedes Funes, una de las protagonistas de la tira.


La serie, autoría de Marcelo Camaño y producida por Contar y NOS, cuenta con un elenco integrado, además de Funes, por Carola Reyna, Luciano Cáceres, Coco Sily y Violeta Urtizberea.


Se trata de una ficción hecha en la casa de los actores, quienes convierten su hogar en un set de grabación. En un espacio que no termina de ser del todo ficcional, los personajes entran crisis por la convivencia forzada.


Anita (Carola Reyna) es una analista que también se siente vulnerable por lo que está pasando. Debe lidiar con los miedos e incomodidades que trajo la pandemia y con una nueva dinámica profesional. La pantalla del celular reemplazó al diván y el consultorio se trasladó al seno del hogar, donde no siempre hay intimidad.


“Algunos se quejan porque sus seres queridos están lejos, otros por tener a esas mismas personas extremadamente cerca”, relata Mercedes, quien describe a Malena como “una contadora acostumbrada a estar en la oficina, que tiene dos hijos y una rutina armada, y de golpe se encuentra en su casa en cuarentena, con sus hijos 24 por 7”. 


“Su cotidianidad cambió y la adaptación no es fácil. Siente culpa. Por un lado son sus hijos, los ama con todo su corazón, pero por otra parte no soporta la situación de encierro, porque hay una estructura en su vida que tiene otro ritmo”, explica la actriz que también participó de “Argentina, tierra de amor y venganza”.


“Hay gente que ama la vida que lleva pero los vínculos también se sostienen con tiempos y con espacios de respiración. Decís: ‘bueno me tomo un respiro de vos’. Pero con la convivencia total y obligatoria eso no se puede. Es paradójico porque una se vuelve loca y no tiene dónde ir”, dice Mercedes.    

Hecho en casa

Desde Contar, plataforma pública y gratuita que ofrece más de 3000 horas de contenidos audiovisuales a través del sitio www.cont.ar, califican al proyecto como “original y novedoso” y destacan que en su realización se respetaron todos los protocolos generados a partir del Covid-19.


“El sistema de producción prevé que todo el elenco y el equipo técnico involucrado en las grabaciones reciban los lineamientos y protocolos de prevención necesarios para que puedan grabar los capítulos dentro de sus hogares”, agregan desde la plataforma que dirige Juan Pablo Gugliotta.


“Mandan los equipos a casa y si bien me grabo yo hay gente del otro lado. Directores y equipos de técnicos que nos van guiando para que armemos el estudio en nuestra propia casa”, relata Mercedes.


“Ellos asignan un lugar de mi casa –agrega- y yo armo el set. Me envían un gran box con todos los elementos: luces, cámaras, cables, etc Estamos conectados permanentemente y me van guiando como McGuiver guiaría a alguien que no tiene ni idea: agarrá este cable ponelo acá, agarrá este otro y ponelo allá”.


La casa de los actores se convierte en un piso de grabación donde la relación con los técnicos recrea el trabajo en equipo, pero a distancia. Mercedes cuenta que “vamos buscando cuál es el mejor escenario dentro de lo que es mi casa. Es algo bastante inédito. A mi me gusta. Cada uno desde su casa sigue haciendo lo que sabe y lo que le gusta. Eso es montón en estos tiempos”.       

Arte y cuarentena

Al igual que en otras expresiones artísticas (las muestras virtuales en los museos, las lecturas o la música en vivo a través de las redes sociales) “Terapia en cuarentena” explora nuevas formas y modalidades de producción que tal vez hayan llegado para quedarse.


“Es una propuesta –asegura Mercedes- que estimula la producción nacional y encuentra una manera de reinventarse, hay varios proyectos que empiezan a encaminarse por este lado, con equipos trabajando todos desde sus casas, de manera remota. Cada capítulo que grabamos tiene a un montón de gente involucrada, aportando cada uno lo suyo para que quede buenísimo el proyecto”.


La actriz que también participó en tiras como “Gasoleros” y “Son amores” considera que “la cuarentena demuestra la importancia del hecho artístico para la vida de todos. Cuán distinto transitaríamos todo esto si no tuviéramos series, películas, lecturas, obras de teatro y todo lo que tiene que ver con el arte”.


Pero también se pregunta sobre lo vendrá: “Estoy preocupada porque la salud se preserve y haya la menor cantidad de contagios posibles y también por el trabajo. Los actores y todos los que trabajamos en lo que es el arte estamos en un parate general. La incertidumbre laboral también es algo que nunca se ha vivido de esta manera”.    


En situaciones de angustia el arte reaparece como hecho terapéutico. Para la artista no se trata sólo entretenimiento, “es también un espacio de catarsis. Para quien lo hace y para el espectador. Es ir hacia otros mundos, algo necesario porque estamos en uno que se volvió claustrofóbico. El arte aparece como una herramienta fundamental para subsistir, para acompañarnos en esa subsistencia”.


“Espero que a analistas y pacientes la serie le devuelva un espejo divertido. Seguramente haya quienes se sientan más identificados con los conflictos de un personaje y otros de otro. Son situaciones y conflictos universales como las que nos tocan vivir en este tiempo corto pero intenso”, concluye Mercedes.


Con conflictos nuevos y de las otros. Con formas de abordarlos que se renuevan y otras que se repiten. Con piscólogos del otro lado de la línea o del diván. La pregunta parece ser la misma: cómo vivir lo que nos pasa. “Terapia en cuarentena” invita a buscar una respuesta.


Articulos relacionados