Atacaron la residencia del embajador argentino en Chile en otro día de violentas protestas contra PiñeraPolítica 

Atacaron la residencia del embajador argentino en Chile en otro día de violentas protestas contra Piñera

En medio de las protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera en Chile, un grupo de manifestantes entró a los jardines de la residencia del embajador argentino y rompió varios vidrios.

El embajador argentino, José Octavio Bordón, se encuentra bien y solo se reportaron algunos daños. Según trascendió, los manifestantes lograron vencer uno de los portones de la residencia y llegaron hasta los jardines. Allí arrojaron piedras y rompieron algunos vidrios de la residencia.

Rigoberta Menchú y Guillermo Whpei advirtieron a Piñera sobre la violación de Derechos Humanos en Chile

La residencia del embajador argentino está ubicada en la calle Vicuña Makenna, a metros de Plaza Italia, el centro neurálgico de las protestas en la capital de Chile.

El embajador Bordón en una imagen de archivo de la residencia argentina en Santiago.

Santiago vivió este viernes una jornada de intensas manifestaciones para demostrarle al gobierno de Piñera que no está conforme con las respuestas que dio frente a los reclamos sociales. Si bien la mayoría de las protestas fueron pacíficas, también hubo grupos de encapuchados que se enfrentaron con la policía, saquearon una parroquia e incendiaron un histórico edificio de la céntrica Universidad Pedro de Valdivia.

Los violentos incidentes ocurrieron a pocos metros de la Plaza Italia, en Santiago, epicentro del estallido social que ya lleva tres semanas. La gran mayoría de la gente se manifestó con cánticos y banderas, pero pequeñas células aisladas se apartaron de la multitudinaria marcha y provocaron graves disturbios.

Si bien la mayoría de las protestas fueron pacíficas, también hubo grupos de encapuchados que se enfrentaron con la policía, saquearon una parroquia e incendiaron un histórico edificio de la céntrica Universidad Pedro de Valdivia.

“La tercera marcha más grande de Chile” o “La tercera es la vencida”, fueron las consignas para este viernes en la tarde, cuando diversas agrupaciones se sirven de Whatsapp, Facebook e Instagram para convocar a marchas pacíficas que buscan rivalizar con los 1,2 millones de personas que el 25 de octubre se reunieron históricamente en el centro de Santiago, y con otra no tan multitudinaria del 1 de noviembre.

Hubo dos sectores que concentraron mayoritariamente en esta protesta: camioneros y estudiantes. Los primeros se dirigían hasta el exclusivo barrio de La Dehesa, al oriente de la capital chilena, donde viven los sectores más ricos, y se detuvieron algunos minutos con sus vehículos para regresar luego al centro de la ciudad y sumarse a la manifestación general.

Los camioneros exigen una sustancial rebaja en los peajes de carreteras y que se anulen sus multas por no pagar sus deudas a las concesionarias privadas que construyeron las impecables rutas que tiene Chile.

Los estudiantes fueron el otro foco masivo, como lo vienen siendo desde un principio. Protestaron en varios sectores de Santiago y anunciaron una gran protesta para el lunes en rechazo a medidas de seguridad anunciadas el jueves por el presidente Piñera, que incluye una ley que endurece las sanciones contra los autores de saqueos, barricadas y manifestantes encapuchados.

Los incidentes más graves tuvieron lugar muy cerca de Plaza Italia. Un grupo de jóvenes con la cara tapada ingresó a la sede de la Rectoría de la universidad privada Pedro de Valdivia e incendió el antiguo edificio, que data de 1915. Más de 20 dotaciones de bomberos tuvieron que trabajar en el lugar para controlar las llamas de esta casona, y tuvieron inclusive la ayuda de manifestantes que se plegaron con mangueras y aparatos de extinción.

Copyright La Politica Online SA 2019.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Articulos relacionados