Las ventas minoristas llevan 16 meses en bajaSociedad 

Las ventas minoristas llevan 16 meses en baja

La situación económica en el país no mejora y el consumo en los comercios minoristas cada mes que pasa deja más en evidencia la recesión que está viviendo Argentina. De hecho, en los locales físicos el descenso durante abril fue del 15%, en contrapartida del leve crecimiento de 0,3% que registró el comercio online. Puntualmente, los ajustes desmedidos en los alquileres y los costos financieros fueron dos factores de preocupación del comercio, además de las bajas ventas.


Específicamente, el documento mensual elaborado por la entidad en cuestión remarcó que las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 13,4% en abril frente a igual mes del año pasado, cumpliendo 16 meses consecutivos en baja. Para los primeros cuatro meses del año acumulan una descenso de 12,1%.


“Las ventas en locales al público declinaron 15% anual con bajas fuertes en todos los rubros relevados. En la modalidad online no tuvieron el empuje de otros meses y las ventas subieron sólo 0,3%, con cuatro ramos en alza, dos sin cambios y seis en descenso”, afirmaron desde CAME. Puntualmente, las tarjetas recargadas y la necesidad de bajar los niveles de endeudamiento de las familias repercutieron en la venta online particularmente, que es muy dependiente de ese medio de pago.


Las ventas en abril se mantuvieron muy quietas, incluso las ofertas agresivas tuvieron poco atractivo. Hubo muchos comercios liquidando mercadería al costo, con descuentos de hasta 60% que absorbieron completamente los empresarios frente a las urgencias de liquidez. No obstante ello, los compradores no aparecieron.


El 76,3% de los comercios consultados por CAME tuvieron declives anuales en sus ventas, y sólo el 14,2% se mantuvo en alza. Las subas en los alquileres está siendo un factor de presión sobre los costos de los comercios. Los más afectados buscaron zonas más económicas o locales más pequeños para mover sus negocios y achicar costos.


Las caídas anuales más profundas se registraron en Calzado y marroquinería (-22,2%), Joyerías, relojerías y bijouterie (-16,7%), Bazares y regalos (-16,9%) y Electrodomésticos, Electrónicos, Computación, y Celulares (-15,6%). La contracara de la disminución en este último rubro fue el incremento en la demanda de reparaciones.

Clic para Ampliar

Expectativas positivas

Las ventas minoristas cayeron 13,4% en abril 2019 frente a igual fecha de 2018 y 3,1% cuando se compara abril contra marzo (sin desestacionalizar). Las expectativas para los próximos meses tuvieron una leve desmejora: el 24,2% de los comercios consultados espera que se recupere el consumo en los próximos tres meses, pero 45% no espera cambios y 30% cree que seguirá bajando. El resto contestó que no sabe cómo será su situación particular de cara al futuro inmediato.


“Las perspectivas para el resto del año son inestables, hay mucha incertidumbre en los consumidores. Hacen falta medidas directas como acceso al crédito accesible para los consumidores, beneficios fiscales a las pymes, y baja en los aportes patronales”, reconoció Víctor Palpacelli, presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA). Si bien evaluó que las medidas recientes adoptadas por el gobierno parecen ser positivas, todavía mantiene cautela sobre el impacto real.


En ‘Alimentos y Bebidas’, las ventas en cantidades disminuyeron 8,6% anual y acumulan un declive de 6,2% en el primer cuatrimestre del año. La tendencia fue negativa en todo el país, pero especialmente en provincias como Tucumán, Jujuy, y Santiago del Estero. Lo que más se resintió fue el consumo de carne vacuna, lácteos y fiambre, especialmente por las subas de precios agudas con que llegaron esos productos al comercio.


En ‘Neumáticos’, el expendio descendió 13,3% frente al mismo mes del año pasado. Bajaron 15,3% en la modalidad local físico, y subieron 10% en la modalidad online. Según los comercios consultados, si antes el comprador cambiaba de a dos o cuatro cubiertas, ahora se van renovando de a una y se hacen durar las gastadas por más tiempo.


En ‘Muebles, decoración y textiles para el hogar’, las ventas declinaron 15,6% frente al mismo mes del año pasado, destacándose un incremento de 15,4% en el e-commerce. Lo que más se sintió fue la merma de productos de alto valor, que en el mejor de los casos, fueron reemplazados por accesorios. Los descuentos ofrecidos no fueron suficientes para convencer al comprador, que por ahora postergó esos consumos.


En ‘Indumentaria’, la salida cayó 13,7% frente al mismo mes del año pasado, un achicamiento profundo que se extendió a la venta electrónica (-1,4%). El rubro se movió con muchas consultas y pocas operaciones. Se sintió la falta de circulante en la gente. Y para sumar problemas, la venta ilegal fue muy intensa en todo abril, con productos ingresados de contrabando a precios imposibles de igualar por el comercio formal. Una campera liviana de pluma, de calidad media, que en cualquier local formal no bajaba de $2000, se podía conseguir a $1300 en la calle.

Nación confirmó la emergencia comercial en Chubut

En este contexto, vale recordar que semanas atrás la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó hasta fin de año la emergencia comercial en Chubut, la cual comprende la suspensión de las ejecuciones y embargos a las PyMEs en todo el territorio provincial. Específicamente, esta medida fue ratificada a través de la resolución general 4456/2019, publicada en el Boletín Oficial.


Con esta prórroga quedan suspendidas hasta el 31 de diciembre próximo la emisión y gestión de intimidaciones por falta de presentación y pago, así como la iniciación de juicios de ejecución fiscal y el cobro de las deudas reclamadas, correspondientes a los sujetos alcanzados por los beneficios previstos en la Ley de Emergencia Comercial, sancionada por la Provincia. Cabe aclarar que, la emergencia ya había sido aprobada por la Legislatura de Chubut, y fue el primer paso para que las Cámara comerciales tramiten la prórroga a nivel nacional.


Puntualmente, tras la declaración del estado de emergencia comercial en todo el territorio provincial por 180 días contados a partir de su entrada en vigencia, podrán acceder a los beneficios aquellas empresas que acrediten la inscripción en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos y domicilio fiscal constituido en la provincia del Chubut, previamente a la entrada en vigencia de la ley que extiende la Emergencia Comercial.


En ese sentido, deberán exhibir la característica de micro, pequeñas y medianas empresas radicadas en Chubut con más de 24 meses de actividad económica registrada y que encuadren dentro de la clasificación establecida en la Resolución Nº 154/2018 dictada por el Ministerio de Producción de la Nación y que hayan mantenido la fuente laboral de todos sus empleados desde el 1 de enero de 2018 y que la mantengan mientras dure la Emergencia Comercial.

Articulos relacionados