Cambiemos denunció al fiscal que dejó de impulsar denuncias contra Cristina y trata de frenar la ofensiva a favor de la impunidad de la vicepresidentaPolítica 

Cambiemos denunció al fiscal que dejó de impulsar denuncias contra Cristina y trata de frenar la ofensiva a favor de la impunidad de la vicepresidenta

La oposición presentó una denuncia penal, pidió que comparezca en el Congreso el titular de la Oficina Anticorrupción, Félix Crous, e inició una petición en las redes sociales, entre otras medidas, para tratar de frenar las jugadas de Cristina Kirchner de su estrategia que busca la anulación de las causas en que tiene once procesamientos, en medio de la cuarentena por el coronavirus.

Paralelamente, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello- -un hombre del entorno íntimo de Alberto Fernández- salió el jueves a la noche a asegurar que el presidente “se enteró por los medios” de la decisión de la OA de dejar de ser querellante en dos de las investigaciones que involucran a la vicepresidenta y a sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, entre otras causas. Así el presidente tomó distancia de la decisión de Crous, que si bien depende de la ministra de Justicia, Marcela Losardo, es un alfil de Cristina y reaccionó frente a la dura posición que tomó el bloque de Juntos por el Cambio, liderado por el radical Mario Negri, frente a la retirada de la OA.

Mientras jueces y fiscales de Comodoro Py observan con ansiedad para ver qué pasará en esta pulseada entre la oposición y el Gobierno y el cristinismo y esperan que termine pronto la cuarentena por el coronavirus que, de hecho, favorece la estrategia judicial de Cristina Kirchner retrasando los juicios orales y otras causas llevándolas a la zona de la prescripción o cierre de las causas por vencimientos de los plazos.

Mirá también

Rápidos de reflejos, los diputados de Cambiemos Jorge Enríquez, Graciela Ocaña, Waldo Wolf, Fernando Iglesias y Alvaro Lamadrid, entre otros, denunciaron ante la Justicia a Crous por supuesto incumplimiento de los deberes de funcionario, prevaricato y retardo de justicia por su decisión de retirar a la OA de los juicios orales de Los Sauces y Hotesur contra la familia Kirchner. Con el patrocinio de los abogados Luis Cevasco y Eric Natansohn, los legisladores pidieron a la Justicia que investigue a Crous, un miembro de la agrupación K “Justicia Legítima”, por la comisión de los delitos previstos y tipificados por los artículos 272 y 274 del Código Penal de la Nación, o los que surjan de la investigación a realizarse. En otras palabras, afirman que Crous en vez de defender los intereses del Estado –víctima de las maniobras de lavado en Hotesur y Los Sauces-, defiende los intereses de la vicepresidenta.

De acuerdo a los diputados, Crous con su decisión de desistir de su rol de querellante, “faltó a las obligaciones de su cargo, con el único y evidente objeto de beneficiar a los allí imputados. Con tal conducta, ha infringido el artículo 274 del Código Penal, pues por el cargo que ejerce y las atribuciones asignadas, tiene el mandato de promover la persecución y represión de los autores de los delitos de corrupción”. Debido a los problemas con el sistema digital de la Justicia, recién el lunes sorteará qué juez se quedará con esta denuncia.

En su escrito, al que accedió Clarín, los diputados de la oposición subrayaron que “el daño que le causa a un caso penal que sea el propio Estado -particular damnificado por el delito investigado-, quien desiste de seguir impulsando una causa que lo tiene como víctima, sobre todo con la cantidad de investigaciones relevantes que han continuado con el ejercicio de la acción por impulso de la querella”.

Mirá también

Si bien el juicio oral por Hotesur y Los Sauces seguirá por el impulso del fiscal, Diego Velasco, habrá que ver si la actual UIF –dirigida por el hombre de Alberto, Carlos Cruz, mantiene las 600 medidas de pruebas, los 90 testigos y los peritajes pedidos por la OA en tiempos en que era manejada por la macrista Laura Alonso. No por nada, la diputada de Cambiemos, Mónica Frade, había pedido en abril a la UIF que confirme su rol de querellante en causas como Hotesur, Los Sauces, Ciccone, Oil donde están en juego embargos de 600 millones de pesos que, se investiga, fueron robados al Estado.

Llamativamente, el TOF 5 comunicó informalmente a la abogada Silvina Martínez y a la ex diputada Margarita Stolbizer que les quitará el rol de amicus curiae en el juicio unificado por Los Sauces y Hotesur. Entonces, si bien la jugada de Crous ya alivió las acusaciones contra Cristina y en las próximas semanas se verá la profundidad de sus efectos procesales. El TOF 5 está integrado por Los jueces José Martínez Sobrino, Adriana Pallioti y Daniel Obligado.

En tanto, la diputada Ocaña pidió a Alberto Fernández que “no consagre la impunidad de la corrupción de Cristina Kirchner” a través de una iniciativa en la plataforma Change. La iniciativa ya reunió más de 50 mil firmas y puede consultarse en https://www.change.org/p/alberto-fernandez-presidente-no-consagre-la-impunidad-de-la-corrupci%C3%B3n-de-cristina-kirchner.

Mirá también

La toma de distancia de Vitobello se explica porque Crous, es parte de la “muralla de protección judicial” en el Estado que se creó Cristina a partir de diciembre del año pasado. También nombró a las titulares de la AFI, Cristina Caamaño y de la AFIP Mercedes Marcó del Pont, a la segunda de la UIF, entre otros cargos estratégicos. Aunque los operadores judiciales de la vicepresidenta -en forma paralela al trabajo de su abogado Carlos Beraldi- son el Procurador General del Tesoro, Carlos Zannini, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena y el senador y ex titular de la AFI, Oscar Parrilli. Graciana Peñafort –la misma de la frase “con sangre o con razones”- desde la dirección Jurídica del Senado, es un principal espada en las redes sociales y se acopla a las jugadas de Zannini, Mena, Parrilli y el ex subdirector de Contrainteligencia y diputado del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade, entre otros.

El cristinismo ya consiguió aprobar la polémica ley de jubilatoria de magistrados y lograr el retiro de más de 60 jueces y fiscales pero, hasta ahora, ninguno de los que tienen las principales causas contra Cristina. Esta semana, el presidente apoyó su apuro en impulsar la reforma judicial en el Congreso, que “no preocupa demasiado porque tendrá consecuencias hacia el futuro y no sobre las causas que ya están abiertas”.

Antes de meterse con las causas Hotesur y Los Sauces, Cristina hizo una fallida jugada con declaraciones de la jueza de la Cámara Casación, Ana Figueroa, para tratar de anular el juicio oral por el encubrimiento de Irán en la causa por el atentado contra la AMIA. La jueza, tras un anuncio de la vicepresidenta en Twitter, negó que con sus declaraciones sobre presiones del macrismo se hubiera referido al ex representante de Mauricio Macri ante el Consejo de la Magistratura y a actual jefe de los fiscales porteños, Juan Bautista Mahiques. La confusa maniobra no se sabe si fue contra aquella denuncia del fiscal Alberto Nisman o contra la causa en que Casación en que se declaró inconstitucional el Memorándum de Entendimiento con Irán. De ser esta segunda causa, se estaría volviendo a intentar la vigencia del Pacto.

El antecedente de esta jugada, donde aparecen casi todos los mismos métodos y operadores, fue el Operativo Puf que sirvió para llevar la causa por espionaje y extorsión contra el falso abogado Marcelo D’Alessio ante el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla. Esta primera maniobra fue contra la causa de los cuadernos de las coimas y la Mafia de los Contenedores. Pero los tiempos corren. Por eso, el cristinismo sabe que el trabajo sucio judicial debe hacerlo este año. El próximo serán las elecciones legislativas de medio término. Entonces, deberán evitar todo este tipo de maniobras para demostrar que “volvimos mejores”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados