Ricardo Zunino, el argentino que usó el casco y los guantes de Niki LaudaDeportes 

Ricardo Zunino, el argentino que usó el casco y los guantes de Niki Lauda

Niki Lauda tomó en la temporada de 1979 de la Fórmula 1 la determinación repentina de retirarse de las pistas, en medio de los entrenamientos del Gran Premio de Canadá. Una decisión que sorprendió a todos. El austríaco le dio sus guantes y su casco a través de un alambrado al argentino Ricardo Zunino, que debió reemplazarlo.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Yo había ido a ver la carrera, pero cuando Lauda decidió no correr el segundo turno, ahí mismo me hicieron subir a mí”, comentó en aquel momento el piloto sanjuanino tras el raudo abandono de Lauda, poniéndolo en pista para terminar los últimos 20 minutos que faltaban de tanda.

Lauda, tras haber estado en la primera tanda de clasificación, tomó la abrupta decisión debido a que aquel fin de semana (sábado 29 y domingo 30 de octubre de 1979) se le terminaba el contrato con Brabham. Preventivamente, Bernie Ecclestone, dueño del equipo, había invitado a Zunino a Canadá.

“Sólo alcancé a dar 10 vueltas con la misma ropa de Lauda, su mismo casco y el coche adaptado a su gusto”, contó el Colorado.

En el turno siguiente, Zunino acomodó el auto y todas las características del vehículo a su gusto. Y demasiado hizo en un monoplaza que no estaba hecho a su medida, sino a la de Lauda. El argentino, junto a los mecánicos de su escudería, tuvo que adaptar la butaca y la pedalera a su estatura. Al otro día, volvió a clasificar y, pese a su poca experiencia, se ubicó 19° en la partida.

Mirá también

En la mañana del 1° de octubre de 1979, el sanjuanino anduvo en su recordado Brabham BT-48 más de una hora, haciendo todas las pruebas necesarias. Zunino partió aquella carrera en la fila número 10 y consiguió quedar en el séptimo lugar al finalizar las 68 vueltas de competencia.

Fue una carrera memorable para Zunino por el rendimiento del auto, la capacidad de adelantar a sus rivales y que, a pesar de que tuvo que entrar a boxes una vez, recuperó el tiempo perdido y llegó en buena posición a la bandera a cuadros.

Articulos relacionados