Comenzó el juicio a Ponzio, Bertolo y Leo Franco por el arreglo de un partidoDeportes 

Comenzó el juicio a Ponzio, Bertolo y Leo Franco por el arreglo de un partido

Con las presencias del capitán de River, Leonardo Ponzio, del mediocampista de Banfield Nicolás Bertolo y el ex arquero Leonardo Franco, comenzó este martes en Valencia el primer juicio por el supuesto arreglo de partido de la Liga de España de fútbol disputado entre Levante y Zaragoza en mayo de 2011, en el que el conjunto aragonés ganó 2-1 y logró la permanencia.

En el primer día, las defensas pidieron la nulidad del proceso por estar “contaminado” y cargaron contra Javier Tebas, presidente de La Liga, por vulnerar los derechos de los acusados en la denuncia. Este miércoles continuará con la respuesta del tribunal y con la asistencia de los 3 argentinos.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El juicio por el presunto amaño comenzó con la presencia de la mayoría de los 42 acusados y con la petición de nulidad de las actuaciones por parte de la defensa, que ha sido rechazada tanto por la Fiscalía como por la acusación. Se recuerda: Levante y Zaragoza disputaron en mayo de 2011 un partido de Liga que terminó con victoria del equipo en el que jugaba Ponzio por 1-2 en el estadio Ciutat de Valencia, en el que el conjunto valenciano nada se jugaba y en el que el triunfo visitante propició su permanencia en Primera División.

A la conclusión de la primera jornada del juicio, el juez ha citado a las partes implicadas para hoy para resolver o aplazar la resolución de las cuestiones previas planteadas. Entre ellas destacan la nulidad solicitada en bloque por las defensas al entender que el caso se basa en una denuncia del abogado Javier Tebas, ahora presidente de LaLiga, que tenía como fundamento la información proporcionada por un jugador de Zaragoza al que no han querido identificar hasta ahora en el proceso.

Mirá también

Fuentes jurídicas confirmaron que la Fiscalía solicita dos años de prisión y seis de inhabilitación para los futbolistas implicados y que LaLiga podría elevar esta petición hasta los cuatro años.

El ex jugador del Zaragoza, Leo Franco, a su llegada al primer gran juicio en España por el posible amaño de un encuentro EFE/ Kai Försterling

Los jugadores y ex jugadores acusados de aquella plantilla del Zaragoza son Maurizio Lanzaro, Toni Doblas, Paulo da Silva, Jorge López, Ander Herrera, Braulio Nóbrega, Leo Ponzio, Gabi Fernández, Carlos Diogo, Ivan Obradovic, Ikechukwu Uche, Adam Pinter, Javier Paredes, Leo Franco, Jiri Jarosik, Nicolás Bertolo, Said Boutahar y Ángel Lafita.

De los que formaban parte del Levante están Miguel Pallardó, Gustavo Munúa, Héctor Rodas, Rafael Jordá, Rubén Suárez, Xavi Torres, Cristhian Stuani, Wellington da Silva, Jefferson Montero, Miguel Robusté, Javi Venta, Manuel Reina, Felipe Caicedo, Vicente Iborra, Xisco Muñoz, Sergio Ballesteros, Juanfran García y David Cerrajería.

Mirá también

También están acusados el Zaragoza, como persona jurídica, su ex presidente Agapito Iglesias, dos ex directivos del club, Francisco Checa y Javier Porquera; su ex entrenador, el mexicano Javier Aguirre; y su ex director deportivo Antonio Prieto.

En la primera sesión del juicio, los abogados de los acusados han pedido que se dispense a sus representados de asistir a las jornadas del juicio en las que no tengan que declarar para que así puedan atender sus compromisos profesionales, en el caso de los futbolistas en activo, de acudir a los entrenamientos y partidos. Al salir del palacio de Justicia ni Ponzio ni Nicolás Bertolo hicieron declaraciones con la prensa que los esperaba.

Los argumentos que complican a los jugadores son dos. El primero, es el misterioso pago de 965.000 euros a varios referentes de Zaragoza en concepto de primas que fueron retirados entre el 18 y el 20 de mayo. La especulación es que ese dinero se utilizó para pagarles a los futbolistas de Levante. El segundo argumento es estadístico: Levante recibió más tiros al arco que en otros partidos, remató muchísimo menos y apenas consiguió un tiro de esquina. La comparación se realizó con otros 15 juegos de esa temporada.

El delito de corrupción deportiva contempla penas de prisión que oscilan entre los 6 meses y los 4 años. La Fiscalía de Valencia pide dos años de cárcel para cada jugador y la inhabilitación especial para la práctica del fútbol profesional durante seis años en España. Tampoco podrían entrenar a equipos. La Liga , en tanto, eleva la petición de pena al máximo legal y reclama, además, cerca de 3 millones de euros de multa para cada uno de los procesados.

Articulos relacionados