Mario Negri: “Juan Schiaretti arregló con el kirchnerismo  y lo esconde”Política 

Mario Negri: “Juan Schiaretti arregló con el kirchnerismo y lo esconde”

¿Qué se decide este domingo en Córdoba?

– Que después de 20 años de un gobierno que estuvo en manos de dos personas, si la sociedad puede hacer viable lo que parecía imposible. Sucedió en Buenos Aires con María Eugenia Vidal después de 28 años de peronismo o en Jujuy con Gerardo Morales después de más de 30 años de peronismo. En Córdoba, en estos 20 años, se produjo una anestesia social por la concentración de poder. El domingo se juega si somos un feudo con esmoquin.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

– ¿Feudo con esmoquin?

– Por la bajísima calidad institucional: acá no hay cuadernos, no hay arrepentidos, hay un fuero anticorrupción que se creo en 2004 y solo investigó 6 causas. Acá hay gula de poder. Si los cordobeses le quieren ponerle un límite, pueden ayudar a dar la sorpresa y producir un cambio. Yo competí contra Schiaretti, competí contra el Estado: hubo un despliegue obsceno de recursos. 

– Schiaretti dice que en Córdoba gobierna el peronismo republicano…

– República se llaman muchos: Burundi también, Maduro se llama república. Hay que ver como funcionan las instituciones: en estos 20 años, solo el 30% de la obra pública fue por licitación. El gobernador dijo que Odebrecht se quedaba en Córdoba porque era ligera y barata: se acaba de suicidad un presidente en Perú y la buscan en 14 países por sobornos, y barata, también, pero a clavado a medio Córdoba. Pero acá hay un silencio que aturde. Vinieron hace 20 años a bajar los impuestos y ahora Córdoba tiene los más altos del país. La peor empresa de energía, EPEC, con tarifas un 40 % más altas que Santa Fe. Debemos 170 mil millones de pesos, el 85% en dólares.

Mirá también

– Paradójicamente, el propio Macri ha elogiado a Schiaretti.

– El gobierno nacional le dio a Córdoba lo que el kirchnerismo no le dio en 12 años, Le dio 240 millones que son muy bienvenidos para los cordobeses. Pero Schiaretti arregló con el kirchnerismo y esconde la novia

– ¿Quien es la novia?

– El kirchnerismo: la acompaña al altar pero no quiere que la vean. Deben asumirlo. Mientras el viento soplaba bien, Schiaretti se sacaba selfies con Macri ahora que están un poquito en crisis, se esconde.

– ¿El clima nacional afecta la elección local?

– No puedo determinarlo pero siempre influye. Imaginate que ellos pusieron 500 millones en la campaña y yo hice 300 mil kilómetros En la gente palpo preocupación. Obvio que hay problemas pero nadie quiere volver al pasado.

Mirá también

– Pero hubo presencias nacionales. Pasó Carrió, y dejó un tembladeral…

– Esto es sencillo: yo no le pedí nada a nadie ni fui a buscar a nadie. Tengo edad suficiente para decidir que puedo gobernar esta provincia. Pero soy amigo de Carrió y tengo pensamientos distintos. El problema con Carrió no es si se excedió y pidió disculpas, sino si el narcotráfico está o no está. Y está. A María Eugenia Vidal no fui a pedirle que venga ni la mandó el gobierno pero me llena de orgullo gente así, igual que mi amigo Gerardo Morales. Para muchos radicales, que hacen “radicalometro”, que las batallas se dan, incluso las que uno no quiere. Pero yo no soy el candidato de Macri, el no se mete. Ni tampoco voy a hacer responsable a nadie del resultado. Me la banco yo. 

– ¿Afectó la división del radicalismo?

– No quiero hablar ahora, después de la elección si. Mucho para decir: por ejemplo, que con el peronismo hay que competir, no tener complicidad. Y del radicalismo nacional, sobre qué límites tenemos. He tenido fuertes discusiones con el gobierno y he dicho que hay que dar un salto de calidad pero elijo el momento y los ámbitos.

Mirá también

– Y la unificación de la elección de la ciudad?

– Fue un error.  Es una competencia difícil, con el PJ abrazado al kirchnerismo y el GEN, abanderado de la transparencia, aliado a Schiaretti. 

– ¿Para la unidad faltó compromiso de la Casa Rosada?

– La Casa Rosada no tiene porque participar de la unidad, cada uno hará los cálculos que tenga que hacer. En la política, uno puede tener estrategias y técnicas pero lo que no puede perder es el rumbo en el que se va

Articulos relacionados