Consultoras privadas estiman que la inflación llegará al 45 por ciento en 2019Sociedad 

Consultoras privadas estiman que la inflación llegará al 45 por ciento en 2019

La mayoría de las consultoras privadas esperan hasta 45% de inflación minorista para 2019, una proyección revisada al alza tras los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y la aceleración en el precio de los alimentos y bebidas, principalmente.


El alza de los precios contiuará golpeando a los salarios, que volvieron a perder poder adquisitivo en febrero, de acuerdo con datos oficiales difundidos por el instituto nacional de estadísticas. Mientras la inflación del segundo mes del año fue de 3,8%, el salario sólo creció 2,7%.


«A estos datos todavía falta agregarle marzo que mostró una suba de precios del 4,7%. La inflación continúa creciendo por encima de los salarios, lo que se refleja como una fuerte contracción del consumo y arrastra consigo a la actividad económica», consideró el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).


La volatilidad del tipo de cambio será clave también en el nivel de actividad. La consultora LCG corrigió a -1,7% la proyección del nivel de actividad para el año, debido a la volatilidad del tipo de cambio, las altas tasas de interés y el elevado riesgo país. «Y (de) una inflación persistente en un escalón por encima del esperado que no permite que se recompongan salarios e ingresos de jubilaciones y asignaciones que se rigen por la ley de movilidad», puntualizó.


Los datos de abril que manejan las consultoras privadas muestran una inflación de entre 3,7% y 4%. Y de hasta 45% en el año, siempre y cuando el dólar se mantenga calmo.


Martín Vauthier, de Eco Go, estima que la inflación será de 4% para abril. Este cálculo mensual elevó a 45% la medición anual, desde el 44% previo. El economista explica que hay una tensión entre la política monetaria contractiva del Banco Central y los estímulos al consumo que el Gobierno está instrumentando.


Gabriel Zelpo, de Elypsis, mencionó que de acuerdo con sus estimaciones la inflación se ubicará en torno de 4% en abril y 38% en el año, pero con riesgo al alza debido a la volatilidad cambiaria.


Matías Carugati, de Management & Fit, calculó que la inflación cerrará en abril en 4% y en 40% en todo el año. «Subimos esta última proyección desde el 38% que teníamos hace poco tiempo atrás». Habrá incidencia de los regulados, pero el grueso del aumento es por la inflación «core», analiza el economista de M&F. O sea, por la inercia y la depreciación. Este escenario no incluye grandes episodios de volatilidad cambiaria.


Camilo Tiscornia, de C&T, proyecta una inflación de 3,6% en abril y 37% en el año. La anterior medición era de 35% para todo el 2019. Los rubros que más pesan en la medición son Alimentos y bebidas, Indumentaria, Turismo, Gas, Salud y Educación.

Pérdida de poder adquisitivo

En tanto, el Índice de Salarios aumentó durante febrero 2,7% y acumuló un alza de 34,6% en el último año. En ese mismo lapso, la inflación acumuló una suba de 51,3%. De esa forma, la brecha entre la evolución de los ingresos y la suba de precios superó los 16 puntos porcentuales, lo que significa una caída del poder de compra del 12%.


La suba de 2,7% en las remuneraciones promedio durante febrero fue producto de un alza de 2,6%, tanto en los ingresos del sector público como en los de empleados no registrados, y de 2,7% para los trabajadores en blanco del sector privado.


El consumo no levanta: las ventas de supermercados cayeron 12,1% y la de los shoppings 17,6%


La pérdida de salario real de los empleados en negro se hace más notoria al observar los últimos doce meses. Sus ingresos avanzaron 31,5%, por lo que la distancia con la inflación es de casi 20 puntos. Esa brecha, entonces, implica un retroceso del poder de compra de 13%.


Puntualmente, un informe del IARAF explicó que «el rebrote inflacionario de febrero» tuvo como consecuencia una caída de salario real de 1,1%. «A estos datos todavía falta agregarle el mes de marzo que mostró una suba de precios del 4,7%. La inflación continúa creciendo por encima de los salarios, lo que se refleja como una fuerte contracción del consumo y arrastra consigo a la actividad económica», concluyó.

Articulos relacionados