Roberto Lavagna se mantiene en silencio y apuesta a fortalecer el espacio del “medio”Política 

Roberto Lavagna se mantiene en silencio y apuesta a fortalecer el espacio del “medio”

Dos minutos y cinco segundos le bastaron a Cristina Kirchner para sacudir el escenario político y generar un terremoto de especulaciones en la oposición y el oficialismo. Roberto Lavagna se mantuvo inconmovible, en “La Clo”, su chacra de Máximo Paz, lejos de los micrófonos y sin hacer declaraciones.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El ex ministro de Economía cree que nada cambió. Evitó al periodismo, pero intercambió mensajes con sus colaboradores de extrema confianza y con los dirigentes con los que construir su plataforma electoral. “Esto ratifica el importantísimo lugar que tiene un centro progresista definitivamente opuesto a ambos extremos de la grieta”, repitieron algunos de sus interlocutores más cercanos.

Los operadores políticos del economista señalaron que Lavagna intensificará su agenda y sus actividades de campaña que hoy se inscriben dentro de su incipiente espacio Consenso19. Insisten en que buscará mostrarse equidistante de los dos polos de la grieta: el macrismo y el kirchnerismo. Descartan que el movimiento de la ex Presidenta signifique un modo de achicar la grieta. “No vemos nada en ese sentido”, se desentienden.

El lunes se reunirá con dirigentes provinciales del MID -que a nivel nacional acompañan a Cambiemos- pero en distintas provincias acompañan tienen juego propio. Luego, visitará una universidad privada en el marco de sus reuniones con jóvenes.

Mirá también

Su presencia -confirmada y desmentida en trascendidos- en la promocionada reunión con los referentes de Alternativa Federal todavía es una incógnita.

Primero, porque -en rigor- no forma parte de ese espacio. Segundo, porque Lavagna insiste en ampliar la plataforma electoral por fuera del peronismo y preferiría que el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, por ejemplo, participara de una cumbre de precandidatos. “¿Ustedes saben cuándo es la reunión y quién asistirá?”, preguntan en el entorno de Lavagna. En el Frente Renovador ya le pusieron fecha y no cuentan al economista entre los invitados.

El círculo que rodea a Lavagna prefiere no especular sobre los movimientos y las declaraciones de Sergio Massa, que se apuró en confirmar su candidatura presidencial y en manifestar su respeto por el flamante precandidato presidencial del kirchnerismo Alberto Fernández.

Mirá también

Sí miran con detenimiento los movimientos del empoderado gobernador cordobés Juan Schiaretti. Dentro de su armado relativizan el apoyo de algunos gobernadores a Alberto Fernández. “Están en campaña”, dicen. 

Varios de los convidados a la reunión del lunes pasado -como Lifschitz y los radicales disidentes de Cambiemos Ricardo Alfonsín y Federico Storani- le reclaman por lo bajo a Lavagna que pise el acelerador de su candidatura. Con algunos de ellos conversó este sábado, aunque el hermetismo fue total. Cerca del ex ministro aseguran que así será.

Margarita Stolbizer -otra de las patas del progresismo que apoyan a Lavagna- visitó este al intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, con el que el lavagnismo mantiene diálogo. 

Lifschitz, en tanto, ponderó el viernes el planteo de Alfredo Cornejo -que pidió sumar nuevos actores a Cambiemos. Alfonsín cree que la decisión de CFK obliga a ampliar el espectro y trabaja para empujar a la UCR y a Lavagna a una nueva coalición. 

Cerca del ex ministro le ponen un freno. “Con el radicalismo somos primos hermanos, el diálogo no se cierra nunca, pero Lavagna solo va a ser candidato de Consenso19, ya hay radicales que están trabajando con nosotros”, avisan. 

Mirá también

En el círculo del economista descartan más que nunca la posibilidad de un encuentro entre el ministro del Interior por los consensos que propuso Mauricio Macri. “No voy a reunirme con Frigerio por la foto”, dijo el viernes a FM Delta.

Veinticuatro horas después, Lavagna se refugió en su silencio. Hablaron en cambio, dos de sus máximos promotores. El precandidato Miguel Pichetto y el ex Presidente Eduardo Duhalde criticaron con dureza la estrategia de la ex mandataria.

Articulos relacionados