Dolor por la muerte de Jerónimo Bello: una rehabilitación que se complicó durante el último añoDeportes 

Dolor por la muerte de Jerónimo Bello: una rehabilitación que se complicó durante el último año

El rugby argentino sufrió un durísimo golpe. Jerónimo Bello, el jugador de San Isidro Club que había quedado cuadripléjico como consecuencia de la grave lesión cervical que sufrió durante un partido en 2016, falleció el lunes por la noche a los 25 años. El pilar derecho, hijo de Juan Pablo Bello, de larga trayectoria en el club Champagnat, había sido internado el sábado por una infección. 

Aunque durante el primer año tras la lesión, que lo obligó a someterse a varias operaciones, Bello había dado muchos pasos adelante en su recuperación; según pudo averiguar Clarín, la rehabilitación se hizo cada vez más difícil. En el último año, sufrió muchas infecciones; y de la última no se pudo recuperar.

Mirá también

“Jerónimo es una de esas personas que dejan un legado y que nunca mueren. Nos deja grandes enseñanzas, las de disfrutar cada momento, de valorar cada día y la de agradecer y ser agradecido. A pesar de que su vida se haya apagado, seguirá dando luz para iluminar con su ejemplo el camino de otros”, comentó Sebastián Perasso, ex jugador de SIC e integrante de la Subcomisión de Rugby del club.

En febrero, había presenciado el partido de Jaguares ante Bulls en la cancha de Vélez. Foto UAR

En septiembre de 2016, durante un encuentro entre su equipo y Newman, en septiembre de 2016, Bello sufrió el desplazamiento de la cuarta y quinta vértebra cuando se derrumbó un scrum a los 35 minutos de juego. El jugador fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Austral, pero ya no recuperó el movimiento de sus piernas ni sus brazos.

Jerónimo Bello QEPD. Fuerte abrazo a su familia y a todos los amigos del SIC…

— Martin Landajo (@MartaLandajo) 7 de mayo de 2019

Sin embargo, nunca bajó los brazos ni perdió la sonrisa, el buen humor ni su amor por el rugby. Es más, era común verlo acompañando a sus compañeros durante algún partido o festejando los triunfos del SIC. 

Mirá también

En febrero, hasta se dio el gusto de sacarse algunas fotos con Jaguares en la previa del partido que la franquicia argentina jugó ante Bulls en la cancha de Vélez por el Super Rugby.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La noticia goleó muy fuerte a todo el rugby argentino. El SIC suspendió este martes todas las actividades deportivas y por la noche se ofició una misa en el club para acompañar a su familia y a sus amigos.

Al mensaje que publicó el SIC en sus redes sociales se sumaron los de otros clubes del ámbito local y de la propia Unión de Rugby de Buenos Aires. Y también los de varios jugadores, dirigentes y entrenadores argentinos, entre ellos Martín Landajo, Agustín Pichot y Gonzalo Quesada.

Un abrazo a toda la familia Bello y del SIC. Un dia muy triste para todos.

— agustin pichot (@AP9_) 7 de mayo de 2019

 La racha de lesiones y los cambios del fijo 

Entre agosto de 2015 y septiembre de 2016 tres rugbiers argentinos sufrieron lesiones cervicales graves mientras disputaban sus partidos: Juan Gastaldi (CASI), Ignacio Maeder (Duendes) y Jerónimo Bello. Tras la del pilar de SIC, la Unión Argentina de Rugby (UAR) introdujo una serie de cambios en el scrum en los torneos nacionales con reglas más estrictas para promover la estabilidad y la velocidad de disponibilidad de la pelota en esa formación. Entre las modificaciones estuvo la prohibición de empujar el scrum más de un metro y medio. Y aunque la UAR decidió volver a habilitar el empuje libre desde junio, la Unión de Rugby de Buenos Aires sostendrá la medida restrictiva durante todo 2019. Además, en los últimos tres años desde la UAR se puso un especial énfasis en la capacitación y educación de jugadores, entrenadores y árbitros en la práctica del scrum.

MFV

Articulos relacionados