Cubrir gastos corrientes ha sido «el mal menor»Sociedad 

Cubrir gastos corrientes ha sido «el mal menor»

Así lo definió el presidente de la comisión de presupuesto y hacienda de la legislatura, Eduardo Conde, en diálogo con Radio Chubut.

Se trata de los recursos que quedaron disponibles tras la devaluación del peso, que hizo que hicieran falta menos dólares para «calzar» las cuentas oficiales para las cuales estaban como garantía en el banco.

Son parte de los 650 millones de dólares que en su momento se tomaron en el mercado financiero internacional y de los que hoy queda menos del 8%,  cuyo capital ni siquiera se comenzó a devolver.

Conde se había opuesto en otras oportunidades a la utilización de fondos especiales para gastos corrientes, basado en preceptos constitucionales.

Sin embargo esta vez pegó un “volantazo” a sus convicciones y justificó la utilización de los recursos extraordinarios en que «se trata del mal menor» frente a la creciente demanda de los empleados públicos.

En tal sentido admitió que «no había otra alternativa frente al pago escalonado y los reclamos en las rutas».

También advirtió sobre lo que denominó «la violencia del sindicalismo» que se moviliza a la legislatura y logra con la presencia física que se aprueben las leyes por presión, como la que se pretende que se apruebe mañana fijando un «aporte tributario extraordinario» a las grandes empresas.

Conde recordó que la iniciativa no es nueva y ya se descartó una similar el año pasado, aunque ahora se le dio otro ropaje para hacerla aparecer distinta.

El diputado advirtió sobre el peligroso concepto que se esgrime para justificar la ley que implica admitir que cuando al Estado no le alcanza plata porque la malgastó, le pide a los privados que paguen más.

«Esto además puede tener graves consecuencias legales para la provincia porque los privados ya advirtieron que cumplen con creces con todas sus obligaciones tributarias no solo acá, sino también en nación» recordó.

Articulos relacionados