Caso Ciccone: confirman la ejecución de la pena a Amado BoudouPolítica 

Caso Ciccone: confirman la ejecución de la pena a Amado Boudou

La Cámara de Casación Penal resolvió por unanimidad confirmar el fallo del Tribunal Oral Federal 4 que ordenaba la ejecución formal de la pena de Amado Boudou​ en la causa Ciccone, por lo que el ex vicepresidente deja de estar detenido bajo la figura de la prisión preventiva y pasa a ser formalmente un condenado.

La decisión se dio el jueves, apenas 24 horas después que el mismo TOF 4 redujera en casi tres meses el tiempo que Boudou deberá pasar preso, tras ser condenado a 5 años y 10 meses de cárcel por la venta fraudulenta de la ex calcográfica.

La Casación rechazó un recurso de queja de la defensa del ex vicepresidente. En un fallo unánime, los camaristas Javier Carbajo, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky decidieron no hacer lugar al recurso presentado contra la resolución del Tribunal que le fijó la pena, y que había ordenado dar inicio a la ejecución de la condena. De todas formas, la decisión no modifica la situación carcelaria de Boudou.

El Máximo tribunal penal, ya había confirmado la pena del ex ministro de Economía, y por ello la medida fue apelada, pero la Casación declaró “inadmisible” el recurso extraordinario y redujo las posibilidades de una última revisión de la Corte a una apelación “en queja”.

Mirá también

Según los camaristas, Boudou “se limitó a alegar la violación a garantías constitucionales -como el principio de inocencia- sin demostrar a lo largo de su impugnación, concretamente, cual es el agravio actual, de tardía o imposible reparación ulterior que le genera”, la confirmación ya dictada por la Sala IV de la Casación, sostuvieron los camaristas en el fallo.

Cuando el 17 de julio la Sala IV confirmó la condena indicaron que se encuentra “debidamente acreditada la maniobra juzgada referida a que Nicolás Tadeo Ciccone entregó su empresa Ciccone Calcográfica SA al grupo liderado por Amado Boudou”. Así, se dio por corroborado que esto se reflejó en el compromiso asumido para que la compañía “vuelva a ser operativa a la ex calcográfica para que pudiera contratar con el Estado Nacional y así obtener jugosos réditos económicos”.

Respecto al ex vicepresidente de Cristina Kirchner, el Máximo Tribunal Penal indicó que al encontrarse “impedido de efectuar negociaciones en beneficio propio y en perjuicio de los intereses de la Nación”, Boudou “se valió de su amigo personal, José María Núñez Carmona -quien dirigía la actuación de Alejandro Paul Vandenbroele- utilizando empresas fantasmas y operaciones simuladas que dificultaban rastrear a los verdaderos titulares del negocio y entender el verdadero alcance del acuerdo ilegal”.

La maniobra continuó. Una vez en control de la firma, el grupo liderado por el ex vicepresidente -según la resolución judicial-, se “manipuló en provecho personal, por lo menos, tres organismos del Estado: la Casa de Moneda SE, la AFIP y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia” para que “beneficiaran a la ex Calcográfica Ciccone”. En este tramo de la maniobra participaron también, Resnick Brenner y César Guido Forcieri “quienes plasmaron la voluntad de Amado Boudou”, indicó la Casación.

La firma fue financiera y jurídicamente rescatada en forma “ilegítima y pudo contratar irregularmente con el Estado Nacional”, se señaló.

El miércoles, el TOF 4 había hecho lugar a un planteo de la defensa que solicitó que se le compute a Boudou el tiempo que estuvo detenido por primera vez, es decir del 3 de noviembre de 2017 al 17 de enero de 2018, como parte de la sentencia dictada el año pasado en su contra. Así, le redujo casi tres meses el tiempo que ex vicepresidente de Cristina Kirchner tendrá que pasar en la cárcel.

La fábrica de hacer billetes

En la causa se señaló que el circuito cerró en abril del 2012, cuando el Gobierno contrató a Ciccone -bajo liderazgo de Vandenbroele, Boudou, Núñez Carmona-, para que imprimiera 160 millones de billetes de cien pesos, un trabajo por el que el Estado pagó 140 millones de pesos. También se encargaron trabajos partidarios: la calcográfica imprimió boletas para el Frente para la Victoria.

El caso Ciccone investigó la maniobra a través de la cual, según el juez Ariel Lijo, el ex vice -a través de terceros- “buscó quedarse con la imprenta privada más grande de la Argentina y la única con capacidad para imprimir billetes”.

Al procesar a los acusados, Lijo sostuvo que el ex vice, junto a Núñez Carmona “habrían adquirido la empresa quebrada y monopólica Ciccone Calcográfica, mientras Boudou era ministro de Economía, a través de la sociedad The Old Fund y de Vandenbroele”, luego condenado como presunto testaferro de Boudou.

El objetivo de la operación, según el procesamiento, era “contratar con el Estado Nacional la impresión de billetes y documentación oficial”.

JPE

Articulos relacionados